Mejores Restaurantes

Cinco destinos para visitar

LAURA PRECIO

 

 

Rotación de imágenes: la piscina en Encuentro Guadalupe; pescado bonito con pétalos en Arzak; el helado calamar interior y el bebé con el vientre de cerdo picante Mingles; sashimi de caballa en sepia;interior y plato en 99

Si, como nosotros, que vea las vacaciones como una larga oportunidad de probar nuevos platos, es posible que desee echa un vistazo a nuestra selección de visita obligada destinos gastronómicos para el 2016, con todo, desde comida de la calle a la buena mesa.

1. Santiago, Chile

¿Por qué ir: Chile industria del vino ‘s de clase mundial ha sido durante mucho tiempo la principal atracción para los turistas, pero ahora la gastronomía del país está empezando a luchar con un lugar en el centro de atención.

A la cabeza está el chef Rodolfo Guzmán, cuya Santiago restaurante Boragó ha disparado desde desconocida en relación con No.2 de los 50 mejores restaurantes de América Latina y el No.42 en Mundial de las 50 mejores.

Borago-rocas-600x400

Qué comer: Con casi 4.000 millas de costa, Chile siempre ha sido un favorito para los mariscos, ySantiago es abundante, con restaurantes que sirven ceviche, sushi y pescado fresco. Pero chefs comoGuzmán centran la misma atención en el resto de la diversidad geográfica del país – de las hierbas de Los Andes a las setas del bosque. No deje de probar de todo, desde platos locales hasta el 50 mejor lista.

Qué beber: Un viaje a los viñedos es una parte esencial de cualquier aventura chilena, y bebiendo Carmenere mientras admira el paisaje no es negociable. Pero los visitantes también deben tratar de pisco, comúnmente sirvió un cóctel pisco sour.

Chilenos y peruanos han sostenido durante mucho tiempo sobre quién inventó el pisco, tanto con los países productores de la clara de brandy de uva en sus regiones vitivinícolas. Todavía fuera de quién gane, pero una diferencia crucial es que los chilenos suelen servir el cóctel en una copa de champán, mientras que los peruanos suelen utilizar un vaso Old Fashioned del jurado.

Santiago es ahora el hogar de cuatro de los restaurantes de los 50 mejores restaurantes de América Latina:

Boragó (No. 2): Muestra Chile ingredientes nativos ‘s, de setas del bosque de pino para tartar de venado con bayas de maqui.

Osaka (No.25): Situado en el Hotel W, con estilo Osaka es el hogar de algunos de los más sabrosos fusión peruano-japonesa en Chile. No te pierdas los tiraditos.

Ambrosía(No.32): Ganador del One To Watch Award en 2014, Ambrosía ofrece una experiencia en el mercado a la mesa con platos como Wagyu carne asada con puré cremoso.

99 (No.46) : Apodado el líder del movimiento ‘bistronomía chilena’, este restaurante ejecuta platos sorprendentes como ‘texturas’ hongos, centrándose en intensos sabores de ingredientes locales.

99_dish1_Latam_2015

2. Seúl, Corea del Sur

¿Por qué ahora? Corea del Sur extensa capital se ha considerado tradicionalmente como un centro de negocios y las finanzas, sino que se está convirtiendo rápidamente en un destino gourmet que lidiar con los gustos de Hong Kong y Singapur. Alimento de la calle sigue siendo una de Seúl atracciones estrella ‘s, y no es difícil de encontrar vendedores de todos los bocadillos regulares de la calle.

Para una experiencia más local, la cabeza a los mercados menos turísticas como Tongin cerca de Gwanghwamun .

Qué comer: Hay una razón por la comida coreana es la tendencia du jour en las ciudades de Nueva York a Londres – el mundo occidental ha llamado finalmente a los encantos de kimchi, bibimbap y pollo frito coreano.

Mientras que en Seúl, no dejes de probar algunas de las especialidades locales que aún no han llegado al resto del mundo, como el helado (no se deje engañar por el nombre – es morcilla, no helado), cangrejo en la soja salsa y gopchang -. de carne de cerdo o los intestinos de res Seúl también cuenta con algunos buenos restaurantes de primera categoría.

Para el 50 de los mejores restaurantes de Asia experiencia, probar:

Jungsik (No.10): Con su sous-vide panceta y ostra con polvo de algas fritas, joven chef Jung Sik Yim ‘restaurante epónimo s ha sido aclamado como el fundador de la “nueva coreana cocina ‘y los primeros en aplicar las técnicas de la gastronomía molecular para ingredientes coreanos.

La Yeon  (No.38): Aparte de las impresionantes vistas desde el cielo raspado Shilla Hotel, La Yeon es también un deber para quienes buscan de primera calidad, de Corea estacional cocina.

La Yeon ‘menús de degustación s cuentan con ingredientes locales como Gaduck Isla pepino de mar y solomillo de buey de Corea.

Mingles (Diners Club 50 Mejor serie Discovery): Un despojado de vuelta, un elegante restaurante en Seúl’ ajetreado s Cheongdam-dong distrito, esta cadera influencias coreanas y europeas ‘mezcla’ de destino para crear ‘nueva cocina asiática.No te pierdas la soja pegar cordero marinado. Gujeolpan en La Yeon
La-Yeon-dish2

3. Sydney, Australia

¿Por qué ir? No es una coincidencia que tanto The Fat Duck y ex mejor restaurante del mundo Nomarecientemente trasladados a Australia, aunque sea temporalmente. El país es el hogar no sólo a increíbles maravillas naturales, sino también a algunos de los mejores alimentos y vinos del mundo.

Mientras que The Fat Duck ahora ha regresado de su temporada en Melbourne, el Noma equipo acaba de decamped a Sydney – y si es lo suficientemente bueno para René Redzepi, que es lo suficientemente bueno para nosotros.

Qué comer: Sydney sofisticada escena gastronómica ‘s tiene algo para todo el mundo – que abarca una amplia oferta de pescados y mariscos, con todo, desde los cangrejos frescos de oreja de mar, a través de Wagyu australiana y una gran cantidad de restaurantes internacionales. No deje de probar canguro antes de volar a casa.

Dónde comer: Sydney suburbios ‘s son el hogar de infinidad de centros gastronómicos, incluyendo Fairfield para auténtica del Sudeste Asiático y Oriente Medio, Bondi para cafeterías frescos y mariscos, y Rosebery para pastas frescas, café y pizza. Para un muy buen alimento, pruebe estos favoritos de Mundial de las 50 mejores lista:

Quay (No.58): Uno de los restaurantes más premiados, en Australia y un habitual en los 50 mejores del mundo Restaurantes lista, el chef Peter Gilmore ‘s Quay es una necesidad para cualquier entusiasta de visitar Sydney. Las vistas de la Casa de la Ópera son insuperables, mientras que la comida ofrece un lujoso viaje a través de Australia ‘s mejores productos.

Sepia (No.84): Chef Martin Benn’ s restaurante en Sussex Street ganó el One To Watch Award en el mundo de 50 Mejores Restaurantes 2015 – resultado de su cocina excepcional y su esposa Vicky Salvaje ‘s habilidades de servicio maravilloso. Cuente con los mariscos de lujo con cítricos japoneses y australianos plantas silvestres.

Sepia chocolate bosque de piso 600x400

4. San Sebastián, España

¿Por qué ir? Donostia, como se le conoce a la gente del lugar, es de 2016 Capital Europea de la Cultura, así que es un momento perfecto para hundirse unos pintxos mientras usted toma en el arte local, la historia y la creatividad de la ciudad. A esto se añade el hecho de que España ‘s País Vasco es el hogar de la mayor concentración de restaurantes en 50 mejor juego del mundo Restaurantes lista y no le faltarán motivos para visitar.

Qué comer: La mejor manera de tomar en San Sebastián es a través de sus pintxos – platos de tamaño de un bocado establecidos en bares de la ciudad. Usted no puede ir mal con cualquiera de los bares de la Ciudad Vieja (Parte Vieja), pero el siguiente llegado recomendado nada menos que por el chef Juan Mari Arzak:

Casa Urola: Recoge la boca agua Kokotxa de merluza (merluza mejilla) sobre una tostada mientras que sumergirse en el ambiente animado.

Bar Tamboril: Dé un paseo por la Plaza de la Constitución de experimentar un poco de la vida nocturna antes de parar aquí por gabardina gambas: crujiente, se derrite en la boca croquetas.

Ganbara: Terminar la noche con jamón y setas salteadas . con foie gras, ya sea en el bar o en el acogedor espacio de restaurante de abajo Ahora pruebe estas favoritos del Mundial de las 50 mejores:

Mugaritz (No.6): cocinero Andoni Luis Aduriz entusiasma a todos los interesados ​​con platos como piedras comestibles y caviar dulces .

Arzak (No.17): Pasa un largo almuerzo en el luminoso comedor del restaurante y su forma de trabajo a través de un menú degustación que ofrece langosta con el polen de abeja y pato con plumas de patata.
Gambara-setas-gras-600x400

5. Valle de Guadalupe, México

¿Por qué ir? Un poco alejado de la zona de los circuitos turísticos habituales de Cancún, México Ciudady Puerto Vallarta, Valle de Guadalupe en Baja California es la pena el viaje extra. Hogar de más de 90% de México la producción de vino ‘s, la región también cuenta con un creciente número de restaurantes de primera categoría, por no hablar de sol y acceso todo el año a algunos de los mejores mariscos en el país.

¿Qué comer y beber : Una cata de vinos es una parte esencial de cualquier viaje al Valle, y La Lomita y Vinos Pijoan son dos de los mejores. Intercalado entre el Océano Pacífico y el Golfo de California, el Valle es el hogar de marisco fresco increíble, con algunas variedades que nunca ha oído hablar, como el Geoduck Pacífico, un gigante, moluscos con forma fálica.

La Cocina de Doña Esthela: Nombrado después de su siempre presente el chef-propietario, Doña Esthela es un favorito entre los lugareños y viajeros foodie y sirve el mejor desayuno alrededor. Ordene huevos rancheros o sus huevos firma machaca estafadores (carne seca con huevos), seguido de dulce café de olla – café dulce servido en una taza de arcilla con canela.

Encuentro Guadalupe: Estancia en una de las cabinas de estilo de esta eco-resort con vistas gloriosa a través del valle y beber el vino producido en la casa a través de una carta de tiradito pargo y ostras.

Corazón de la Tierra: Chef Diego Hernández-Baquedano diseña su diario menú de seis platos en base a frutas y verduras de su huerto en el sitio y el pescado más fresco y la carne disponible ese día. Mientras que en la zona: Un viaje a Baja California no está completa sin un poco de tiempo en Ensenada, la vibrante ciudad costera a sólo 40 km del Valle. Para excelentes tacos de erizo de mar, ir directamente a La Guerrerense, quiosco de calle a cargo de Doña Sabina y sus dos hijos.

