Restaurante chileno es elegido entre los 50 mejores del mundo

Boragó se ubicó en el puesto 27 a nivel mundial y quinto a nivel latinoamericano.

Screenshot-2018-6-23 BORAGó CL

“Estamos felices y quiero compartir este premio no solo con los restaurantes de Chile y el equipo del Boragó sino que con toda la gastronomía chilena, esto es solo el principio”, dijo el chef Rodolfo Guzmán David Pino.

The World’s 50 Best Restaurants SANTIAGO.- El restaurante chileno Boragó fue elegido la noche de este martes entre los 50 mejores restaurante del mundo, durante la entrega de premios The World’s 50 Best Restaurants 2018, en una ceremonia celebrada en el Palacio Euskalduna de Bilbao (España).

Este año, el restaurante del chef Rodolfo Guzmán se ubicó en el puesto 27 a nivel mundial y quinto a nivel latinoamericano. Sobre el reconocimiento, el cuarto consecutivo del chileno en este ranking, Guzmán se manifestó feliz, y destacó lo importante que es el premio para Chile y su gastronomía.

“Estamos felices y quiero compartir este premio no solo con los restaurantes de Chile y el equipo del Boragó, sino que con toda la gastronomía chilena, esto es solo el principio”, aseguró el chef.

De acuerdo al premio otorgado, el restaurante de Guzmán se destaca por el uso de ingredientes nativos utilizados por los pueblos originarios (mapuche), que son recogidos en la cordillera de los Andes, de la costa del Pacífico, y en las colinas y valles del país.

“La gastronomía es un motor de la cultura, es una manera de expresarla y sabemos que un país sin cultura no se puede desarrollar correctamente, por eso siento que esto está recién comenzando”, dijo Guzmán.

Otros ganadores En tanto, en la cabeza del prestigioso ranking se ubicó por segunda vez el restaurante italiano Osteria Francescana, del chef Massimo Bottura. Osteria Francescana sucede al neoyorquino Eleven Madison Park, del chef suizo Daniel Humm, que el año pasado encabezó la lista y en esta edición quedó en 4ª posición.

“Mi primer pensamiento va a mi equipo en Módena, en Florencia”, dijo al recoger el premio un eufórico Bottura, ganador también en 2016.

“Esto es una cosa sorprendente, es algo que hemos construido juntos”, añadió dirigiéndose a los chefs presentes en la ceremonia este cocinero que, según cuenta, se atrevió a reinterpretar las recetas tradicionales de la cocina italiana.

En segunda posición quedó el español Celler de Can Roca, de la ciudad catalana de Gerona, y ganador en 2013 y 2015.

La tercera fue para el francés Mirazur, del chef argentino Mauro Colagreco.

El país más presente en la lista de este año fue España, con siete restaurantes entre los 50, seguida de Estados Unidos, con seis, y Francia, con cinco.

Perú tuvo también mucho protagonismo, ya que en el Top 10 entraron Central y Maido, en 6ª y 7ª posición respectivamente.

Además, se entregó un premio en reconocimiento a su trayectoria al chef peruano Gastón Acurio, que a sus 50 años ha sido uno de los grandes promotores de la cocina de su país en el extranjero.

Formado en Le Cordon Bleu de París, su principal restaurante es Astrid y Gastón, que abrió en Lima en 1994 con su mujer alemana y que en la lista de este año perdió seis posiciones, pasando del número 33 al 39. “La cocina une a la humanidad.

Cuando celebramos nuestras diferencias sólo pueden ocurrir cosas buenas”, declaró el chef peruano al recibir el galardón en el palacio Euskalduna de Bilbao. Del lado latinoamericano, México metió dos establecimientos justo después del Top 10: Quintonil (11º) y Pujol (13º). Por su lado, el francés Cédric Grolet fue elegido “mejor pastelero”, por su labor en el establecimiento Meurice, en París.

Y el galardón a “la mejor mujer chef”, en una gala muy masculina, fue para la británica Clare Smyth, del restaurante Core, que recientemente estuvo al frente de la comida de la boda entre el príncipe Harry y Meghan Markle.
Screenshot-2018-6-23 12 Greater China Restaurants on Asia's 50 Best List for 2018

Durante cuatro años consecutivos, Boragó ha puesto a la gastronomía nacional en la vitrina mundial.

Por Catalina Wallace

Este martes, el destacado restaurante chileno Boragó, salió nuevamente elegido entre los 50 mejores del mundo durante la entrega de premios The World’s 50 Best Restaurants 2018.

De ubicarse durante tres años consecutivos en el lugar número 42, este año ascendió rápidamente al puesto número 27 y ocupa nada menos que el quinto lugar a nivel latinoamericano.

Ir a Boragó es toda una experiencia. Es explorar Chile a través de los cinco sentidos y quien se encarga del viaje es el chef Rodolfo Guzmán, quien continuamente está investigando, recolectando y buscando nuevos productos en todos los rincones del país.

Es él mismo quien va físicamente a la cordillera de Los Andes, a la costa del Pacífico, y a cada colina y valle, a recolectar los ingredientes de sus preparaciones, trabajando además con pequeños productores y recolectores de cada zona.

En el restaurante no trabajan con una carta fija, sino que tienen un menú de degustación en permanente evolución a lo largo del año y a disposición de la despensa. Por ese motivo, es muy probable que los platos que pruebe un día, hayan cambiado a la semana siguiente o incluso puedan variar en la misma jornada.

Screenshot-2018-6-23 Restaurante chileno Boragó entre los cinco mejores de América Latina en 2017

Sus cinco platos estrella

1.- Picoroco Boragó Picoroco, pewén, leche de avellana chilena, aceite rostizado y mandarina chilena. Este plato es parte de la secuencia Picoroco-Loco.

Screenshot-2018-6-23 Conoce cinco platos estrella del restaurante chileno que está entre los 50 mejores del mundo Emol com(5)

2.- Pastel de erizos Boragó Pastel de erizos, ensalada de plantas de roca y caldo de Raices de kolof con buenos aceites.

Screenshot-2018-6-23 Conoce cinco platos estrella del restaurante chileno que está entre los 50 mejores del mundo Emol com(1)

 

3.- Cabeza de congrio Boragó Cabeza de congrio cocida al rescoldo (sumergida en las cenizas), caldillo de congrio de zanahorias mar y garum de rosas blancas.