50 mejores restaurantes del mundo 2915 

  1. El Celler de Can Roca, Girona, España. Joan Roca
  2. Osteria Francescana, Modena, Italia. Massimo Botura
  3. Noma, Copenhague, Dinamarca. René Redzepi
  4. Central, Lima, Perú. Virgilio Martinez
  5. Eleven Madison Park, Nueva York, estados Unidos. Daniel Humm
  6. Mugaritz, San Sebastián, España. Andoni Luis Aduriz
  7. Dinner by Heston Blumenthal, Londres, Reino Unido. Ashley Palmer-Watts
  8. Narisawa, Tokio, Japón. Yoshihiro Narisawa
  9. D.O.M. São Paulo, Brasil. Alex Atala
  10. Gaggan, Bangkok, Tailandia. Gaggan Anand
  11. Mirazur, Menton, Francia. Mauro Colagreco
  12. L’Arpège, París, Francia. Alain Passard
  13. Asador Etxebarri, Atxondo, España. Victor Arguinzoniz
  14. Astrid y Gastón, Lima, Perú. Diego Muñoz
  15. Steirereck, Vienna, Austria. Heinz Reitbauer
  16. Pujol, Mexico DF, Mexico. Enrique Olvera
  17. Arzak, San Sebastián, España. Juan Mari Arzak y Elena Arzak
  18. Le Bernardin, Nueva York, Estados Unidos. Éric Ripert
  19. Azurmendi, Larrabetzu, España. Eneko Atxa
  20. The Ledbury, Londres, Reino Unido. Brett Graham
  21. Le Chateaubriand, París, Francia. Inaki Aizpitarte
  22. Nahm, Bangkok, Tailandia. David Thompson
  23. White Rabbit, Moscú, Rusia. Vladimir Mukhin
  24. Ultraviolet by Paul Pairet, Shanghai, China, Paul Pairet
  25. Fäviken, Järpen, Suecia. Magnus Nilsson
  26. Alinea, Chicago, Estados Unidos. Grant Achatz
  27. Piazza Duomo, Alba, Italia. Enrico Crippa
  28. The Test Kitchen, Ciudad del cabo, Sudáfrica. Luke Dale-Roberts
  29. Nihonryori RyuGin, Tokio, Japón. Seiji Yamamoto
  30. Vendôme, Bergisch Gladbach, Alemania. Joachim Wissler
  31. Restaurant Frantzén, Estocolmo, Suecia. Björn Frantzén
  32. Attica, Melbourne, Australia. Ben Shewry
  33. Aqua, Wolfsburg, Alemania. Sven Elverfeld
  34. Le Calandre, Rubano, Italia. Massimiliano ‘Max’ Alajmo
  35. Quintonil, México DF, México. Jorge Vallejo
  36. L’Astrance, París, Francia. Pascal Barbot
  37. Biko, México DF, México. Mikel Alonso
  38. Amber, Hong Kong, China. Richard Ekkebus
  39. Quique Dacosta, Denia, España. Quique Dacosta
  40. Per Se, Nueva York, Estados Unidos. Eli Kaimeh
  41. Maní, São Paulo, Brasil. Helena Rizzo y Daniel Redondo
  42. Tickets, Barcelona, España. Albert Adrià
  43. Boragó, Santiago, Chile. Rodolfo Guzmán
  44. Maido, Lima, Perú. Mitsuharu Tsumura
  45. Relae, Copenhague, Dinamarca. Christian Puglisi
  46. Restaurant André, Singapur. André Chiang
  47. Alain Ducasse au Plaza Athénée, París, Francia. Romain Meder
  48. Schloss Schauenstein, Fürstenau, Suiza. Andreas Caminada
  49. Blue Hill at Stone Barns, Pocantico Hills, Estados Unidos. Dan Barber
  50. The French Laundry, Yountville, Estados Unidos. Thomas Keller

La revista británica Restaurant eligió al danés Noma, que le quitó el primer lugar al español El Celler de Can Roca.

René Redzepi, chef de Noma.

El restaurante Noma de Copenhague, del chef danés René Redzepi, recuperó este lunes el número uno de la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo, tras desbancar al español El Celler de Can Roca, que lo superó el año pasado.

Esta es la cuarta vez que Noma, el establecimiento que puso la cocina nórdica en el mapa mundial de la gastronomía mundial, encabeza la prestigiosa lista, divulgada por la revista británica Restaurant.
El chef se colocó a sólo una victoria de igualar a elBulli del español Ferran Adrià (vencedor en 2002, 2006, 2007, 2008 y 2009).

Así es Noma

Situado en el barrio de Christianshavn, en las afueras de Copenhague (Dinamarca), en las instalaciones de unos antiguos almacenes pesqueros, Noma (No por nórdica y Ma por comida) abrió sus puertas en 2003 con una propuesta gastronómica basada en la utilización de ingredientes propios de su entorno más cercano.

Una cocina local aplicando a sus elaboraciones unas técnicas culinarias muy depuradas.
El interior de Noma muestra un relajante equilibrio entre lo tradicional y lo actual, una sencilla apariencia compuesta por bellos detalles ordenados, una especie de espejo del espíritu y la atmósfera nórdica.

Homenaje a los alimentos

Empezando por su original entrante de rábanos crujientes procedentes de la fértil región Lammefjorden de Dinamarca y servidas sobre una base de “tierra comestible” hecha a base de pan de cereales triturado acompañado de crema de queso tan conseguida que cuando se prueba, no puede uno dejar de pensar que está comiendo, literalmente, tierra.

Lo mejor, aseguran sus clientes, es la calidad y frescura de las materias primas que utiliza: violetas de marzo, ajos silvestres, algas de la costa, saúco molido, acedera, cigalas vivas, carnes de bueyes semisalvajes.

Redzepi “Tengo a mi disposición una red de buscadores profesionales que me consiguen piezas únicas. Desde hace años trato con un extraño personaje, un tipo con los dientes en todas las direcciones que busca setas desde los años 70.

 

Nueva lista 

España. El Celler de Can Roca volvió al segundo puesto; sin embargo, Jordi Roca ganó el primer Premio al Mejor Chef Repostero del Mundo, producto de la creatividad e irreverencia que expresa en sus postres bajo una visión ejecutada con habilidad e increíble precisión.

Mugaritz en el 6 y su coterráneo en San Sebastián, Arzak, en el octavo puesto.

España cuenta con 7 restaurantes en la lista, entre ellos Azurmendi, en Larrabetzu, cerca de Bilbao, en la posición 26, además se hizo acreedor del Premio al Restaurante Sostenible, así como Asador Etxebarri, en el número 34 y Martin Berasategui, en Lasarte-Ortia, en el puesto 35. 

Italia. Tiene 3 restaurantes en la lista liderados por Osteria Francescana de Massimo Bottura, ubicado en el tercer escalafón.

Reino Unido. Por primera vez tiene 2 restaurantes de los 10 principales restaurantes: Dinner by Heston Blumenthal en el quinto lugar y The Ledbury de Brett Graham en la posición 10.

Francia. Cuenta con 5 restaurantes en la lista, se destaca Mirazur en el número 11.

Estados Unidos. Con 7 restaurantes en la lista y 2 entre los 10 primeros, otro líder clave de la cocina internacional tiene el mayor número de restaurantes, junto a España y Francia. Eleven Madison Park, en Nueva York, en el puesto.4 y gana el Premio al Mejor Restaurante de América del Norte.

Otro título de EE.UU. es el Premio al Restaurante Emergente, entregado a Saison, de San Francisco.

América del Sur  Maní, de Helena Rizzo, llegó al puesto 36 y Helena se hizo con el Premio Veuve Clicquot a la Mejor Chef Femenina del Mundo.

En São Paulo, Brasil, D.O.M., de Alex Atala ocupó el número 7, lo hace acreedor al Premio al Mejor Restaurante de América del Sur. Asimismo, Atala también fue elegido por los chefs de la lista con el Premio a la Elección de los Chefs.

Premio al Mayor Ascenso quedó en manos de Central en Lima, Perú, con la posición 15.

Asia. Cuenta con 7 restaurantes en el ranking mundial, entre ellos, el Mejor Restaurante de Asia, Nahm, en Bangkok, Tailandia, en el puesto 13.

En Bangkok, Gaggan ocupó la posición Nº 17 y recogió el Premio a la Mejor Nueva Entrada a la Lista.

Ganador del Premio al Restaurante Emergente 2013, The Test Kitchen, en Sudáfrica, en el puesto 48 de la lista.

Mejores por año

 50 Restaurantes 2011

1. Noma de René Redzepi (Dinamarca)
2. El Celler de Can Roca de los hermanos Roca, Jordi, Pitu y Joan Roca (España)
3. Mugaritz de Andoni Luis Aduriz (España)
4. Osteria Francescana de Francesco Bottura (Italia)
5. The Fat Duck de Heston Blumenthal (Reino Unido)
6. Alinea de Grant Achatz (Estados Unidos)
7. D. O. M. de Alex Attala (Brasil)
8. Restaurante Arzak de Juan Mari Arzak (España)
9. Le Chateaubriand de Iñaki Azpitarte (Francia)
10. Per Se de Thomas Keller (Estados Unidos)
11. Restaurante Daniel de Daniel Boulud (Estados Unidos)
12. Les Creacions de Narisawa de Yoshihiro Narisawa (Japón)
13. L’Astrance de Pascal Barbot (Francia)
14. L’atelier de Jöel Robuchon (Francia)
15. Hof van Cleve de Peter Goossens (Bélgica)
16. Pierre Gagnaire de Pierre Gagnaire (Francia)
17. Oud Sluis de Sergio Herman (Holanda)
18. Le Bernardin de Eric Ripert (Estados Unidos)
19. L’Arpege de Alain Passard (Francia)
20. Nihonry RyuGin de Seiji Yamamoto (Japón)
21. Vendome de Joachim Wissler (Alemania)
22. Steirereck de Heinz Reitbauer (Austria)
23. Schloss Schauenstein de Andreas Caminada (Suiza)
24. Eleven Madison Park de Daniel Humm (Estados Unidos)
25. Aqua de Sven Elverfeld (Alemania)
26. Quay de Peter Gilmore (Australia)
27. Iggy’s de Ignatius Chan (Singapur)
28. Combal Zero de David Scabin (Italia)
29. Martin Berasategui de Martín Berasategui (España)
30. Michel & Sebastien Bras de Michel Bras (Francía)
31. Biko de Mikel Alonso y Bruno Oteiza (México)
32. Le Calandre de Massimiliano Alajmo (Italia)
33. Gracco de Carlo Cracco (Italia)
34. The Ledbury de Brett Graham (Reino Unido)
35. Chez Dominique de Hans Välimäki (Finlandia)
36. Le Quartier Francais de Margot Janse (Sudáfrica)
37. Amber de Richard Ekkebus (China)
38. Dal Pescatore de Nadia Santini (Italia)
39. Il Canto de Paolo Lopriore (Italia)
40. Momofuku Ssam Bar de David Chang (Estados Unidos)
41. ST John de Trevor Gulliver y Fergus Henderson (Reino Unido)
42. Astrid Y Gaston de Gastón Acurio (Perú)
43. Hibiscus de Claude Bosi (Reino Unido)
44. La Maison Troisgros de Michel Troisgros (Francia)
45. Plaza Athéné de Alain Ducasse (Francia)
46. De Librije de Jonnie Boer (Holanda)
47. Restaurant Hotel de Ville de Philippe Rochat (Suiza)
48. Varvary de Anatoly Komm (Rusia)
49. Pujol de Enrique Olvera (México)
50. Asador Etxebarri de Víctor Arguinzoniz (España)

Noma es el mejor restaurante 2012

Noma

La revista británica reveló su esperada lista de 50 mejores restaurantes del mundo, considerados los “Óscar” de la alta cocina.