Screenshot-2018-6-23 Conoce cinco platos estrella del restaurante chileno que está entre los 50 mejores del mundo Emol com(2)

4.- Loco Boragó Loco, flan de loco, lavanda y helado de tofu de almendra.

Screenshot-2018-6-23 Conoce cinco platos estrella del restaurante chileno que está entre los 50 mejores del mundo Emol com(3)

5.- Tres leches Boragó Leche de burra, leche de cabra, leche de vaca y peumos,
Screenshot-2018-6-23 Conoce cinco platos estrella del restaurante chileno que está entre los 50 mejores del mundo Emol com(4)

 

 

PICADAS SEMANA SANTA

Se acerca Semana Santa y muchos optan por cambiar la dieta carnívora y aferrarse a los platos provenientes del mar.

Para disfrutar como corresponde, le preparamos una selección de picadas para esta semana especial.

Es que en Semana Santa no hay moros en la costa, sino comensales festivos con ganas de probar los mejores mariscos y pescados de la carta.

Si usted anda por el norte de nuestro país, atento.

No diga que no le avisamos:

Iquique:

En esta gloriosa ciudad la parada obligada es en Los Remos, ubicado en Las tuninas 9. La relación precio/calidad es excelente y la comida de mar está tan buena que hasta el mismísimo Jesús quisiera resucitar en el Miami chileno.

Antofagasta:

Una picada que saca siempre aplausos es el Restaurante La Normita. Aquí encuentra comida de mar al plato y en empanaditas

¿Qué más se le puede pedir a este oasis en plena carretera? Encuéntrala en la Ruta 1 de Antofagasta.

Coquimbo:

En esta tierra de playas hermosas, encontramos en calle Rengo 22, la Picá del Lupa. Aquí empanadas, pescados y mariscos encontrarán por montón. Se recomienda eso sí su típico pastel de jaiba y luego un paseo por la playa hasta el atardecer.

Llegamos golosos a la costa central, espacio dedicado a los lugareños y santiaguinos ahogados del cemento capitalino.

 

Litoral central:

Todas las playas que visitamos desde niños y que seguimos llenando año tras año:

El Quisco, Isla Negra, El Tabo, Cartagena, El Canelo, Algarrobo, Punta de Tralca

Son un estupendo panorama de fin de semana largo.

En esta ocasión recomendamos Reina del Mar, ubicado en Avenida Ignacio Carrera Pinto – Cruce G-94-f de Algarrobo y si avanza unos 20 minutos más, sepa que en la Playa Chica de Cartagena está El Cinzano, tradicional local de comida marina, chilena y casera donde los atenderán como si fueran los vecinos de siempre

Valparaíso:

De los colores del puerto principal nos trasladamos un poco más al norte hacia Concón ¡Porque no se pueden perder las machas de La Picá del horizonte!

Y para qué decir del jardín de mariscos que preparan con tanto cariño. Con hijos o solitos en pareja, tendrán una velada especial en una terraza con vista al mar.

Si hace frío al anochecer diga que aquí le recomendamos un caldillo de congrio para calentar hasta al más terco y con el mar de fondo imposible no sentirse regaloneado.

Valdivia:

¡Ahora abríguese porque nos fuimos al sur!

Paramos en la bella ciudad de Valdivia con el mejor sabor de la costa de la zona. Si ustedes pensaron que Valdivia era sólo fiesta de la cerveza, es porque la comadrita y el compadrito no ha ido al restaurante Nuevo Mar Azul.

Pida un ceviche con unas papas fritas para engordar el alma mientras reflexionan y descansan en semana santa.

Puerto Montt

Por último, para quienes se alejaron de Puerto Montt sin saber por qué, los vamos a traer de una oreja el fin de semana largo Pa’ Mar Adentro. Y no, no me malinterprete, no es que lo llevemos castigado a un lugar lejano, sino que este es el nombre de nuestro lugar elegido para encantarse con los pescados más grandes y frescos de la zona.

Si dicen que en el sur se come con abundancia imagínese cómo va a quedar de pochito acá. Porque en Puerto Montt cuando se come, se cooome.

Al final de cuentas, lo más importante es pasarlo con los que más quieres.

¡Salud por eso!

Latin Americas’s 50 Best Restaurants 2017

Latin Americas’s 50 Best Restaurants

2017

  • No.1
  • Maido
    Lima, Peru

  • No.2
  • Central
    Lima, Peru

  • No.3
  • D.O.M.
    São Paulo, Brazil

  • No.4
  • Pujol
    Mexico City, Mexico

  • No.5
  • Boragó
    Santiago, Chile

  • No.6
  • Quintonil
    Mexico City, Mexico

  • No.7
  • Astrid y Gastón
    Lima, Peru

  • No.8
  • A Casa do Porco
    São Paulo, Brazil

  • No.9
  • Maní
    São Paulo, Brazil

  • No.10
  • Tegui
    Buenos Aires, Argentina

  • The World’s 50 Best Restaurants 2017
  • The List

  • Discover the complete list of Asia’s 50 Best Restaurants 2017

Las mejores empanadas de Santiago 2017

Locales de Lo Barnechea, La Reina y Recoleta lideraron este tradicional concurso que se realiza pocas semanas antes de que comiencen las Fiestas Patrias.

La ganadora de esta nueva edición de la competencia fue la panadería “Rosalía”, ubicada en la calle Pastor Fernández 15.521, en la comuna de Lo Barnechea.

Mientras que el segundo lugar fue para “La Nonna”, una amasandería que está emplazada en Palmas de Mallorca 156 (La Reina).

El tercer puesto lo ocupó el local “Empanada Mía” que se encuentra en Avenida Perú 1474, en la comuna de Recoleta.

El jurado realizó la degustación sin tener a la vista los nombres sus fabricantes o proveedores.

La elección se efectuó en Espacio Gastronómico del chef Guillermo Rodríguez.

En la competencia fueron evaluadas más de medio centenar de empanadas compradas en comercio establecido, como panaderías, amasanderías y supermercados de la Región Metropolitana.

Las preparaciones fueron calificadas dentro de una escala de 1 a 7, atendiendo a la calidad de los ingredientes –tanto de la masa como del pino- y al aspecto general de cada producto.

Restaurantes para Carnívoros

Baltinache, San Pedro de Atacama

Si se quiere comer en Baltinache, es absolutamente necesario reservar, ya que de lo contrario es difícil encontrar una mesa disponible.

Este es uno de los mejores secretos de San Pedro de Atacama porque no está en la calle principal, sino que un poco más alejado por Domingo Atienza, en una pequeña pero acogedora casa y si uno no supiera que es un restaurante, podría pasar de largo. César Ossandón y Marta Neculpan son quienes están a cargo de este restaurante.

Él le brinda el sabor atacameño a la comida y ella aporta el toque indígena por su ascendencia mapuche. Ambos reúnen los mejores sabores de dos mundos, preparando platos con productos como chañar, algarrobo, papas moradas, quinoa, rica-rica, piñones, changles y murtilla.

No tienen carta pero sí un menú de $13.000, donde se puede elegir una de las dos entradas, platos de fondo y postre. Dependiendo de la semana y de la creatividad de los dueños, puede encontrar platos preparados con codornices, perdices, cordero e incluso guanaco. Toda una experiencia. Tienen un buen surtido de vinos.

Domingo Atienza s/n con Palpana. 976582677/998710103.

Restaurant Rucalaf, Chiloé

Queda justo a medio camino entre Castro y Dalcahue, en un punto estratégico donde transitan todos los locales y turistas que se mueven de un punto a otro. Los más despistados que pasan por afuera de Rucalaf y no ven su cartel, podrían pensar que es una casa, pero en realidad es un restaurante que se ha destacado por su propuesta de utilizar productos locales en su menú.

Aunque no es un lugar especializado en carnes, sí las saben trabajar muy bien. Entre los platos más pedidos está el conejo estofado con chalotas al escabeche, también el lomo de vacuno a la plancha con salsa de cholgas ahumadas o la plateada al vino tinto ideal para los días fríos.

Todos los platos vienen con un acompañamiento a elección que puede ser risotto o verduras grilladas, entre otros.

Sin duda un restaurante que hay que conocer. Kilómetro 3,6 de la ruta a Rilán (W-55), cerca de la ciudad de Castro, Chiloé. 995797571.

Cervecería Petermann, Huilo-Huilo

El solo hecho de sentarse en la terraza de la Cervecería Petermann y disfrutar del paisaje a su alrededor, hace que valga la pena ir a darse una vuelta a este restaurante.

Queda aislado de toda la civilización y está en el corazón de la reserva Huilo-Huilo, es decir no es de fácil acceso pero si se está en la zona vale la pena ir a darse una vuelta. La propuesta del local es sencilla y directa: cervezas y pizzas. La mayoría de las pizzas están hechas con productos del sector e incluso con animales que crían en el mismo lugar.

En su carta destaca la Bagual -con jamón acaramelado, longaniza artesanal, cebolla, huevo frito, carne de res y tomate picado- y la Hua-Hum, ideal para quienes les gusta la carne, porque tiene jamón acaramelado, cerdo asado, trozos de ciervo, jabalí y choricillo.

Hay que ir con paciencia porque el servicio es un poco lento y en ocasiones no tiene todas las cervezas que aparecen en la carta. Carretera Internacional CH-203, km 59 D – Neltume, Panguipulli, Región de los Ríos.

La Parrilla de Thor, Valdivia

Con un ambiente rústico, La Parilla de Thor ha destacado en Valdivia como una de las buenas opciones para los que buscan carnes rojas. Generalmente los comensales de este local son hombres antojados de carne y los días que hay partido, se distraen con el televisor que tienen en el local.

En su carta tienen cortes de bife de chorizo de distintos gramajes -dependiendo del hambre del comensal-, hasta asado de tira, entrecot, entraña y lo más suave sería una milanesa que casi es del porte del plato, sin duda para compartir.

De sus acompañamientos destacan las papas bravas o algo que no falla nunca, el a lo pobre.

A esta parrilla se viene con hambre.

Arturo Prat 653, Valdivia. 632270767.

La Pampa, Temuco

Quienes visitan La Pampa no solo vienen por sus carnes, sino también por la buena atención y su cálida decoración, parte de la cual es un despliegue de vinos que tienen al interior del local.

En la carta tienen todo tipo de cortes y aunque puede que se demoren un poco en traerlos, vale la pena la espera porque se toman su tiempo en llegar a la cocción elegida.

De sus carnes destaca el asado de tira, las mollejas, tienen un sabroso lomo vetado que es de un buen tamaño, y ojo con el entrecot que es de un tamaño no menor y de todas maneras se puede compartir.

Aunque los precios son algo elevados, sus carnes valen la pena y son acompañados con una buena carta de vinos. San Martín 137, Temuco. 452329999.

Carnal, Santiago

Carnal, restaurante especializado en carnes, cuenta con dos nuevos cortes que dejará a sus comensales con la boca abierta: el Flat Iron y el Tomahawk. El Flat Iron son 300 gramos de una muy sabrosa punta paleta que en realidad no dan ganas ni de compartirla.

Y el Tomahawk es un lomo vetado que en total pesa 1.5 kilogramos y que sí que para compartir, porque alcanza para al menos cuatro personas (aunque en el restaurante cuentan que se ha visto gente comer un Tomahawk ellos solos).

Ambos cortes son Angus Aberdeen certificados de calidad High Choice, con un alto nivel de marmoleado que entrega una textura, suavidad y sabor únicos debido a la alta infiltración de grasa.

De la carta de Carnal también hay que destacar sus hamburguesas hechas con Angus recién molida. Y de los cortes clásicos no se puede perder la entraña.

Todas las carnes las preparan en un horno broiler, un sistema usado en los grandes steakhouses del mundo, y que funciona con placas infrarrojas que permiten un calor más parejo y a la vez conservar los jugos de cada corte. Alonso de Córdova 3053, Vitacura. 227176161.

EMPANADAS SANTIAGO 2016

Cata de Empanada 2016

Un panel de catas del Círculo de Cronistas Gastronómicos y chefs especialistas en cocina chilena, en degustación a ciegas, analizó la calidad de más de medio centenar de empanadas chilenas compradas en locales de diferentes comunas de la capital.

Como ha sido habitual en vísperas de Fiestas Patrias, el Círculo de Cronistas Gastronómicos de Chile realizó una evaluación de las empanadas chilenas -de pino y horneadas- que se ofrecen en distintos sectores de la capital.

La degustación a ciegas, es decir, sin tener a la vista los nombres sus fabricantes o proveedores, se efectuó en Espacio Gastronómico del chef Guillermo Rodríguez en las mejores condiciones de servicio.

Comprendió más de medio centenar de empanadas compradas en panaderías, amasanderías y supermercados de comunas de la Región Metropolitana.