La noche fue para el restaurante danés Noma, que se coronó por tercer año consecutivo, como el mejor restaurante del mundo. Mientras que el brasileño Alex Atala consiguió que el D.O.M de Sao Paulo se colocara cuarto.

PREMIO A LA INNOVACIÓN

Los organizadores de la clasificación, destacaron “la meticulosa atención al detalle” del chef René Redzepi en su restaurante Noma de Copenhague, que se caracteriza por un uso innovador de los productos nórdicos.

Hace 3 años el Noma arrebató el primer puesto de la lista de “Restaurant” a El Bulli de Ferran Adriá, cerrado el año pasado para dedicarse a la investigación culinaria.

Entre los 10 primeros puestos se encuentran también el italiano Osteria Francescana (5), los estadounidenses Per Se (6), Alinea (7) y Eleven Madison Park (10), además del británico Dinner by Heston Blumenthal, que se estrena en la novena posición. Arzak de San Sebastián (norte de España) se quedó en octava posición.

1. Noma: Copenhague, Dinamarca (repite puesto)
2. El Celler de Can Roca: Gerona, España (repite puesto)
3. Mugaritz: Rentería, España (repite puesto)
4. D.O.M: Sao Paolo, Brasil (sube 3 puestos)
5 Osteria Francescana: Modena, Italia (sube 1 puesto)
6 Per Se: Nueva York, USA (sube 4 puestos)
7 Alinea: Chicago, USA (baja 1 puesto)
8 Arzak: San Sebastian, España (repite puesto)
9 Dinner By Heston Blumenthal: Londres, Inglaterra (nueva entrada)
10 Eleven Madison Park: Nueva York, USA (sube 14 puestos)
11 Steirereck: Viena, Austria (sube 11 puestos)
12 L’Atelier Saint-Germain de Joel Robuchon: Paris, Francia (sube 2 puestos)
13 The Fat Duck: Bray, Inglaterra (baja 8 puestos)
14 The Ledbury: Londres, Inglaterra (sube 20 puestos)
15 Le Chateaubriand: Paris, Francia (baja 6 puestos)
16 L’Arpege: Paris, Francia (sube 3 puestos)
17 Pierre Gagnaire: Paris, Francia (baja 1 puesto)
18 L’Astrance: Paris, Francia (baja 5 puestos)
19 Le Bernardin: Nueva York, USA (baja 1 puesto)
20 Frantzen/Lindeberg: Estocolmo, Suecia (nueva entrada)
21 Oud Sluis: Sluis, Holanda (baja 4 puestos)
22 Aqua: Wolfsburg, Alemania (sube 3 puestos)
23 Vendome: Bergisch Gladbach, Alemania (baja 2 puestos)
24 Mirazur: Menton, Francia (re-entrada, en 2009 estaba en el 35)
25 Daniel: Nueva York, USA (baja 14 puestos)
26 Iggy’s: Singapur (sube 1 puesto)
27 Narisawa:Tokio, Japón (baja 15 puestos)
28 Nihonryori RyuGin: Tokio, Japón (baja 8 puestos)
29 Quay: Sidney, Australia (baja 3 puestos)
30 Schloss Schauenstein: Furstenau, Suiza (baja 2 puestos)
31 Asador Etxebarri: Atxondo, España (sube 19 puestos)
32 Le Calandre: Rubano, Italia (repite puesto)
33 De Librije: Zwolle, Holanda (sube 13 puestos)
34 Fäviken: Jarpen, Suecia (nueva entrada)
35 Astrid y Gaston: Lima, Peru
36 Pujol: Mexico DC, Mexico (sube 13 puestos)
37 Momofuku Ssam Bar: Nueva York, USA (sube 3 puestos)
38 Biko: Mexico DC, Mexico (baja 7 puestos)
39 Waku Ghin: Singapur (nueva entrada)
40 Quique Dacosta: Denia, España (nueva entrada)
41 Mathias Dahlgren: Estocolmo, Suecia (re-entrada, en 2009 estaba en el 50)
42 Hof van Cleve: Kruishoutem, Bélgica (baja 27 puestos)
43 The French Laundry: Yountville, USA (re-entrada, en 2010 estaba en el 32)
44 Amber: Hong Kong, China (baja 7 puestos)
45 Vila Joya: Albufeira, Portugal (nueva entrada)
46 Il Canto: Siena, Italia (baja 7 puestos)
47 Bras: Laguiole, Francia ((baja 17 puestos)
48 Manresa: Los Gatos, USA (re-entrada, en 2006 estaba en el 38)
49 Geranium: Copenhague, Dinamarca (nueva entrada)
50 Nahm: Bangkok, Tailandia (nueva entrada)

VIVARIUM v/s NOMA

Vivarium, en Bangkok, el mejor diseño de restaurante del mundo

Vivarium, un restaurante ubicado en Bangkok, la capital de Tailandia, ha sido elegido como el mejor diseño del mundo en la categoría de Bares y Restaurantes en la última edición del INSIDE – Festival World of Interiors, que premia los interiores más espectaculares del año.

Restaurante Vivarium, en Bangkok
Diseñado por Hypothesis y Stu/D/O Architects, el restaurante Vivarium de Bangkok es el ganador de la categoría Bares y Restaurantes en la edición 2015 del INSIDE – Festival World of Interiors, festival mundial de los interiores que se celebró el pasado mes de noviembre en Singapur.

Vivarium se ubica en las antiguas instalaciones de un almacén industrial abandonado en la capital tailandesa, Bangkok, y ha sido precisamente el concepto de reconversión de un viejo almacén en un vibrante y colorista restaurante lo que ha merecido la consideración del jurado en el INSIDE – Festival World of Interiors, el gran evento internacional del diseño interior que forma parte del World Architecture Festival.

Los arquitectos de Hypothesis participaron en la concepción del proyecto desde sus inicios cuando se les pidió que hicieran una propuesta no solo de diseño, sino de la propia marca y nuevo concepto de restaurante, además del diseño arquitectónico del edificio en sí. El marcado carácter industrial del almacén fue la base que proporcionó la inspiración para el diseño del nuevo restaurante. Los arquitectos conservaron en el nuevo proyecto la historia industrial de la construcción mediante la reutilización de los elementos originales de la estructura del edificio y los acabados.

Igualmente recuperaron una serie de objetos que se encontraban originalmente en el local, como puertas de hierro, tubos de acero y raíces de árboles, y dieron a todos estos elementos una nueva vida pintándolos de un vivo color y usándolos como parte fundamental en el diseño del interior del restaurante, que está pensado para parecerse a un terrario. El color rojo fue elegido para transmitir la nueva energía de Vivarium, convirtiéndose color clave de la marca.

El mejor diseño de interior

El INSIDE – Festival World of Interiors es una de las citas más importantes en el calendario mundial de diseño, en la que diseñadores de interiores y arquitectos de todo el mundo se reunieron —en esta edición en Singapur— para aprender, conectar y compartir ideas en el marco del World Architecture Festival.

Durante tres días, los finalistas preseleccionados en cada una de las nueve categorías a concurso presentaron sus proyectos personalmente a los jurados internacionales. Los ganadores de cada categoría fueron posteriormente evaluados por un súper jurado compuesto por veinte 20 destacados diseñadores y editores de todo el mundo, entre los que se incluían nombres como Matteo Thun y Sadie Morgn.

Noma Foodlab / la trastienda

El restaurante Noma regentado por el cocinero René Redzepi, en Copenhague, Dinamarca, es ampliamente conocido por los amantes de la gastronomía. La cocina de Redzepi se caracteriza por la reinvención e interpretación de la cocina nórdica, situándola en el mapa culinario mundial. En 2010, 2011 y 2012, ha sido nominado como el mejor restaurante del mundo.

El restaurante está situado en la planta baja de una nave del siglo XVIII y ha sido diseñado por Space, un estudio de diseño multidisciplinar con sede en Copenhague. El propio interior del restaurante ha sido diseñado con la misma singularidad, experimentación y sencillez que la comida.

Sin embargo, es en la planta superior donde cambia el entorno y donde se sitúa el laboratorio gastronómico, es decir, donde se produce el milagro de la cocina. Esta zona del restaurante recibe el nombre de Noma FoodLab.

3XN-NOMA-FoodLab-2

El Noma FoodLab surge de la necesidad de crear un espacio donde los cocineros pudieran estudiar, investigar y desarrollar los diferentes platos y productos del restaurante. Se encargó al estudio de arquitectura 3XN_GXN la realización del proyecto del nuevo laboratorio de gastronomía.

Como el antiguo almacén forma parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad de Copenhague, está catalogado como edificio protegido, por lo que el proyecto se encontró con determinadas limitaciones. Estaban obligados a diseñar íntegramente el interior del edificio sin utilizar ni un solo clavo en paredes y suelo.

3XN-NOMA-FooLab-6

3XN-NOMA-FooLab-3

El concepto del NOMA FoodLab se basó en la necesidad de almacenar todos los ingredientes cerca de la cocina, utilizándose para ello boxes ó compartimentos de plástico transparentes de diferentes tamaños. Y son las dimensiones de estos boxes las que determinan la configuración del proyecto final.

Se diseñaron cuatro unidades centrales multifuncionales de almacenamiento, cada una de ellas formada por más de 500 cubos de madera. Estas unidades dividen la sala de 200 metros cuadrados en áreas más pequeñas con capacidad para acomodar el Laboratorio de Alimentos, el Jardín de hierbas, las áreas de personal y oficina. Los detalles del ensamblaje del mobiliario se inspiran en la artesanía tradicional danesa. La idea del box se ajustó casi como un puzzle, con gran precisión y detalle.

El resultado a nuestros ojos, una cocina de estilo escandinavo de planta abierta que nos abruma por su disposición generosa, organización, variedad y contenido. A primera vista podríamos creer que se se trata de la cocina abierta del propio restaurante.