Las mejores empanadas de SCL

A continuación se detallan las mejores empanadas que recibieron la más alta puntuación:

1.- Las Rosas Chicas, Luis Pasteur 6577, Vitacura (+56 22218 4779)

2.– Da Dino, Av. Apoquindo 4228, Las Condes (+56 2208 1344);

3.- La Méndez, Av. Las Condes 9571, (+56 22243 2652)

4.- Tomás Moro, Av. IV Centenario 1072, Las Condes, (+56 22201 9161)

5.- Bread & Cake, Av. José Alcalde Délano 10682, local 4, Lo Barnechea (+56 22948 5307)

“Nuestra idea es anticiparse a las celebraciones de Fiestas Patrias que, además traen un plus el Día Nacional del Vino y que aumentan sustancialmente el consumo de este producto. Nuestra idea es poder orientar un poco a la comunidad de qué escoger y cuáles son los criterios que hay que considerar respetando las normas y buenas prácticas de la buena manufactura de la empanada chilena”, enfatizó Harriet Nahrwold, presidenta del Círculo de Cronistas Gastronómicos de Chile.

La comisión de cata de este 13° Concurso de Empanadas del Gran Santiago estuvo formada por los cronistas Carolina Freire, Darío Córdova, Pilar Larraín, Patricio Rojas, Macarena Achurra, Alejandra Hales, Alejandra Mulet y los chefs Álvaro Barrientos, de la Fuente Chilena; Pilar Rodríguez, chef de Food & Wine Studio, Colchagua y Claudio Úbeda, chef de restaurante The Glass, hotel Cumbres Patagónicas. Las empanadas fueron calificadas dentro de una escala de 1 a 7, atendiendo a la calidad de los ingredientes –tanto de la masa como del pino− y al aspecto general de cada producto.

Parte de nuestra comisión evaluadora

En esta oportunidad fue Reserva de Pueblo de viña Miguel Torres el vino que acompañó la ardua tarea de los catadores, con las que maridaron las muestras que se probaron.IMG_7568

En esta versión nos acompañó la Viña Miguel Torres y aceites de olivo Canepa de TerraMater

También apoyaron esta iniciativa aceites de Oliva Canepa de viña Terramater y Espacio Gastronómico del chef Guillermo Rodríguez.

Éstos son los criterios de cata:

Masa:

Delgada, suave, consistente, ligeramente quebradiza (pero no seca ni que se de;arme a la primera mordida), con suficiente manteca (ojalá animal), pliegues proporcionados (no toscos ni excesivamente gruesos); bien horneada (doradita, no quemada), sin sectores crudos.

Pino:

Guisado jugoso, generoso, equilibrado, hecho con carne de vacuno de buena calidad, de preferencia picada, sin nervios o trozos de grasa (aunque es preferible una buena carne molida, que una carne picada de mala calidad); con cebolla de guarda picada en cubos (no fresca ni de verdeo); aliñado con comino, pimienta y ají de color (puede llevar también un poco ají, o incluso merquén, pero lo justo y necesario para que el guisado no se convierta en algo picante); con una aceituna negra entera por empanada (puede ser sin cuesco, pero ojalá no laminada), un trozo de huevo duro y, opcionalmente, pasas de uva; sin aglutinantes, como la maicena, ni agregados de perejil, apio, orégano y otros vegetales o hierbas.

La empanada como conjunto:

Debe tener un aroma deleitoso e invasor donde confluyan, en forma equilibrada, los olores de carne, cebolla, ají, comino y masa horneada. Y un sabor irresistible, gracias a la calidad, armonía y perfecta cocción de sus ingredientes.

NAVIDAD AL PLATO

La Navidad, la madre de todas las fiestas, no escapa a esta costumbre. Aquí les presentamos un recorrido por distintos países y sus tradiciones navideñas comestibles.

Pilar Hurtado 

 

Pan de jengibre

Es típico de la Navidad checa y comenzó a prepararse a fines de la Edad Media. En ese tiempo era un lujo de ricos, pues sus ingredientes -cacao, miel, especias exóticas- eran muy caros, y había que transportarlos desde muy lejos.

Por esta razón, los reformadores religiosos del siglo XV Jan Hus y Jan Žižka querían prohibirlo por ser un manjar demasiado vanidoso. Por suerte, en el siglo XVIII dejó de ser una delicia de ricos y se difundió entre todas las clases sociales. A principios del siglo XIX se comenzó a producir masivamente.

El pan de jengibre actual ha variado un poco, pues los antiguos tenían más miel (algunas recetas antiguas indican que era hasta la mitad del peso de la harina utilizada). Por el peso de la miel, trabajar la masa no era nada fácil, por lo que este oficio era desempeñado casi exclusivamente por hombres.

El pan original tenía también más especias, hay fuentes históricas que hablan hasta de 90 variedades. Los primeros en fabricar el pan de jengibre fueron los monjes en los monasterios, quienes le agregaban pimienta -en latín, ‘piper’- para hacerlo más picante y más apto para acompañar el vino. De allí vendría también su nombre checo peprník, que quedó como perník.

Pan de jengibre

Christmas Pudding o Plum Pudding

Tradicional preparación inglesa altamente calórica y sabrosa (el clima de fin de año en el hemisferio norte es favorable para este tipo de dulces). Sus orígenes podrían estar en un guiso llamado frumenty, un cocido de cordero y carne al vino, condimentado con ciruelas y pasas, ya documentado en el siglo XIV.

Hacia 1595 este guiso comenzó a transformarse en un pudín de ciruela (plum), enriquecido con huevos, pan rallado y nueces, aromatizado con cerveza. Como era un plato casi lujurioso por todos sus ingredientes, a mediados del siglo XVII fue prohibido por los puritanos.

Recién volvió a prepararse cuando Jorge I lo introdujo nuevamente en los festejos navideños de 1714. Y en el siglo XIX se convirtió en emblema nacional, pues la reina Victoria lo servía en la mesa navideña real.

El christmas pudding, según indica la tradición, debe prepararse al inicio de Adviento para ser consumido el día 25. Se dice que debiera hacerse con trece ingredientes, que representan a Cristo y sus discípulos, y que cada miembro de la familia debe revolver con una cuchara de madera de este a oeste, en honor de los Reyes Magos.

Entre sus ingredientes hay cáscaras de cítricos confitadas, nuez moscada, pimienta de Jamaica, almendras, pasas, huevos, coñac, cerveza negra, migas de pan y grasa de ternera.

Christmas pudding

Cola de mono

Bebida elaborada con leche, aguardiente, café, azúcar y especias como canela, anís, clavo de olor y vainilla, típica de Chile para el tiempo de Navidad. Sobre su extraño nombre, hay varias teorías. Una de ellas dice que solía envasarse en las botellas del español Anís del Mono, en las que aparece un mono de larga cola.

Un par de teorías más relacionan el nombre con el apellido Montt. Siendo Presidente de Chile Pedro Montt, se cuenta que en una velada en casa de Filomena Cortés, al momento de retirarse, el Presidente pidió su revólver Colt. Para que no se fuera, porque la fiesta estaba buena, argumentaron que no lo encontraban.

Los vinos y licores se habían terminado, por lo que agregaron aguardiente y azúcar a un jarro de café con leche. La bebida fue un éxito y la bautizaron Colt de Montt en honor al revólver, nombre que habría ido degenerando hasta llegar al que hoy se conoce.

En Apuntes para la Historia de la Cocina Chilena, Eugenio Pereira Salas atribuye el cola de mono a Juana Flores, describiéndolo como “variación de los tradicionales ponches en leche con malicia, con su bien oliente agregado de esencia de café y vainilla”. En Chile, el cola de mono o colemono se acostumbra preparar en esta época y se toma heladito acompañando el pan de pascua.

Stollen

Este tradicional pan dulce alemán tiene centro de mazapán y la forma de un bebé; el azúcar en polvo simbolizaría los pañales y recuerda a Cristo recién nacido. El stollen tiene una larga historia en las celebraciones alemanas, pues su primera mención en un documento data de 1329, como un regalo de Navidad ofrecido a un obispo.

En un principio, las tradiciones católicas no permitían consumir leche o mantequilla durante los períodos de ayuno, y en tiempos de Adviento antiguamente se ayunaba. Por esta razón, las masas de los primeros stollen se preparaban con agua, avena y otros ingredientes austeros.

Años más tarde se fueron incorporando la mantequilla, mazapán, pasas y frutos secos, convirtiéndose en un pan dulce indispensable para las navidades germanas y en todos aquellos lugares a los que llegaron colonos alemanes, como Chile. Aquí lo preparan en ciertas pastelerías y es posible encontrarlo incluso en algunos supermercados.

Stollen

Panettone y Pandoro

La historia más difundida del origen del panettone italiano es que sería el ‘pan de Toni’. Toni era un ayudante de cocina de Ludovico el Moro, y sería él quien inventó por error este pan, al quemar el que había preparado para el banquete de los duques.

Entonces decidió sacrificar el trozo de masa que había guardado para sí mismo, y lo siguió amasando con otros ingredientes como azúcar, pasas y fruta confitada hasta que logró una masa muy leudada. El éxito habría sido tal que Ludovico lo bautizó ‘pan de Toni’.

Sea cierta o no esa historia, en la Edad Media existía la costumbre de celebrar Navidad con un pan mejor que el de todos los días, hecho de harina de trigo. Seguramente ese pan se fue enriqueciendo con nuevos ingredientes hasta llegar al esponjoso panettone que los italianos consumen en estas fechas, y que puede verse en todos los lugares donde su influencia haya llegado.

En Chile encontramos cada vez más variedad de panettone. Seguro que a eso han contribuido los inmigrantes peruanos, ya que es este tipo de pan italiano con el que se celebra en Perú la Navidad, existiendo variedad de marcas peruanas hoy en algunos supermercados nacionales.

El pandoro es otra delicia italiana navideña. Su origen estaría en la romántica Verona, la ciudad de Romeo y Julieta, alrededor de 1800, donde pasteleros austriacos preparaban un postre llamado nadalin que se comía solo en Navidad. En esos tiempos en la vecina Venecia también se fabricaba un dulce llamado pan de oro, el que se cubría con hojas de oro, y que podría haber originado el nombre.

El pandoro, de masa suave y dorada, se reconoce por su forma de estrella de ocho puntas, y antes de servirlo queda mejor si se calienta un rato. En Chile encontramos pandoro en tiendas de productos italianos y grandes supermercados.

Panettone

Rompope

En varios países de Centroamérica, aunque su origen pareciera estar en México, se bebe para Navidad este ponche de huevo. Su origen se remontaría a 1600, época en que las monjas Clarisas lo convirtieron en una bebida muy popular.

Los conventos eran lugares en los que se recibía a autoridades eclesiásticas y de gobierno, ocasiones para las que preparaban sus mejores platillos y bebidas, entre las que se encontraba el rompope. Cuenta la leyenda que en el convento de los franciscanos, en Puebla de los Ángeles, la encargada de preparar este ponche, con un poco de canela, ron, huevos y azúcar, era la hermana Eduviges.

Luego se comenzó a preparar en el convento de Santa Clara y su sabor fue tan aceptado que las monjas decidieron venderlo para sustento de la congregación. Hoy el rompope se prepara y se bebe en todo México y otros países de Centroamérica para Navidad.

Tanta wawa

Son panes en forma de guagua que en las zonas andinas de Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador se preparan masivamente para el día 2 de noviembre, para recordar a los fieles difuntos. En algunas partes, como en la provincia de Azuay, Ecuador, estos preciosos panes guagua forman parte también de los pesebres navideños.

Glühwein

En Europa la costumbre de tomar vino caliente con especias en tiempo de Adviento y Navidad está muy difundida. En Alemania se llama glühwein y es típico de los mercados navideños; en Suecia se conoce como glögg; en Dinamarca, gløgg, y cada país tiene uno a su estilo. Su origen debe venir de la costumbre medieval de beber vinos especiados, como el hipocrás.

El glögg es un tipo de glühwein escandinavo que se hace con vino tinto, cardamomo, canela, jengibre y clavo de olor, y es muy popular en esas tierras, aparte de ayudar a paliar el frío navideño. Se sirve en tacitas y se acompaña por lo general de almendras y pasas.

Glühwein

Arte de la panadería

Marraqueta es Moda

Es pan más vendido en Chile.  

por:  Por Diego Jerez V.
 