3XN-NOMA-FooLab-9

3XN-NOMA-FooLab-8

3XN-NOMA-FooLab-10

3XN-NOMA-FooLab-11

3XN-NOMA-FooLab-4

3XN-NOMA-FooLab-5

Fotografías: © Adam Mørk

MENÚ

  • Manzanas y tomillo limón
  • Trigo Øland y mantequilla virgen
  • Hojas de col y grosellas blancas
  • Brotes verdes de la temporada con la marinada de vieiras
  • Cuajada leche fresca, verduras y sampire
  • Nueva patata danés y la ortiga
  • La cebolla a la parrilla
  • Maíz tierno a la plancha con yema de huevo curado
  • Erizo de mar y avellanas
  • Calamar crudo rebanado y algas
  • Almeja Caoba y granos
  • Calabaza, hayucos y cebada
  • Flor vegetal
  • Pato salvaje asado
  • Bayas y hojas empapadas en vinagre por un año
  • Un postre de Gammel Dansk y aceite de avellana
  • Sabores del bosque, chocolate y licor de huevo

noma

Mejores restaurantes por año

Picadas Mundiales desde Chile

1. Cerveza fría en Lanzarote, isla volcánica de Canarias, a comienzos de los 80, mientras observaba los cangrejos blancos ciegos.

2. Estofado de cordero en Estambul, Turquía. Comprar pistachos y sentir los olores del mercado de las especias.

3. Sopas de fideos (ramen noodles) en las cientos de cocinerías repartidas por las calles de Fukuoka, Japón.

4. Una caja de madera (bento) llena de sushis, comprada en la estación del tren en Japón.

5. Chuletas de cordero patagónico regado con un malbec argentino, Terraza de Los Andes, cosecha 1997, en Ushuaia.

6. Pintxos o tapas en la Bahía de la Concha en San Sebastián y en la Ría de Bilbao, en el País Vasco.

7. Tajine de Marrakech, una pierna asada de cordero, bien condimentada, al estilo de los “pinchos a la moruna” andaluces.

8. “Braga”, típica bebida agridulce de cereales pariente de la cerveza, se bebe en Brasov, en la región de Transilvania, Rumania, un precioso enclave medieval.

9. Baguettes con paté de campaña, queso camembert y tomates en los alrededores de Montmartre con la botella de tinto en la mochila.

10. Un guiso de verduras, pescados, mariscos y en especial la langosta que comí en los chiringuitos de Varadero.

11. Almejas y chochas en salsa verde en el restaurante Bakulic en La Serena. Su dueño me deleita con este plato.

12. Gambas con helado de marisco y vino dulce, cosecha miel de Gutiérrez de la Vega 1998, en el restorán La Broche del Hotel Miguel Ángel en Madrid.

13. Desayuno típico japonés: incluye sopa, caviar, pescados macerados… en el restaurante del Hotel New Otani en Osaka, Japón.

14. Caracoles del restaurante Floreal en Punta del Este, y el tajine con costra de hojaldre en Donde Lucy, en José Ignacio, Uruguay.

15. Arroz, el negro con chipirones, en el restorán Ca i Faigues en el delta del Ebro, Tarragona.

16. Fugu y atún en el restaurante Kato’s: ser testigo de la destreza del chef con sus afilados cuchillos.

17. Migas de pastor con pimientos en el restaurante Venta de Juan Pito, Pirineo aragonés de Navarra.

18. Queso blanco yeclano de cabra frito con tomate y pimientos verdes, hecho por mi madre en mi Yecla natal.

19. Fondue de queso en la ciudad suiza de Martigny, con un chorrito de Kirsch, una hogaza de pan y un vino blanco de la última cosecha en Valais.

20. Erizos de Iquique al natural con un toque de limón y unas gotas de aceite de oliva sobre unas tostadas de pan blanco.

21. Zamburiñas y nécoras con vino blanco Albariño en cualquier bar-restaurante de las estrechas calles de Cambados, Rías Baixas.

22. Salchichas con pepinillos en Merseburg, Alemania, maceradas en cerveza y asadas a la parrilla.

23. Ostras en el mercado de Castro, regadas con un cava segura Viudas brut en un palafito en Chiloé.

24. Dos vinos: mi primer Vega Sicilia, del año 1960 y Viña Ardanza Gran Reserva 82.

25. Guinnes, bebida en 1983 en un pub de Croydon, Londres.

26. Un espresso en el Caffé Sant’Eustachio, en Piazza Sant’Eustachio, a la vuelta del Panteón. El mejor café de Roma, un bolichito repleto de connaisseurs.

27. Helado de Giolitti, en Via degli Ufficci del Vicario, a la vuelta de Palazzo Chigi, la sede de gobierno. Los mejores helados de Roma.

28. Especias en Castroni, en la Via Cola di Rienzo. Fascinante tienda de cierta antigüedad, con los mejores ingredientes de los rincones del mundo.

29. Chocolate caliente en el Greco, tradicional café del siglo 18, en Via Condotti, a un paso de Piazza di Spagna, en Roma. Todos quieren seguir los pasos de Stendhal, Keats, Lizst, Wagner, Bizet y otros que allí se inspiraron.

30. La terraza del Hotel Hassler (Villa Medici), en Via Sistina. Una de las mejores vistas de Roma. Puede comer divino  en el restaurante, o beber una copa en el bar.

31. Rivoire (antigua Fabbrica di Cioccolata), en la Piazza della Signoria, en Firenza. Antiguo y tradicional, su chocolate caliente es un must invernal.

32. Comida toscana en el Caffé Cibreo (Via del Verrocchio, 5r), en Florencia. Excelente cocina tradicional aggiornata. ¡La espera vale la pena!

33. Camarones sobre crema de garbanzos en Il Gambero Rosso, en el pueblito de San Vincenzo, en Toscana. Su dueño y chef, Fulvio Pierangelini, recibe premio tras premio por mantener una de las mejores cocinas de la península.

34. Pastelitos y un capuccino en la mañana en el Caffé Florian, en la Piazza San Marco de Venecia. Jamás podrá tener mejor telón de fondo.

35. Cocina veneciana en La Caravella, este restorán continúa allí, en Via XXIII Marzo, muy cerca de Piazza San Marco.

36. Un Bellini o un Tiziano, aperitivos de champagne, en el Hotel Villa Cipriani, en Asolo; precioso pueblo enclavado entre los cerros de Treviso. De los mismos dueños del famoso Harry’s Bar de Venecia.

37. La Libera (Via Pertinace, 24-A), en la bellísima Alba, Piemonte. Uno de los restaurantes donde mejor he comido en Italia.

38. Magret de canard, insuperable, en Chez André (Rue Marbeuf esquina de Rue Francois, 1er.). Mi bistrot favorito en mi barrio favorito de París, por su atmósfera y estupenda cocina.

39. Tarte aux fraises de Chez Francis, la mejor que he comido. En la Place de l’Alma, es espléndida.

40. Chocolates de La Maison du Chocolat (225, rue du Faubourg Saint Honoré). Los más deleitables que han quedado en mi memoria.

41. Bar y restaurante del Hotel Raphael (17, Av. Kléber, Paris 16). Puede encontrar a más de algún político europeo destacado, en discreto complot.

42. Comida y música portuguesa en Casa de Linhares (Beco dos Armazéns do Linho, en Alfama, antiguo barrio de marineros, junto al Tajo). Casa de fado pequeña y discreta, en una callejuela escondida.

43. Sardinas asadas a la parrilla (ante mi propia nariz), en un “bolichito” junto al Duero, justo al lado del Ponte Dom Luis, del lado de Porto.
44. Salmón ahumado de Escocia y una copa de Chablis en Fortnum & Mason, Piccadilly, Londres. Tienda de más de 300 años, para comprar té y delicatessen y luego tomar el té.

45. Ostras maravillosas de Bentley’s, tradicional restaurante de pescados y mariscos, en Swallow Street, 11-15, a un paso de Piccadilly.

46. Mi vodka gimlet favorito: el del Patiala Peg Bar en The Imperial Hotel (Janpath, Nueva Delhi). Para ser servido como en tiempos del British Raj, en una atmósfera inolvidable.

47. Comida india en The Spice Route, en el mismo formidable hotel. La mejor muestra de esa gastronomía.

48. Crustáceos en el Club de L’Oriental, Hanoi, Vietnam. Por su atmósfera tropical, sofisticada y elegante a la vez que simple, y su excelente cocina.

49. Menú vietnamita en el restorán Spices Garden, del Hotel Metropole, en Hanoi. Con un magnífico toque francés.

50. La Concubina, un cóctel (con tequila y jugo de kumquat; y, Grand Marnier) que bebí en el Mango Rooms, uno de los bares más simpáticos, relajados y atractivos donde haya puesto pie.

51. Pumpkin pie de la zona Amish de Pennsylvania. Para ser producto de un mundo retaco, potifrunci y sin pizca de humor, ese “pie” de zapallo es insólitamente voluptuoso, especiado, complejo, suave.

52. Cerveza Kronenburg frente a la Catedral de Notre Dame de París. Tomamos otra Kronenburg frente al Hôtel de Ville en Lovaina: nequaquam.

53. Carbonada de cholgas en una pensión sin nombre de Curacautín: nos comimos 4 platos de esa sopa preternatural hasta que el caldo nos llegó un jeme más arriba del píloro.

54. Bakewell tart en Bakewell: una de las tartas de almendra más deliciosas de Derbyshire, al lado de Derby, donde se practica el “deporte de los reyes”: galopan equinos, los reyes apotinjados beben champán. En cualquier bakery del lugar.

55. Chipirones de la Plaza Mayor en Madrid, Arco de Cuchilleros. Toda la morriña y niebla gallega en estos chipirones con salsa, en medio del desgañite y alharaca de las tunas.

56. Sopa i fu min del Danubio Azul: no la del actual “palacio”, sino del localcito que quedaba allá por Agustinas, hace más de 40 años…

57. La “faraona” de Bolonia: palazzo de nombre ignoto cerca de esa ciudad dotta e grassa, docta y gorda. ¡Qué gallina asada, Dios me ampare, y con ese nombre!

58. Camarones de Quito: frente a unos dorados retablos, camarones rosados en catafalco de hielo floreado de pétalos rojos; todo era rojo: rosas, manteles de brocato, velones en candelabros de plata.

59. Roasted goose de los Higgens de Colchester: oca navideña asada en punto de perfección, redonda, dorada y de piel crujiente, bajo la cual la carne, cocida a punto, se había conservado tan jugosa que era una bendición.

60. Salsa de jumil de Cuernavaca: se hace con una especie de coleóptero parecido al polol y para fijar bien el sabor, nos comimos un jumil vivo: fue un relámpago en la lengua que nos llenó, no el paladar y los sesos, sino todo el cráneo de un sabor intenso, alienígena.