El 80% de pan que se produce en Chile corresponde a marraquetas, “pan francés”, o “batido” -como le dicen en la Quinta Región-.
El 80% se elabora en panificadoras, versus el 20% en industrias y supermercados.
La incertidumbre que se ha generado en torno a los panes de molde ha hecho que las miradas de los consumidores se centren en un producto que “es el más saludable de los panes”: la marraqueta.Tiene menos calorías que la hallulla.
Los chilenos consumen 51 kilos de marraqueta al año y 29 kilos de otros tipos, lo que da un total de 80 kilos per cápita al año.
La marraqueta es un pan que se bate y su receta es a base de harina, sal, agua y levadura. No tiene materia grasa.
Según Esteban González, “la marraqueta tiene menos calorías que los demás panes, e incluso ahora tiene menos sal que antes, para volverlo más sano”.
Una marraqueta de 100 gr. tiene 267 calorías, mientras que una hallulla de 100 gr. tiene 309.
En la panadería Las Rosas Chicas, Irma Navarro, comenta que la marraqueta es lo que más se vende. “Acá doblan la cantidad de hallullas que horneamos cada día. Es un producto que se vende muy rápido, hemos notado un aumento, y a hablar más sobre los beneficios de este pan”, afirma.
En la panadería Santa Gemita, Gloria Reyes, explica que “ahora se escucha a la gente comentar que la marraqueta es un pan saludable, y hemos notado un aumento en las ventas”.
En muchas panaderías se publicita el hecho de que la marraqueta no tiene materia grasa, a través de carteles. Nos hemos esmerado para que este producto adquiera fuerza en el mercado.
 Cada año hay un concurso para ver cuál es la panadería que hace la mejor marraqueta.

La panadería Oberena, de La Granja se llevó los galardones por la “Mejor Marraqueta 2015”.

Hay cerca de 12 mil panaderías a lo largo de todo el país, son pequeñas empresas y mueven a miles de trabajadores.

Este premio es organizado por quinto año consecutivo por la Asociación Gremial de los Industriales del Pan de Santiago (Indupan). Esta iniciativa busca destacar la calidad del trabajo de la panadería tradicional chilena.

Este año se inscribieron cerca de 70 panaderías.

Las diez finalistas de la Región Metropolitana fueron:

1.- Panadería Oberena, La Granja (la ganadora)

2.- Panadería Santa Teresa, Independencia
3.- Panadería Las Palmeras, El Bosque
4.- Panadería La Reina, San Joaquin
5.- Panadería San Ramón, San Miguel
6.- Panadería San José, San Ramón
7.- Panadería La Plaza, Renca
8.- Panadería Argentina Ltda., de San Ramón
9.- Panadería Pan-Pan, San Miguel
10.- Panadería Las Delicias, San Ramón

 ¿Cómo reconocer un buen pan?

Un buen pan es mejor cuando está frío y no caliente. Muchos de los sabores del pan se evaporan durante el proceso de enfriamiento. Uno que está bien hecho va a tener suficiente sabor hasta que se enfríe.

El sabor tiene que durar mucho en la boca. Por ejemplo en Chile, la marraqueta se abre y tiene un irresistible aroma, se come y tiene un sabor complejo que dura mucho en la boca, mientras que otros panes se abren y no huelen a casi nada y cuando se comen no queda ningún sabor en la boca. Eso quiere decir que el pan se ha hecho de una forma súper rápida.

Un buen pan se puede comer al día siguiente sin calentar. Un baguette bien preparado puede durar fácilmente 36 horas, mientras que uno hecho rapidísimo dura cuatro horas. Y lo mismo con la marraqueta. Si es buena, al día siguiente seguirá rica; si es mala, en la noche ya está reseca, la miga se desmorona y está dura como palo.

PAN NAAN.

Cocina Hindú
El Pan Naan lleva a cocinar ya una comida Hindú!
El yogurt y la leche dan a la masa una textura húmeda y tierna, el comino y el cilantro un sabor espectacular.

Pan Naan

– 100 gr. de leche de Coco. 
– 300 gr. de harina de fuerza
– 8 gr. de levadura 
– Sal
– 1 cdita de comino en polvo
– 125 gr. de yogurt 
– 2 cdas de azúcar.
– Cilantro 
– 25 gr. de mantequilla 

– Vuelca la harina tamizada con la sal en un cuenco.
– Vierte en el centro la levadura desleída en la leche de coco templada, el azúcar, yogurt, el comino y cilantro picado.

– Mezcla y amasa hasta formar una bola de masa homogénea.

– Guarda la masa cubierto con film y déjalo reposar  hasta que doble su tamaño.
– Divídela en partes iguales. Estírala con el uslero.

– Si es horneado precaliéntalo a 190ºC .

– O calienta una sartén u olla de fondo grueso y cocina los panes. Deberás ajustar la temperatura para evitar que se quemen.

– Mejora la cocción si se pone una tapa en la sartén ya que el vapor generado ayudará a un resultado más jugoso.
– A medida que se van retirando se pintan con mantequilla derretida y se espolvorean con cilantro picado.

Puedes espolvorearle una pizca de sal de especias.

Resultan maravillosos acompañando una comida típica hindú o con salsa de yogurt hindú, una delicia.

Cnsumirlos el mismo día ya que pierden humedad al día siguiente.

Naan

El Naan es un pan plano, hecho en horno tandoori con levadura.  En los restaurantes hindús, es el pan por excelencia. 
Comerte un pollo Tikka Masala mojando el naan en su salsita, es para morirse del gusto! 

Imagen
Naan básico

-300 gr. de harina 
-6 gr. de levadura 
– 1 yogurt 
-75 gr. de agua tibia
– sal
-2 cdas de ghee 
Amasar todos los ingredientes, reposar hasta que doble volumen. 
Precalentar el horno a lo que de, si tenéis piedra de hornear úsala!
Amasar levemente para desgasar y dividir la masa 8 porciones. Darles forma oval con el rodillo hasta que tengan un grosor de ½ centímetro.
Hornear a 230ºC. 3 minutos, hasta que empiecen a hincharse y a tomar color.
Otra opción es hacerlos en una plancha muy caliente, 1½ minuto cada lado, hasta que comiencen a hinchar.
Recién sacados del horno pincelar con ghee.
Servir de acompañamiento a cualquier plato de curry.

Para el Cheese Naan, sólo tenéis que coger las porciones, bolearlas, extenderlas un poco con el rodillo, poner 1 cda de queso crema en el centro o quesitos, cerrar como un saquito y volver a estirar con el rodillo hasta obtener la forma del Naan.

Hornearlos.

Parathas

Las Parathas son el pan plano por excelencia, no llevan levadura y se pueden rellanar de las cosas más inverosímiles.

Se cocinan en una sartén o plancha muy caliente con ghee, además de servirlas calientes pincelardas también con ghee.