61. Empanaditas de mandioca fritas de Asunción: las hacen en el copetín El Futuro (Quinta y Yegros); la harina es de mandioca y el relleno, de carne deshilachada aromatizada con comino. La fritura es tan liviana que es difícil impedir que se vuelen del plato.

62. Cabrito asado del Astrid y Gastón de Lima: cada restorán tiene un plato, y sólo uno, que es el non plus ultra. En este restorán limeño es el cabrito asado.

63. Huesos de marrano del Fulanitos, de Bogotá: es una especialidad del Cauca, espléndida zona culinaria. Jamás se verá Su Mercé frente a unos trozos de carne tan suculentos y delicuescentes.

64. Escalopa de ternera: de carne tan blanca como de pollo, apanada y frita. En el Ristorante della Stazione de Agnese Broghini, en Locarno, Alpes arriba. Se come de rodillas.

65. Spaghetti alle vongole romanos en algún restorancillo detrás de Santa Maria Maggiore. Llevan almejas diminutas, aceite de oliva y ajo.

66. Sopaipillas recién fritas, sin pasar por chancaca, calientitas, con los pies puestos a la orilla del brasero, bajo un aguacero de padre y señor mío, en Colchagua, a mitad del invierno.

67. Carne mechada con puré de Curicó: el restorán, ay, desapareció. “Es que se fue la maestra”… Se perdió la gorda en una tomatina nocturna allá por Teno. Qué gran pérdida.

68. Tartiflette de Annecy: cerca de Ginebra, al borde de un precioso lago. Plato de invierno, ideal luego de recorrer sus canales, bordeados de viejas casas y de flores: papas, cebolla, crema, queso, tocino.

69. Gianduiotti de Turín: chocolates rellenos con crema de avellanas, envueltos en papel dorado. Comerse uno es comenzar una batalla feroz en que uno es, por fortuna, derrotado a cada embate.

70. Tartas de pollo y champiñones de Sainsbury’s, que in illo tempore tenía fama de cierto refinamiento en Inglaterra. Sus tartas de pollo eran parte de nuestro menú de picnic por East Anglia. Una maravilla para un caminante pobre.

71. Ensalada de pallares verdes de Ica: todo el Perú es un banquete, la verdad es que nunca jamás hemos comido allá algo tan simple y delicioso como esa ensalada, en el fogón de doña Juana.

72. Salchichón de Lyon caliente con papas: nos encontramos un día en Lyon, capital gastronómica de Francia, entramos a un bistró del casco antiguo y comimos ese saucisson maravilloso.

73. Pescado frito en Sevilla: Andalucía es el lugar del mundo donde más pescado se fríe y donde mejor se lo hace. Entre a cualquier mesón y pida pescado frito. Y un vaso de gazpacho.

74. Guiso Zürcher Geschnetzeltes. Cuando pase por Zürich no debe dejar de probarlo: se trata de una deliciosa mezcla de carne, riñones y crema.

75. Arrollado de chancho del San Remo: en Santiago; pero le aseguramos que, de ser ofrecido en Nueva York, el garumaje de la Quinta Avenida haría cola para entrar a comerlo.

76. Churrascos de la hostería El Bosque, en la carretera 5 Sur, justo en el cruce con Victoria en la IX Región.

77. Sopa de caracoles de la Hostellerie de Levernois en Beaune, Francia (levernoiselaischateaux.com)

78. Huevos en meurette de La Fontaine de Mars y en el Tante Louise (tantelouisbernard.loiseau.com) en París.

79. Helados de Berthillon. Lo mejor es ir al salón de té, en el 29-31 de la Rue Saint Louis, en l’ile de París.

80. Mozarella del Rívoli, en Santiago, elaborada por su propio chef y dueño.

81. Eclairs de matcha (polvo de té verde) y toda la pastelería de Sadaharu Aoki, en París y Tokio.

82. Huevos guriev, unos huevos poché con caviar encima, sobre una salsa de mostaza y tomate, en la Maison Kaspia, una boutique de caviar en la Place de la Madeleine, en París. (www.lamaisonkaspia.com).

83. Hot dogs en las esquinas de Nueva York.

84. Bellini en el Harry’s Bar, el favorito de Ernest Hemingway en Venecia. Ahí mismo, en el Hotel Cipriani, el helado de chocolate es estupendo.

85. Fruta confitada y marron glacé de Hediard (www.hediard.fr). Su restaurante está en el 21 de la Place de la Madeleine, en París.

86. Macarrones de la pastelería Ladurée, en París. Fundada en 1862, estos dulces perfumados son su producto estrella. Los hay de bergamota, mango y jazmín, pétalos de rosa, flor de naranjo…

87. Restaurantes orientales baratos y entretenidos en la Rue St. Anne, París.

88. Shot de erizos del Ichi-ban, en Santiago

89. Tomates fragantes, rojos, deliciosos, y tantas otras frutas y verduras que se encuentran en las ferias de los pueblos de la Provenza.

90. Salmón ahumado del Europeo, en Santiago.

91. Cebiche ecuatoriano en cualquier restorán de Quito.

92. Helados de paila ecuatorianos. Se hacen en una paila con pulpa de fruta, claras de huevo batidas a nieve y azúcar.

93. Los boquerones en la Plaza Mayor de Madrid.

94. Lafayette Gourmet en París: tiene todo para cocinar, y ensaladas maravillosas. También un counter de jamón de pata negra, con una extraordinaria trilogía de jamón.

95. L’Arpege en París, tres estrellas Michelin gracias a su chef, Alain Passard . Cocina moderna con pescados, mariscos y muchos vegetales. (www.alain-passard.com)

96. Harrod’s Food Hall, en Londres.

97. Zabar’s, en la calle Broadway, Nueva York: ideal para comprar de todo y hacer un picnic en Central Park.

98. Almuerzo en el MOMA, en Nueva York.

99. Tagliatelli con trufas en la Maison de la Truffe, en París.

100. Kitchen Arts & Letters en Nueva York, una tienda de libros de cocina. Para imaginarse platos deliciosos, prepararlos al regreso y así sentirse, otra vez, de viaje.

10 BARES LOCOS

bares temáticos

1. Bharma: para fanáticos de Lost
Si ustedes siguieron las desventuras de Jack, Locke y la pecosa Kate en la isla de Lost, entonces deben visitar este reducto de Barcelona, llamado Bharma.

Está ubicado en la calle Pedro IV, número 93, y su decoración evoca la estética de Lost, con una mini-jungla en el centro del local y supuestos restos de avión por todos lados.

2. La casa de los Hobbits: para fanáticos de El Señor de los Anillos

Sentirán que este bar realmente está manejado por Hobbits. El lugar en cuestión se llama La casa de los Hobbits, funciona en Manila, Filipinas, y todos los empleados son enanos. Se sirven hasta 100 diferentes tipos de cerveza.

3. DM Baar: para fanáticos de Depeche Mode
En Tallin, capital de Estonia, es furor un bar para fanáticos del grupo de pop Depeche Mode. En esta ciudad se concentra la mayor cantidad de fans de la banda por metro cuadrado.

Todos ellos confluyen los fines de semana en este antro de Tallin, en donde sólo suena la música de Depeche.

4. 40×5 Tributo Bar: para fanáticos de los Rolling Stones en Buenos Aires. En el barrio de Villa Devoto, funciona el bar temático dedicado a los Rolling Stones.

Los tragos llevan los nombres de “sus majestades satánicas” y en las pantallas del local se proyectan videos de Mick Jagger & Cia, y de otras bandas rockeras.

Un flipper original de los Rolling Stones modelo 1979 y una estatua tamaño original de Keith Richard.

5. Fredagbar: para fanáticos de Mario Bros.

Los daneses sí que son raros. Todos los viernes a la medianoche, en la universidad de Copenhague, el Fredagbar se convierte en el Mario Bros Bar.

A la hora señalada, los amantes de este jueguito electrónico llevan bloques amarillos de telgopor y hongos gigantes de plástico, para emular las pantallas del juego.
6. Downtown Beirut II: para fanáticos de los bombardeos
Cómo justificar que a uno le guste tomar un trago en un sitio que parece tan bombardeado como Beirut en sus peores años.

Justamente, el Downtown Beirut II, en el corazón de Greenwich Village, Nueva York, reproduce una ciudad destruida, con mampostería quebrada, vidrios rotos y alambres de púa retorcidos.

7. Jekyll & Hyde Lounge: para fanáticos del terror

En Nueva York un bar para morirse de miedo. Jekyll & Hyde Lounge, un espacio decorado con imágenes terroríficas: esqueletos, instrumentos de tortura, sangre, misterio y gritos constantes de terror.

Mientras uno toma un gin tonic, un tipo con cara de demente se acerca con un hacha y amenaza con cortarnos en pedacitos y meternos en el freezer.

8. The Cannabis Café: para fanáticos de la marihuana
En Portland, EEUU, se inauguró Budtenders, el primer bar para fumar marihuana en un espacio común, siempre y cuando los clientes tengan licencia médica para consumirla.

El lugar cobra las bebidas pero no el cannabis y los visitantes pagan una membresía mensual de 25 dólares para usar las instalaciones.

9. Necrobar: para fanáticos de la muerte
Hay un bar para los que tienen fascinación por la muerte. Así es el Necrobar, uno de los bares temáticos más concurridos de Santiago de Chile.

Su decoración son: cráneos, huesos de animales y otros detalles que no dan ganas de vivir.  

10. La Clínica: para fanáticos de la medicina

En Singapur funciona un bar llamado La Clínica, en donde los mozos y camareras están vestidos como doctores y enfermeras.

No sólo las mesas parecen camas de hospital sino que uno puede beber de una bolsa de goteo (pero con el trago que uno ordene) y sentarse en una silla de ruedas.

Por José Barki

10 Restaurantes con el mejor diseño del mundo

Salir a cenar rara vez se trata únicamente de salir a comer. En la mayoría de las ocasiones, el escenario, el hecho de compartir un rato con pareja o amigos y el sentido de vivir una ocasión especial son igualmente importantes.

Restaurante Trollveggen (Romsdal, Noruega)

Para arquitectos y diseñadores de interiores, el diseño de un restaurante supone muchas veces una interesante invitación a la experimentación, ya que determinados elementos que una residencia particular podrían resultar excesivos, en estos espacios de asistencia circunstancial encajan, sin embargo, a la perfección.

La revista Architectural Digestha elaborado un ranking de los que, consideran los ‘10 nuevos restaurantes con diseño más bonito’ del mundo.

12 sitios para comer Fanesca en Quito

Fanesca

PICADAS EN LA CARRETERA

Picadas de Carretera

Desde picadas hasta restaurantes de mantel largo -con cava de vino francés incluido- se puede encontrar hoy en la Ruta 5.

Hoy la variedad es tan amplia, que amerita parar por el mejor pastel de choclo, por un exquisito foie gras o una plateada que cala hondo de lo sabrosa.

Estos son los locales imperdibles de la zona norte, centro y sur de la carretera.

Los restaurantes de carreteras hoy son de buena factura y una inmejorable oportunidad de probar comida casera, regional, rica y abundante. Incluso, hay algunas tan buenas, que varios comensales vuelven durante el año como paseo por el día.

Acá, una selección de los mejores restaurantes de la Ruta 5 y de la 68, que sirven para acortar el camino.

HACIA EL NORTE 

En el km 260 de la Panamericana Norte hay una clásica picada que debe llevar cerca de 40 años en ese punto de la carretera: la Hacienda Huentelauquén, la misma que Francisco “Chaleco” López visitó en 2013 después de ganar la penúltima etapa del Dakar, sólo para ir a probar una de sus empanadas fritas ($ 950).

Hay de queso mantecoso, porque este ingrediente viene precisamente de ese lugar, de una hacienda familiar que se dedica al queso. El lugar tiene pequeñas mesitas si quiere hacer un alto; de lo contrario, se las dan en un cambucho de papel para ir degustándolas en el auto.

Tenga cuidado de no quemarse, porque el queso -que sale a raudales- viene casi hirviendo. Acompáñelas de un jugo de papaya ($ 800). Si quiere ir abastecido de queso hasta su destino, lleve el del lugar ($ 7.490 el kilo).

Un poco más al sur, en el km 197, hay un restaurante famoso por los pescados y mariscos de la zona. Los reciben frescos, todos los días, en la IV Región. La comida de El Volante es abundante y rica, promete dejarlo listo para seguir conduciendo varios kilómetros más.

Pruebe su paila marina, que trae un buen pedazo de congrio, acompañado de lapas, jaiba, locos, piures y choritos ($ 6.000). Pregunte por los caldillos del día, porque si tiene suerte, le puede tocar uno de vieja, ese pescado de roca de carne blanca y un poquito más grasosa, ideal para estas preparaciones.

Si no quiere quedar tan satisfecho para que no le dé sueño conduciendo, opte por una sopa de machas, que tiene realmente sabor al producto y no está solapado por la crema o la mantequilla.
RUMBO AL SUR POR LA RUTA 5 

Si la meta es el sur de Chile y parte cerca del mediodía, a la altura del km 43,5 el hambre cundirá entre los pasajeros. Pase por El Rey del Pastel de Choclo, en Paine (RM). La historia del local, eso sí, no es de un rey, sino de una reina, Miriam Romo, heredera de esta picada que lleva en pie más de 100 años.

Al entrar se encontrará con manteles de tela brillante y fotos de rostros de televisión colgados de sus murallas. Todos asiduos a los manjares que salen de su cocina, en especial uno: el pastel de choclo. Dorado, crocante, de buen pino, con la cantidad justa de azúcar y bien generoso, de los mejores que se tenga registro, cuesta $ 5.900 y son cerca de 250 los que salen al día.

Por supuesto que ofrecen también humitas, elaboradas con el choclo de la zona, la medida justa de albahaca, sin tanto dulzor, cremosas y de muy buen porte ($ 1.500).

Si anda en busca de algo más contundente, prefiera la cazuela de vacuno ($ 4.000), que es abundante. Tamaño picada. De postre, no puede dejar pasar el fresco mote con huesillos, que acá lo dan con harto jugo y que está hecho en el día. Se nota la frescura.

Si va en camino y ya tiene en mente un pastel de choclo, llame para que se lo tengan preparado a su medida: puede ser sin azúcar y sin pollo. Tome nota, que este será el último año para probarlo: a mediados de 2015 está estipulado el ensanche de la carretera en ese sector y será el momento en que termine el reinado de este monarca. Dicen que abrirán un nuevo local, pero no tienen claro dónde. Eso sí, ya no a un costado de la carretera.

Si sigue por la ruta hacia el sur, en el km 109 hay un rincón de comida más al paso, Al Galope, cuya especialidad es la cocina chilena; es decir, los platos suculentos. Imperdible es el costillar de chancho con agregado, que puede ser papas fritas, puré picante o ensalada ($ 7.290).

La gracia es que se hace en horno de barro, bien lento, para dejarlo crocante por fuera y jugoso por dentro.

Pruebe los jugos naturales, de pura fruta, sin azúcar añadida ($ 2.400), y de postre una leche asada ($ 2.590). Elija adentro o terraza, la que es muy agradable, porque corre viento. Además, el lugar es cómodo para estacionar, porque hay suficiente sombra.

Si lo que se le antoja es comer pescado, unos pocos metros más allá, en el km 110, ponga atención donde diga “Salida a Rosario”: ahí debe tomar la caletera y devolverse un par de metros. Verá varios letreros que avisan, a la distancia, el restaurante El Encuentro. Se trata de una casona de adobe, fresca, con muebles de mimbre, estacionamiento sombreado y una terraza con una pileta donde nadan peces de colores.

Su especialidad son los pescados y mariscos, como el chupe de locos ($ 12.500) o un plato generoso de lenguado con salsa de camarones y papas hilo ($ 13.500).

Si guarda este dato para las vacaciones de invierno, se encontrará con una chimenea prendida que puede disfrutar en cómodos sillones de cuero. En estas fechas, la terraza tiene buena sombra y es ideal para una pausa. Si no va conduciendo, no se pierda el daiquiri, que lo hacen con frutas de la estación ($ 4.500).

DE REGRESO A SANTIAGO
En dirección contraria a los lugares mencionados y partiendo desde Talca rumbo a la capital, hay varios espacios más con buena gastronomía.

El primer hito está en el km 190. Ahí un cartel le avisará el desvío “a Romeral”. Cinco kilómetros más adentro, yendo hacia la cordillera, está este lindo pueblo, donde está enclavado un restaurante difícil de olvidar por sus plateadas.

Se trata de Colo Colo, que existe desde 1970 y que en 2012, el Círculo de Cronistas Gastronómicos lo distinguió por tener la mejor plateada del país.
COLO COLO
Es cosa de sentarse y probar: la carne es jugosa y tan blanda, que su consistencia resulta casi cremosa ($ 4.000). Se logra dorándola lentamente en el horno. Se suele acompañar por sus inmejorables papas fritas caseras, de corte normal y de una crocancia que deja claro que están recién hechas. Eso, o el puré cremoso que hace la señora Raquel.

En este local la gente suele pedir la plateada de $ 8.000, que es para dos y hasta tres personas. Viene en fuente de greda y con todo el jugo de la carne, listo para untar el pan amasado que ahí se sirve.

La puede probar sentado bajo la sombra de un parrón en una terraza fresca. ¿La guinda de la torta en esta época? La sandía, de un color rojo intenso y muy dulce.

Si es un fanático de los sánguches, esos abundantes y hechos con buena charcutería, no puede obviar el Soler, el clásico restaurante que está casi en la entrada de Curicó, en el km 189. Ahí, deléitese con el lomo ($ 3.700) en pan frica y con agregados que se pagan aparte: tomates, palta y mayonesa (entre $ 400 y $ 1.000).

Lo que tiene que saber es que detrás de este local hay una familia -los Soler- que se dedica desde 1940 a procesar el chancho y ofrecer los mejores cortes. De hecho, dentro del mismo restaurante se pueden comprar longanizas, embutidos y distintos tipos de jamón. 

Si prefiere un ambiente más relajado y familiar vaya al Mesón de Quilvo, un restaurante familiar ubicado en el km 179 y dentro de la Agrícola Santa Aurora. Siéntese en la terraza con vista al campo a disfrutar de las pastas hechas en el lugar, como los sorrentinos, de forma circular, que aquí se rellenan con espinaca y setas ($ 7.000). Pastas hay siempre, pero fíjese en la pizarra que está al entrar: ahí ofrecen otras especialidades, que van desde el rabo de toro, que se desmenuza solo ($ 13.000), hasta platos peruanos como ají de gallina ($ 15.000), acompañado con ñoquis.
MESON DE
Si quiere quedarse un tiempo más, puede dar un paseo de 45 minutos por los alrededores del restaurante, donde hay viñedos y cerezos, la principal producción de la agrícola. También verá a su paso una laguna con gansos, vitales para mantener el equilibrio del ecosistema en este tipo de cultivos orgánicos.

Al lado, sin avanzar mucho más, está el Juan y Medio, un imperdible si le gusta la cocina chilena. Los protagonistas aquí son las humitas, la palta reina, el pastel de choclo, la plateada y los porotos granados con pilco, los que le costará olvidar. Blanditos, de caldo sabroso y con una buena cantidad de choclo cuestan $ 4.300. Las humitas se sirven de buen porte y acompañadas de una ensalada chilena de tomates de la zona ($ 4.200). Eso hace que tengan un olor que pocas veces se encuentra en la ciudad.

Algo notable: mientras llegan los platos, le sirven un pan amasado de gran formato, humeante y de buena crocancia. Ideal para untarle mantequilla y pebre en el minuto. Tenga paciencia, que siempre está lleno, pero lo atenderán bien.
¿Un francés en la carretera? Entre Ríos era un restaurante típico de ruta, que pasó tiempo abandonado. Eso hasta que lo tomó la familia Masenez, franceses de tomo y lomo. Ellos se dedicaban a hacer vinos y licores en tierras galas y a este lugar llegaron a ofrecer elaboraciones propias.
juan y medio
Este punto culinario es de mantel largo. Extraño en una carretera, pero muy concurrido. No sólo ofrecen platos como el “boeuf bourguignon” (carne sabrosa y suave, tras ser cocinada por horas al vino, $ 10.000) o confit de pato ($ 14.000), sino que además ahí puede hacer una detención para relajarse con sólo escuchar a quien toca el piano en el bar. Los que no vayan conduciendo, pueden incluso preguntar por una degustación de vinos franceses en la sala de catas.
+ENCUENTRA AQUI LAS DIRECCIONES+

POR LA RUTA 68
Resulta difícil elegir entre la gran cantidad de opciones que puede encontrar camino a la V Región. Como pasa por Curacaví, es inevitable pensar en los pasteles chilenos. Los de losDulces Issa están en el km 40,5 y son hechos con recetas de la época de La Colonia; es decir, con recetas como el huevo mol (esa pasta hecha con yemas de huevo) dentro de una tacita de crocante hojarasca y con una abundante porción de merengue ($ 900). No deje de probar los alfajores con manjar blanco.

Si lo que quiere es pasar a almorzar a un clásico de la cocina chilena, desvíese al Restaurante y Dulces Millahue, en el km 35, donde puede hacer una parada para probar su especialidad: las empanadas de pino, hechas con masa dorada y cachitos crocantes ($ 1.200) o la cazuela de vacuno ($ 5.500), que ahí sirven bien generosa. Si prefiere un plato de temporada, opte por el pastel de choclo ($ 5.500).