Imagen
Aloo Paratha

Masa
– 1 taza de harina de trigo integral
– ½ taza de agua 
– Sal
Relleno de papa
-2 papas 
-sal
-½ cdta de semillas de comino (Jeera)
-1 chili verde picado
-cilantro
-½ cdta de garam masala 
-½ cdta de amchoor (polvo de mango verde desecado)
Mezclar la harina, la sal y el agua hasta conseguir una masa suave ). 
Amasar durante unos minutos sobre una superficie ligeramente aceitada hasta obtener una masa suave y manejable.
Tapar la masa con un trapo y dejarla reposar por 10 minutos.
Poner a cocer las papas en agua. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego a la mitad y cocinar hasta que estén tiernas.
Una vez cocidas, sacarlas del agua y dejarlas enfriar.
Cuando estén lo suficientemente frías para manejarlas, pelarlas y machacarlas hasta obtener un puré.
Añadir el cilantro, los chillis, el comino y la sal, mezclar bien.
Dividir el relleno y la masa en 6 partes. Las bolas de relleno deberían ser 1½ vez las bolas de masa.
Extender las bolas de masa hasta obtener círculos. Poner la bola de relleno en el centro. Cerrar la masa formando un saquito que recoja todo el relleno, obteniendo una especie de bola. Hacer con todas.
Dejar reposar 4 minutos antes de estirarlas.
Calentar la sartén a fuego medio 
Para que resulte más fácil estirar las parathas con el rodillo, pasarlas primero por harina integral.
Apretar levemente la bola por el lado del cierre, aplanándola un poco, y mantener el lado del cierre hacia arriba cuando estéis con el rodillo. Estirar hasta obtener círculos de ½ centímetro. 
Poner la paratha en la sartén. Y en pocos segundos se observa que la paratha cambia de color y se empieza a hinchar por algunas partes.
Darle la vuelta. Debería de haber como puntitos marrones en lo que ahora está encima. Pasados unos segundos, pincelar la paratha con ghee y volverle a dar la vuelta para que se acabe de cocinar, aplastando las partes hinchadas.
Darle la vuelta otra vez y cocinar hasta que esté bien dorada por los dos lados.
Enfriar las parathas en una rejilla para que no se reblandezcan.
Se pueden conservar bien envueltas en aluminio hasta dos días, y bien guardadas en el frigo hasta 6 días, también se pueden congelar.

Chapati 

Roti
Imagen
-½ taza de harina 
– sal
-¼ de taza de agua tibia 
Mezclar harina, sal y agua hasta obtener una masa suave.
Amasar unos minutos sobre una superficie ligeramente aceitada hasta obtener una masa suave y manejable.
Dejar reposar la masa tapada por 10 minutos.
Dividir la masa en 4 partes iguales.
Hacer bolas y aplastarlas ligeramente hasta obtener discos. Pasarlos por harina y estirarlos con el rodillo.
Estirarlos hasta obtener círculos lo más fíno posible.
Calentar una sartén a fuego medio.
Poner el chapati en la sartén y cocinar hasta que empiecen a salirle burbujas. Darle la vuelta, cocinar unos segundos y volver a darle la vuelta, aplastando las zonas que van hinchando para ayudar al chapati a hinchar más todavía.
Cocinar por ambos lados hasta que esté bien dorada.
Pincelar con ghee.
Se conservan igual que las parathas!
18931979270_00371709d4_b

Levadura

Ingrediente Mágico 

Ingrediente imprescindible en la elaboración del pan, industria alimentaria que aprovecha los procesos bioquímicos de fermentación alcohólica en lo que era y aun hoy es considerado un arte con magia.

Los efectos de la levadura son producidos por miles y miles de organismos microscópicos que mediante un proceso bioquímico, la fermentación, hacen que la masa de pan adquiera el volumen, textura y sabor idóneos. Estos microorganismos, de la familia de los hongos, son el producto de la industria biotecnológica más ampliamente utilizado por los seres humanos.

La levadura es responsable de los procesos de fermentación alcohólica, aprovecha los azúcares presentes en la harina del cereal para producir dióxido de carbono, alcohol y diversas moléculas aromáticas.

El dióxido de carbono generado, junto con el gluten también presente en la harina del cereal, es responsable del cambio de textura en la masa de pan haciéndola más esponjosa, tierna y suave. El alcohol producido se evapora totalmente, tanto a lo largo del propio proceso de fermentación de la masa de pan como en el proceso de cocción posterior.

Por último, las diversas moléculas aromáticas junto con otras sustancias presentes en la harina del cereal y la sal, definen las fascinantes características organolépticas del pan.

Diferentes tipos

 

Las levaduras se comercializan en tres diferentes presentaciones: líquida, sólida prensada y sólida deshidratada. Cada una de estas presentaciones aporta una serie de ventajas en función del proceso productivo de cada panadero.

La levadura líquida y la sólida prensada contienen levaduras vivas, su comercialización debe realizarse en frío, asegurando a lo largo del transporte y distribución un rango de temperaturas entre 4 y 10°C. La levadura sólida deshidratada contiene levaduras inactivas que deben activarse mediante hidratación y no requiere de cadena de frío para su comercialización.

No todas las levaduras son iguales. Las levaduras se seleccionan y cultivan en función del tipo de pan y proceso industrial en el que van a ser empleadas.

Así, algunas levaduras se cultivan para poder realizar una primera fermentación y posteriormente resistir temperaturas bajo cero y mantener todas sus propiedades en una segunda fermentación; otras se cultivan para poder utilizarse en presencia de inhibidores fúngicos, necesarios para la comercialización de panes de molde frescos; otras se cultivan en condiciones que permitan posteriormente resistir altas presiones osmóticas debido a la presencia de azúcar, necesaria para la producción de bollos, galletas o panes especiales.

La evolución 

Las levaduras que utilizamos hoy en día descienden de levaduras salvajes de las que se beneficiaban sin saberlo los egipcios hace más de 5.000 años. Estas levaduras salvajes están y estaban presentes en el medio ambiente.

Su utilización en la fabricación de pan por parte de los egipcios suponemos que fue accidental ya que tanto las levaduras como los procesos de fermentación eran desconocidos.

Esas técnicas de producción, utilización de masas madre y empleo de espumas de cerveza, se han mantenido inalterables durante siglos y han sido adoptadas por diferentes culturas.

No fue hasta 1866 cuando el científico francés Louis Pasteur identificó plenamente el papel de las levaduras en los procesos de fermentación.