Picadas en Chile

COMIDA DE CALLE

Cada pueblo tiene sus costumbres culinarias callejeras y rasgos que los caracteriza y así llega uno a conocerlos mejor a través de lo que comen…en la calle!

Cuando hablo de comer en la calle, al igual que el 99% de los vietnamitas.
Es costumbre para el vietnamita comer en locales económicos a pie de calle, donde se sirve la comida en tazones de plástico..
En la calle encontrarás enorme cantidad de alimentos: dulces de frutas, cereales, arroz, etc.. zumos, rollitos, pasteleria e incluso helados de una arxhiconocida multinacional en un incansable carrito de persuasiva e insistente musica.
Bebidas cada 2 metros.
Les aconsejo probar zumos y batidos naturales de cantidad de frutas, deliciosas mezcladas con leche.
Bocadillos callejeros a base de baguette, con embutidos de cerdo, verduras, pate, etc..
En ciudades como Saigon, una conocidisima pasteleria no cierra.
Si oyes el ruido del golpear 2 palos entre sí, significa que alguien vende sopas. Repetir el nombre de la sopa que vende y el chaval acudirá donde estés. Pedidle la sopa, y por unos miserables céntimos.
Los vendedores ambulantes gritan lo que venden. El inconveniente es que muchos de estos vendedores no hablan nada a parte del vietnamita y siempre pagarás más de lo que cuesta aunque siempre parecerá poco.
Podréis recorrer la ciudad visitando lugares conocidos por los locales por servirse una única especialidad como los Banh Beo de desayuno (pequeños pastelillos de gambas) o Banh Xeo, crepe rellena de brotes de soja, carne, gambas y acompañada de vegetales y salsa de pescado,en Tan Dinh.
No dudeis en probar la cocina vietnamita y no lo hagais en hoteles o restaurantes turisticos, hacedlo donde los nativos acuden a comer.

Yo viajo para comer, preferiblemente por la calle, dice Tom Parker Bowles. “Porque ahí es donde se encuentra la verdadera esencia de la gastronomía, entre los carritos de tacos y los puestos de fideos o las cestas de hierbas. Las estrellas Michelín no despiertan mi interés, salvo raras excepciones. Y los restaurantes turísticos, con sus sosos menús ‘seguros’, me parecen terribles. M primera parada siempre es la calle. El aroma de las hogueras y de la grasa tostada, el resplandor de las luces artificiales, el bullicio, las risas y el deleite de los clientes. Nada de espumas, ni terrinas, ni platos de formas extrañas. Nada de grandes egos, ni altivos sommeliers, ni comedores con el ambiente de un tanatorio. Solo comida que provoque reacciones de júbilo en las papilas gustativas. Algunas de las cosas más deliciosas que probé fue estando de pie, o sentado a una mesa destartalada junto al asfalto, rodeado de humo de camiones, de olor a tabaco y de ruidos”.

En Chile 

  • EMPANADAS FRITAS DE QUESO

  • COMPLETO CHILENO, es un ”perro caliente”, una salchicha caliente en un pan con chucrut, salsa americana, tomate picadito, cebolla picada, pikles, ketchut, mostaza
  • ITALIANO
  • ESPECIAL
  • AS
  • HOT DOG
  • CHORRILLANA, es una bomba! Carne asada de vacuno, salchichas vienesas, papas y cebollas fritas, plato ùnico.
  • SALCHIPAPAS, tìpicas papas fritas con salchichas.
  • PAPAS FRITAS
  • SOPAIPILLAS, tortitas de harina y zapallo fritas
  • CHURROS, los tìpicos dulces alargados de herencia española
  • MANÌ CONFITADO

SANDWICHES

  • Barros Lucos, carne a la plancha y queso derretido
  • Barros Jarpa o Aliados, relleno de jamòn con queso derretido caliente
  • Ave Pimiento, Pollo, pimiento cocido y mayonesa
  • Vegetariano, Tomates, porotos verdes, quesillo y palta
  • Queso Caliente, sòlo con queso caliente
  • Diplomàtico con Palta, Lomito de cerdo, palta y queso caliente
  • York, jamòn y huevo frito
  • Chacarero, Carne vacuno a la plancha,porotos,tomates y ajì
  • Chemilico, Carne con cebolla frita y huevo frito
  • Queso y jamòn, jamòn y queso derretido

SANDWICH o “SANGUCHE” DE POTITO, nombre chistoso para un sandwich de carne del recto del vacuno con ajì, cebolla.

El “sánguche de potito” es como dicen en Chile, chunchule (sería lo mas exacto ya que el término viene del quechua ch’unchul, “intestino”), de vacuno o de cerdo y mondongo (guatita que le dicen en Chile).
El chinchulin y el mondongo tienen que estar bien cocidos, podemos hacerlo con olla a presión, luego ponemos todo cortado en tiritas con salsa de tomate.
Sofreímos cebolla y le agregamos repollo en tiras lo deja cocer hasta que este listo. Se le puede agregar zanahoria rallada y ají color.
Se cuecen chorizos (o longanizas chilenas que no son secas y tan duras como las argentinas).
Se abre la marraqueta se le incorpora una porción del guiso de guatitas, una porción del guiso de cebolla con repollo, y el chorizo (longaniza) abierta.
Aderezo ají y mostaza.
El sándwich de potito es un clásico de los estadios, como el choripán.

Fricandela

Por Juan Pablo Mellado

 – 400 gr. de carne molida de res

– 400 gr de carme molida de chancho
– 2 yemas 
– 4 cdas de pan rallado
– ½ cebolla picada
– ½ diente de ajo picado 
– perejil 
– Sal y pimienta 
– Aceite
Poner en un bowl las carnes y agregar el resto de los ingredientes, mezclar bien con las manos. Para comprobar que esté bien de sal, probar una pizca cocinada con un poco de aceite. Rectificar el sabor si fuese necesario.
Armar las fricandelas formando hamburguesas gruesas y grandes. Conviene aplastarlas un poco al centro para que no se abomben

Freír en una sartén.

Rey de la comida callejera

La venta de perros calientes.

Todos los Hot Dogs tienen en común 3 ingredientes básicos, pan, salchicha y algún aderezo, partiendo de esta combinación cada lugar ha ido adaptando la receta al gusto de sus habitantes.

En Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, y Perú le llaman pancho, los ingredientes que se suelen añadir van desde papas fritas trituradas, guisantes y maíz en Argentina.

En Chile le agregan palta. Y hay otro clásico que lo llaman italiano.

Pepinillos, queso derretido y bacón en Uruguay, donde la presentación la salchicha mide el doble que el pan.

En Colombia, son conocidos por su gran tamaño, siempre se le añaden papas fritas de paquete trituradas y queso; en tipos más especiales, se agrega jamón en tiras, bacón, salsa de piña, y 1 huevo de codorniz.

En México se le agrega tomate picado con cebolla y tiras de chile. También queso amarillo derretido, frijoles, cebollas fritas y cacahuetes.

¿Por qué los hot dog se llaman así?

Los panes de hot dog son mundialmente conocidos. Pocos han reparado en su curioso nombre, traducido al español como perro caliente.

Originales de Alemania, estos embutidos llegaron a EEUU en el año 1887 por intermedio de los inmigrantes germanos, quienes los llamaban “dachshund” (perro salchicha). Gracias a su costo y buen sabor se hicieron rápidamente conocidos y muchas carnicerías empezaron a fabricarlas.

Como el béisbol era uno de los deportes más populares de la época, Harry Mozley Stevens, un vendedor de dulces en los estadios, decidió cambiar su carrito por una bandeja de panes con hot dog. El éxito fue increíble, a inicios de 1900 los sánguches eran los preferidos en los campos de beisbol.

Mozley vendía las salchichas diciendo: “They’re red hot! Get your dachshund sausages while they’re red hot!” («Aquí están las rojas calentitas, adquiera un dachshund (perro salchicha) mientras estén calientes»).

Este pregón inspiró al periodista deportivo y dibujante Thomas Aloysius Dorgan a escribir una columna burlona que relataba la manera en que se vendían los panes en el estadio.

Sin embargo, al no saber escribir “dachshund” solo lo bautizó como Hot Dog. La nota fue tan leída que desde entonces el propio Mozley empezó a llamarlo hotdog.

Algunas delicias callejeras

BAOZI (China)

En muchas rutas chinas se puede encontrar este bollo al vapor u horneado, relleno de todo tipo de ingredientes, desde carne y caldo de cerdo hasta natillas y pasta dulce de semilla de loto.

CHIVITO AL PAN (Uruguay)

Este bocadillo rebosante de carne –la humilde pero vistosa especialidad de Uruguay- es una de las maneras más apetitosas de degustar la famosa ternera del país.

FALAFEL (Israel)

El falafel es una comida rápida. Sencilla y asequible, esta especie de croqueta de garbanzos alimentó a los pueblos del Medio Oriente durante siglos y dio la vuelta al mundo.

FULL MUDAMMAS (Egipto)

El desayuno egipcio de los campeones es también el plato nacional. Servido como relleno para un sándwich, este estofado con múltiples especias mantiene en marcha a 80 millones de personas durante el día.

GYROS (Grecia)

Este envoltorio de pita, relleno de trozos calientes de carne asada que gotea una deliciosa salsa de ajo, constituye un perfecto bocado para la última hora de la noche.

PASTEL DE BELÉM (Lisboa)

Estas deliciosas tartaletas son el regalo que Portugal hace al mundo. Los mejores pastéis –los de la Antigua Confeitaria de Belém– siguen una receta secreta.

SAMSA (Asia Central)

Esta empanada rellena de cordero ligeramente especiado es, desde hace siglos, uno de los tentempiés favoritos de las caravanas, los comerciantes de especias y los viajeros que recorren la Ruta de la Seda.

Se les llama samsa, pequeños paquetitos cuadrados rellenos de zanahoria, cebolla y carne de cordero, envueltos en una finí­sima masa.

Se cuecen hasta que se van tostando, en hornos de barro que tienen una base ancha y una pequeña boca en la superficie.

TAKOYAKI (Osaka, Japón)

Las takoyaki son unas pequeñas bolas crujientes de masa con trozos de pulpo que se pueden comprar en puestos callejeros y se acompañan de salsa, mayonesa y copos de atún seco, o se mojan cuidadosamente en la ácida salsa ponzu.

Los aperitivos son frecuentes en la India, de modo que la degustación de estos pequeños platos deja al comensal con ganas de más. Algunos de los entrantes más populares son las frituras, la dosa, una torta crujiente que se sirve con papas, o la samosa, una empanadilla rellena de carne o verdura al curry que se puede tomar en cualquier lugar y a cualquier hora del día.

Los platos de carne son más fáciles de encontrar en el norte, donde el cordero al curry, o el Biryani, un plato de pollo o cordero con arroz aromatizado con naranja y acompañado de agua de rosas, son algunos de los más populares. Otro de los platos destacados en la cocina india es el pato de Bombay.