Picadas ABC 1

Catalina Wallace 

Verduras

Vega Central (Antonia López de Bello, Recoleta). Ahí encuentran casi de todo: variedad, frescura, vegetales de la estación, precio y posibilidad de elegir.

Galpón Chacareros (Dávila Baeza 706, Recoleta).

Ecoferia de La Reina (Av. Alcalde Fernando Castillo Velasco 9750), que ofrece las mejores lechugas y hojas verdes de Santiago

Mercado Orgánico de Escrivá de Balaguer (Monseñor Escrivá de Balaguer 5600, Vitacura), ahí compra huevos orgánicos, azúcar de caña orgánica y algunas harinas.

Verdulero que se instala en la esquina de Lyon con Carlos Antúnez: “Sus verduras son frescas y a buenos precios, y en el verano es el único lugar cercano para conseguir tomates renguinos”.

Cebiche

Ají Seco de San Antonio (San Antonio 530) porque se atiene a los sabores limeños y por lo variopinto de su público.

D’leite (Bandera 684), donde le preparan el cebiche enjundioso y bien picantito.

Perú al gusto (Embajador Doussinague 1772, Vitacura) por su sazón peruana y sus pescados chilenos bien frescos.

Ozaki (Av. Las Condes 7621), ahora en Las Condes;

Osaka (Isidora Goyenechea 3000)

El Cabildo (Calle Constitución 195)

Gusto Peruano (Av. Italia 1753, Ñuñoa)

Mama Kuna (Salvador 3094, Ñuñoa).

Cócteles, vinos y cervezas

Baco (Nueva de Lyon 113, Providencia) su variada oferta de vinos en copas que cambia continuamente.y si eso se lo acompaña con el clásico tártaro de salmón, se crea la armonía perfecta.

Amadeus Pizza (Juana de Lestonac, Parque Bustamante)

Beervana (Av. Los Leones 106, Providencia).

Kleine Kneipe (Román Díaz 21, Providencia).

 Liguria (Av. Providencia 1373, Providencia) escribiendo ideas en una servilleta antes que la noche le robe sus pensamientos

RED (Pío Nono 79, Bellavista), el mejor bar de Santiago.

Chocolates, tortas y pasteles

Dulcería Frutillar (Av. Colon 5300, Las Condes)

Dulcería Las Violetas (Av. Leon 3492, Las Condes): el mejor manjar con huevo mol de Chile”,

Santa Clara (Victoria 57, Santiago)

La Fête, Damien Mercier (Las Hualtatas 5176)

Leonidas (Av. Las Tranqueras 1380, Vitacura)

Caramel (Renato Sánchez 4054, Las Condes). son un espectáculo por los que vale la pena el viaje.

Dato mejor guardado

Peter’s Delicatessen (www.petersdeli.cl). El pulled pork: “Es un cerdo deshilachado, hecho en cocción lenta, con aliños y especias, que no falla en una tostada con coleslaw. Un espectáculo”,

(Más información en la “Guía Dónde”, de Consuelo Goeppinger).

María Angélica Hurtado, que hace postres y comidas peruanas exquisitas (7-8649108), además de los foie gras y distintos patés que vende Helene de Fleurac (www.helenedefleurac.com).

Los patos, pollos y huevos de Entre Montes en Las Dichas, entre Casablanca y Algarrobo.

Los erizos de Bahía Salado (Manuel Montt 1591, Providencia)

Carnicería coreana Arirang (Rio de Janeiro 245, Recoleta) en donde venden asado de tira laminado

Comida coreana Seoul (Sagrado Corazón 371, Recoleta).

La Continental: Una carnicería del pasaje El Baratillo, en la Vega, especializado en chancho y sus subproductos. Todo es rico. Desde el jamón pierna artesanal hasta sus costillares con mucha carne, pasando por sus arrollados, longanizas y el queso de cabeza picante.

La pizza perfecta

on Brunapoli (Av. José Alcalde Délano 10.545, Local 1.062, Lo Barnechea). Sus masas reposadas, sus ingredientes de alta calidad, su horno napolitano y su pizza Margarita que, en sus palabras, es perfecta.

Signore (Av. Vitacura 2615). Los sabores se sienten en su máximo esplendor.

Caperucita (El Bosque Norte 83, Las Condes): Las preferidas es la caprese. Sencilla y con los ingredientes justos: queso mozzarella fior di latte , tomates cherry y albahaca,

Amadeus Pizza (Juana de Lestonac, Parque Bustamante) por su trabajo con la masa y el maridaje que puede hacer con sus cervezas.

Olimpia (Providencia 2033, Providencia) la pizza mechada con palta.

Santapizza (Orrego Luco 66, Providencia) de manzana verde con roquefort, es top.

izzería Roma (Av. Larraín 6097, La Reina).

Tiramisú (Av. Isidora Goyenechea 3141, Las Condes)

La tradición del sánguche

Soler (Los Militares 5934, Las Condes) lomito completo.

Fuente Alemana (Alameda 58, Santiago), el chacarero con harto ají verde y agregado palta y el rumano, bien aliñado y con un perfecto toque a ajo.

La Burguesía (Santa Magdalena 99)

La Superior (Nueva de Lyon 105, Local 9. Providencia).

La Gloria (Providencia 1315, Providencia).

Ciudad Vieja (Constitución 52, Bellavista)

La Fuente Reina (Echeñique 8540, Ñuñoa), un lugar con ingredientes de calidad y formato grandes.

Desayuno saludable

Quínoa (Luis Pasteur 5393, Vitacura) por su omelette con queso, tomate y albahaca. Otros van porque en su desayuno se puede encontrar con un mix de panes, huevo de campo, jugo de zanahoria con naranja, granola y frutas. Y para cerrar un café.

Un brunch en Shamrock (Providencia 1100, Providencia). Ahí lo pueden pillar un sábado al mediodía con un plato de grandes huevos benedictinos, una mimosa y embutidos caseros.

Dónde compran pan

Pan ciabatta de Lo Saldes (Av. Apoquindo 5158)

Daniel’s Bakery (Celerino Pereira 1530, Ñuñoa), un esponjoso pan brioches

La Panadera (Av. Condell 1097, Providencia)

Metissage (Av. Vitacura 3187),

Eric Kayser (Augusto Leguía Norte 34, Las Condes)

Pastelería Toortu (Emilio Vaisse 592)

Paul (Isidora Goyenechea 3621, Las Condes)