Sin embargo conviene no dejarse engañar por su nombre, ya que en realidad está elaborado con pescado, en concreto con “bombloe”, que se toma frito o con curry. Muchos de estos platos de carne o pescado se marinan en especias y se cuecen en un horno tradicional indio denominado tandoor, nombre al que recetas como el pollo al tandoori deben su nombre.

Hamburguesas

En Nueva York en el Madison Square Park. El lugar se llama “Shake Shack”.

La hamburguesa es muy rica y las papas también, aunque en general hay que estar preparado para hacer una buena cola.

Excelente lugar para una pasada rápida y quedar más que satisfecho.

 

franklin

Comida Callejera

Comida en el Mundo

Comida Vietnamita

!Lo que me recetó el Doc!

Fuente Alemana

La Fuente Alemana

La Fuente Alemana es un clásico con más de 40 años de historia y que se ah mantenido exactamente = en el tiempo. Escondido detrás de un horrible paradero de micros pasa inadvertido este sencillo local de “estilo” Alemán.

El local es parte de nuestra memoria colectiva, ha ganado al encuesta al mejor restaurant de sándwich de Santiago.

La Original está ubicada en Alameda 58, un poco más debajo de Plaza Italia.

En 1998 se abrió una sucursal en Avenida Pedro de Valdivia 210 que no está nada de mal. Abren de lunes a sábado continuado de 10:00 a 23:00+-.

fuente_alemana_02

Este local de los Hermanos Siri nace a principios de los años 60´ cuando compraron y le cambiaron el nombre a un local de los años 40´ venido a menos (La Predilecta). Aparte de los excelentes sanguches que se pueden degustar, hay una reducida “carta” de platos que dan para hablar.

Adentro de la sanguchería se encuentran los mejores lomitos, churrascos, gordas y rumanos de Santiago.

Su secreto está en lo “natural – casero”, pan hecho por ellos, no hay kétchup sino una excelente salsa de tomates preparada en el local al igual que la mayo.

fuente_alemana_03

Sangucho N°1 :

Lomito

En pan frika. El pan como ya mencionamos es casero, de buen porte, blando y con la consistencia necesaria para recibir todos los ingredientes sin colapsar. Los ingredientes (palta, tomate, mayo) de excelente calidad como siempre.

El lomo, de corte delgado, lo mantienen tibio en su jugo dentro de esas “canastas” de acero inoxidable, es buenísimo y el elemento jerárquico del sandwich, un verdadero LOMITO!!.

Del tamaño de este aún sigue siendo abundante.

fuente_alemana_04

Sangucho N°2 :

Rumano

Un Sanguchón único!!

Rumano es una Hamburguesa hecha de carne de vacuno y cerdo. Está aliñada con bastante ajo y otros aliños, uno de ellos debe ser ají ya que pica algo y da la sensación de que el sanguche tuviera algo de pebre, MUY WENO, eso si descarten cualquier actividad que involucre relacionarse con otras personas… el ajo se expresa!!.

El acompañamiento le da una suavidad bastante agradable al sandwich, muy recomendable.

Ahora si no eres aguas tibias lo tienes que pedir completo (chucrut y salsa de tomates casera) muy bueno también!. La calidad del pan,  los ingrediente y su proporción son iguales al del lomito.

fuente_alemana_05

Italiano, 

La fuente Alemana también destaca por la calidad de sus embutidos y la salchicha no es un excepción, si bien es un poco caro comparado con los otros locales, tiene buen porte, el pan también es casero y con las mismas bondades mencionadas en los otros sanguches.

La salchicha aparte de su gran sabor esta dorada a la plancha, lo que a mi gusto la resalta aun más. En cuanto a los ingrediente, ídem a los anteriores.

fuente_alemana_06

El Arrollado del San Remo

No hay página, blog o persona que este ligada al buen comer, a las picadas, que no conozca o tenga una nota sobre el Restaurant San Remo.

Si usted lee sus comentarios y no habla de sus arrollados, o sus papas fritas, nada que hacer a ese le falta lleca.

Una de las primeras notas que me atreví a subir fue sobre este mítico restaurant, fuimos con una hermosa musa y un adolescente, equipo mas que adecuado, él dió su visto bueno a las papas fritas y él sabe (es de los que no le ponen kétchup a las papas), la musa fue por las escalopas y todo bien, en mi caso arrollado con puré picante NOTABLE .

Hoy me entero que lo quieren cerrar, si así como lo leen, la modernidad sigue arrasando con Av. Matta , en el caso del San Remo, un respiradero para el metro se quiere llevar la tradición junto a una cuadra de centenarias casas.

Los Arrollados del San Remo con Días Contados

Por Natalia Heusser H.

En 1890 era el bar La Blanca. En 1920 se convirtió en una carnicería y 1976 pasó a llamarse restorán San Remo, nombre que conserva hasta hoy.

Esta esquina de avenida Matta con Cuevas es conocida por las escalopas, las hamburguesas caseras y las chuletas. Pero el plato que la llevó a la fama fue el arrollado.

¿Cuál es el secreto?

Sin entregar mucho detalle, aseguraron que utilizan poco aliño y una carne única que calificaron como “filete del chancho”.

Poco antes de las 13 horas tienen todo listo. Los arrollados terminan de cocerse en una gran olla y las papas ya están preparadas.

Un mesero pone los últimos manteles, mientras otro ajusta su humita. Es momento de abrir las puertas del San Remo.

Así han funcionado durante 36 años, pero esta tradición podría tener su fin.

Hace dos meses, un cliente habitual se acercó a Juan Siré, uno de los dueños del local. Se presentó como inspector del Metro de Santiago y le informó que antes de fin de año debían expropiarles el restorán porque el sitio estaba contemplado en la ruta de la nueva Línea 3, en la unión entre las estaciones de Matta e Irarrázaval. 

Están obligados a buscar otro emplazamiento, pero ha sido difícil porque ninguno llega a los 300 metros cuadrados que poseen hoy. “No hay dónde cambiarse y estamos con incertidumbre. Hemos buscado hasta en Ñuñoa y no hay lugares similares a este”.

Están desanimados y esto se nota en todos los empleados. “Tengo una prótesis en la pierna y por ese problema nunca había podido trabajar y aquí me dieron la posibilidad”, comenta Érika Órdenes mientras pela papas.

Raúl Serra es uno de los socios fundadores y le teme al fin de su sueño. “Nunca habíamos tenido una crisis. Si nos cambiamos de lugar, es probable que perdamos clientes y, si tenemos que cerrar un mes, nos vamos a ir a la quiebra. Este es el sacrificio de toda una vida”, afirma.

Mantener el San Remo no ha sido una tarea simple. Serra cuenta que en una época sólo asistían clientes que iban a jugar al cacho y al dominó. “Tuvimos que cortar esa práctica porque se estaban convirtiendo al restorán en una cantina. Sólo venían a tomar y nosotros queríamos darle el tono familiar”.

Los clientes que se han enterado de la fatídica noticia se han encargado de hacerla pública a través de Internet. Se rehúsan a que desaparezca la picada.

Por su parte, los dueños del local han guardado cada publicación en la que ha aparecido el San Remo. Confían en que estos escritos se conviertan en documentos que respalden su aporte en la historia de Santiago. Sólo así podrán enfrentar la expropiación.

 

Restaurante San Remo reabre sus puertas

Un inmueble de calle Miguel Claro albergará al restaurante de los conocidos arrollados. El lugar tendrá una decoración parecida al local de Avenida Matta.

Hoy, el San Remo ya tiene un nuevo lugar. A partir del 25 de febrero comenzarán a funcionar en una antigua casona de la calle Miguel Claro 2220. Justo a un costado de la plaza Sucre. Ahí se vendían pasteles y café, en la cafetería Maqui, pero ahora será el turno de los clásicos arrollados.

El local no sólo es más moderno, sino que más grande. En su interior, habrá más de 27 mesas.

Siré cuenta que el nuevo inmueble conservará la estética del antiguo restaurante de Av. Matta, para que sus comensales se sientan como “en casa”. “Además, tendremos un museo con fotografías de los distintos usos que tuvo el local de Matta”, explica.

Con “museo”, Siré se refiere a un espacio que mostrará imágenes de 1890, cuando ahí funcionaba el bar La Blanca, y de los años posteriores, cuando el local fue una carnicería, La Vaca Gorda. 

El nuevo San Remo tendrá, además, una terraza, que será habilitada con jardines y mesas, donde se podrá degustar las mismas especialidades de siempre y otras más. “Seguiremos con el arrollado con puré picante y con las fricandelas, pero estamos pensando agregar algunos nuevos al menú”, dice Siré.

Con historia

Todos los negocios que pasaron por ese edificio de 1890, pertenecieron a la familia de Juan Siré. En 1976, este emprendió con el negocio de los arrollados. En su local, aparte de comer, se escuchaba tango y la música de Lalo Martel y Argentino Ledesma. Cada vez que iban, se quedaban a comer.

En los últimos años, se fue sumando otro público, uno que valoraba la tradición de sus platos y el barrio donde estaba instalado. No pocas veces llegaba a comer ahí el dueño del bar Liguria, Marcelo Cicali y el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco. Ambos, de hecho, se opusieron al cierre del espacio a través de las redes sociales. “Son todos ellos los que se merecen esta reapertura, pues realizaron una fuerte defensa que hizo rerflejar el verdadero cariño que tienen por el San Remo”, remata Siré.

Tiempo atrás, una revista de papel couché le preguntó al chef Javier Pascual dónde está el mejor restaurante del mundo. Y Pascual, que es un hombre viajado, dijo: “Ni en París ni en Madrid, ni en Londres, sino en Avenida Matta con Cuevas”.

Como me pareció increíble, llame y pregunté .

Por mi parte cumplo con re-publicar una de mis primeras notas.

 Si seguimos perdiendo patrimonio cultural, es bien poco lo que podremos hacer a futuro.  

Es común entrar en un restaurante y encontrar una interminable lista de platos. Siempre me he preguntado como alguien puede ser un experto en cocinar de todo. Por esto la propuesta del San Remo me pareció tan clara y eficiente.

Ellos tienen:

  • Los mejores Arrollados
  • Las mejores Papas Fritas
  • Las Chuletas
  • Escalopas
  • Hamburguesas

Y claro los típicos acompañamientos. Tienen papas, en todas sus formas, si eres de los que consideran que una papa es lo mas cerca que puedes llegar a estar de una ensalada.  Papas fritas, me entendió dije papas fritas, ricas, ricas, ricas.

Sería todo, la carta esta completa.

Si tu idea es probar un clásico, pero uno de esos “de adeveras”, este es el lugar. La ambientación, la preparación y hasta los que atienden son como de otra época.

Precios razonables, estacionamiento, buena atención, se agradece no haber convertido este local en una de esas Neo Picadas que inventan historia y onda.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 661 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: