PICADAS EN LA CARRETERA

Picadas de Carretera

Desde picadas hasta restaurantes de mantel largo -con cava de vino francés incluido- se puede encontrar hoy en la Ruta 5.

Hoy la variedad es tan amplia, que amerita parar por el mejor pastel de choclo, por un exquisito foie gras o una plateada que cala hondo de lo sabrosa.

Estos son los locales imperdibles de la zona norte, centro y sur de la carretera.

Los restaurantes de carreteras hoy son de buena factura y una inmejorable oportunidad de probar comida casera, regional, rica y abundante. Incluso, hay algunas tan buenas, que varios comensales vuelven durante el año como paseo por el día.

Acá, una selección de los mejores restaurantes de la Ruta 5 y de la 68, que sirven para acortar el camino.

HACIA EL NORTE 

En el km 260 de la Panamericana Norte hay una clásica picada que debe llevar cerca de 40 años en ese punto de la carretera: la Hacienda Huentelauquén, la misma que Francisco “Chaleco” López visitó en 2013 después de ganar la penúltima etapa del Dakar, sólo para ir a probar una de sus empanadas fritas ($ 950).

Hay de queso mantecoso, porque este ingrediente viene precisamente de ese lugar, de una hacienda familiar que se dedica al queso. El lugar tiene pequeñas mesitas si quiere hacer un alto; de lo contrario, se las dan en un cambucho de papel para ir degustándolas en el auto.

Tenga cuidado de no quemarse, porque el queso -que sale a raudales- viene casi hirviendo. Acompáñelas de un jugo de papaya ($ 800). Si quiere ir abastecido de queso hasta su destino, lleve el del lugar ($ 7.490 el kilo).

Un poco más al sur, en el km 197, hay un restaurante famoso por los pescados y mariscos de la zona. Los reciben frescos, todos los días, en la IV Región. La comida de El Volante es abundante y rica, promete dejarlo listo para seguir conduciendo varios kilómetros más.

Pruebe su paila marina, que trae un buen pedazo de congrio, acompañado de lapas, jaiba, locos, piures y choritos ($ 6.000). Pregunte por los caldillos del día, porque si tiene suerte, le puede tocar uno de vieja, ese pescado de roca de carne blanca y un poquito más grasosa, ideal para estas preparaciones.

Si no quiere quedar tan satisfecho para que no le dé sueño conduciendo, opte por una sopa de machas, que tiene realmente sabor al producto y no está solapado por la crema o la mantequilla.
RUMBO AL SUR POR LA RUTA 5 

Si la meta es el sur de Chile y parte cerca del mediodía, a la altura del km 43,5 el hambre cundirá entre los pasajeros. Pase por El Rey del Pastel de Choclo, en Paine (RM). La historia del local, eso sí, no es de un rey, sino de una reina, Miriam Romo, heredera de esta picada que lleva en pie más de 100 años.

Al entrar se encontrará con manteles de tela brillante y fotos de rostros de televisión colgados de sus murallas. Todos asiduos a los manjares que salen de su cocina, en especial uno: el pastel de choclo. Dorado, crocante, de buen pino, con la cantidad justa de azúcar y bien generoso, de los mejores que se tenga registro, cuesta $ 5.900 y son cerca de 250 los que salen al día.

Por supuesto que ofrecen también humitas, elaboradas con el choclo de la zona, la medida justa de albahaca, sin tanto dulzor, cremosas y de muy buen porte ($ 1.500).

Si anda en busca de algo más contundente, prefiera la cazuela de vacuno ($ 4.000), que es abundante. Tamaño picada. De postre, no puede dejar pasar el fresco mote con huesillos, que acá lo dan con harto jugo y que está hecho en el día. Se nota la frescura.

Si va en camino y ya tiene en mente un pastel de choclo, llame para que se lo tengan preparado a su medida: puede ser sin azúcar y sin pollo. Tome nota, que este será el último año para probarlo: a mediados de 2015 está estipulado el ensanche de la carretera en ese sector y será el momento en que termine el reinado de este monarca. Dicen que abrirán un nuevo local, pero no tienen claro dónde. Eso sí, ya no a un costado de la carretera.

Si sigue por la ruta hacia el sur, en el km 109 hay un rincón de comida más al paso, Al Galope, cuya especialidad es la cocina chilena; es decir, los platos suculentos. Imperdible es el costillar de chancho con agregado, que puede ser papas fritas, puré picante o ensalada ($ 7.290).

La gracia es que se hace en horno de barro, bien lento, para dejarlo crocante por fuera y jugoso por dentro.

Pruebe los jugos naturales, de pura fruta, sin azúcar añadida ($ 2.400), y de postre una leche asada ($ 2.590). Elija adentro o terraza, la que es muy agradable, porque corre viento. Además, el lugar es cómodo para estacionar, porque hay suficiente sombra.

Si lo que se le antoja es comer pescado, unos pocos metros más allá, en el km 110, ponga atención donde diga “Salida a Rosario”: ahí debe tomar la caletera y devolverse un par de metros. Verá varios letreros que avisan, a la distancia, el restaurante El Encuentro. Se trata de una casona de adobe, fresca, con muebles de mimbre, estacionamiento sombreado y una terraza con una pileta donde nadan peces de colores.

Su especialidad son los pescados y mariscos, como el chupe de locos ($ 12.500) o un plato generoso de lenguado con salsa de camarones y papas hilo ($ 13.500).

Si guarda este dato para las vacaciones de invierno, se encontrará con una chimenea prendida que puede disfrutar en cómodos sillones de cuero. En estas fechas, la terraza tiene buena sombra y es ideal para una pausa. Si no va conduciendo, no se pierda el daiquiri, que lo hacen con frutas de la estación ($ 4.500).

DE REGRESO A SANTIAGO
En dirección contraria a los lugares mencionados y partiendo desde Talca rumbo a la capital, hay varios espacios más con buena gastronomía.

El primer hito está en el km 190. Ahí un cartel le avisará el desvío “a Romeral”. Cinco kilómetros más adentro, yendo hacia la cordillera, está este lindo pueblo, donde está enclavado un restaurante difícil de olvidar por sus plateadas.

Se trata de Colo Colo, que existe desde 1970 y que en 2012, el Círculo de Cronistas Gastronómicos lo distinguió por tener la mejor plateada del país.
COLO COLO
Es cosa de sentarse y probar: la carne es jugosa y tan blanda, que su consistencia resulta casi cremosa ($ 4.000). Se logra dorándola lentamente en el horno. Se suele acompañar por sus inmejorables papas fritas caseras, de corte normal y de una crocancia que deja claro que están recién hechas. Eso, o el puré cremoso que hace la señora Raquel.

En este local la gente suele pedir la plateada de $ 8.000, que es para dos y hasta tres personas. Viene en fuente de greda y con todo el jugo de la carne, listo para untar el pan amasado que ahí se sirve.

La puede probar sentado bajo la sombra de un parrón en una terraza fresca. ¿La guinda de la torta en esta época? La sandía, de un color rojo intenso y muy dulce.

Si es un fanático de los sánguches, esos abundantes y hechos con buena charcutería, no puede obviar el Soler, el clásico restaurante que está casi en la entrada de Curicó, en el km 189. Ahí, deléitese con el lomo ($ 3.700) en pan frica y con agregados que se pagan aparte: tomates, palta y mayonesa (entre $ 400 y $ 1.000).

Lo que tiene que saber es que detrás de este local hay una familia -los Soler- que se dedica desde 1940 a procesar el chancho y ofrecer los mejores cortes. De hecho, dentro del mismo restaurante se pueden comprar longanizas, embutidos y distintos tipos de jamón. 

Si prefiere un ambiente más relajado y familiar vaya al Mesón de Quilvo, un restaurante familiar ubicado en el km 179 y dentro de la Agrícola Santa Aurora. Siéntese en la terraza con vista al campo a disfrutar de las pastas hechas en el lugar, como los sorrentinos, de forma circular, que aquí se rellenan con espinaca y setas ($ 7.000). Pastas hay siempre, pero fíjese en la pizarra que está al entrar: ahí ofrecen otras especialidades, que van desde el rabo de toro, que se desmenuza solo ($ 13.000), hasta platos peruanos como ají de gallina ($ 15.000), acompañado con ñoquis.
MESON DE
Si quiere quedarse un tiempo más, puede dar un paseo de 45 minutos por los alrededores del restaurante, donde hay viñedos y cerezos, la principal producción de la agrícola. También verá a su paso una laguna con gansos, vitales para mantener el equilibrio del ecosistema en este tipo de cultivos orgánicos.

Al lado, sin avanzar mucho más, está el Juan y Medio, un imperdible si le gusta la cocina chilena. Los protagonistas aquí son las humitas, la palta reina, el pastel de choclo, la plateada y los porotos granados con pilco, los que le costará olvidar. Blanditos, de caldo sabroso y con una buena cantidad de choclo cuestan $ 4.300. Las humitas se sirven de buen porte y acompañadas de una ensalada chilena de tomates de la zona ($ 4.200). Eso hace que tengan un olor que pocas veces se encuentra en la ciudad.

Algo notable: mientras llegan los platos, le sirven un pan amasado de gran formato, humeante y de buena crocancia. Ideal para untarle mantequilla y pebre en el minuto. Tenga paciencia, que siempre está lleno, pero lo atenderán bien.
¿Un francés en la carretera? Entre Ríos era un restaurante típico de ruta, que pasó tiempo abandonado. Eso hasta que lo tomó la familia Masenez, franceses de tomo y lomo. Ellos se dedicaban a hacer vinos y licores en tierras galas y a este lugar llegaron a ofrecer elaboraciones propias.
juan y medio
Este punto culinario es de mantel largo. Extraño en una carretera, pero muy concurrido. No sólo ofrecen platos como el “boeuf bourguignon” (carne sabrosa y suave, tras ser cocinada por horas al vino, $ 10.000) o confit de pato ($ 14.000), sino que además ahí puede hacer una detención para relajarse con sólo escuchar a quien toca el piano en el bar. Los que no vayan conduciendo, pueden incluso preguntar por una degustación de vinos franceses en la sala de catas.
+ENCUENTRA AQUI LAS DIRECCIONES+

POR LA RUTA 68
Resulta difícil elegir entre la gran cantidad de opciones que puede encontrar camino a la V Región. Como pasa por Curacaví, es inevitable pensar en los pasteles chilenos. Los de losDulces Issa están en el km 40,5 y son hechos con recetas de la época de La Colonia; es decir, con recetas como el huevo mol (esa pasta hecha con yemas de huevo) dentro de una tacita de crocante hojarasca y con una abundante porción de merengue ($ 900). No deje de probar los alfajores con manjar blanco.

Si lo que quiere es pasar a almorzar a un clásico de la cocina chilena, desvíese al Restaurante y Dulces Millahue, en el km 35, donde puede hacer una parada para probar su especialidad: las empanadas de pino, hechas con masa dorada y cachitos crocantes ($ 1.200) o la cazuela de vacuno ($ 5.500), que ahí sirven bien generosa. Si prefiere un plato de temporada, opte por el pastel de choclo ($ 5.500).

Picadas en Chile

“PIKSAS”  (PIZZAS)

Nuestras inspiraciones vienen de las técnicas y buenas prácticas italianas y gringas, pero aprovechando las materias primas disponibles en Chile.  (Una especie de traducción local à la PIZZA LOCAVORE …)

La pizza en lo básico es  nada más que un trio de componentes:

  • una masa fermentada de pan plano
  • la justa cantidad de agregados encima (salsa de tomate, quesos, salami, vegetales, cebolla, ajo, etc.) 
  • el horno refractario a 400 – 450 ° C 

El equilibrio entre la masa y los ingredientes es primordial.  Lo que fusiona todo es el horno. 

La única forma de aprender es con las manos en la masa.  Hay que aprender a manejar el horno, saber cuál es la consistencia correcta de la masa para las temperaturas que tu usas, entender qué cantidad de agregados usar: más no es necesariamente mejor!  

Aparentemente algo sencillo, la pizza tiene su arte!

El horno es donde fallan muchos chefs caseros o aficionados, y para qué no decirlo, casi todos los restaurantes también. No cuentan con un horno capaz de generar las altas temperaturas necesarias para hacer la “vera” pizza.

Las realidades de manejar un negocio hacen que muchos locales usen técnicas que aumentan la eficiencia del proceso a costo de la calidad del producto final (p.e. masas precocidas, más queso pero de menor calidad, un horno a 225° C en vez de más de 400° C, etc).

Una masa perfecta a 225° C no te dará la pizza que tengo en mente.

Ni tampoco una masa pre-hecha de supermercado aunque la hornees a los 425° C recomendados por la Vera Napolitana.  

El horno y la masa son los dos elementos críticos – lo demás son sutilezas o mejoras! A las temperaturas “bajas” (225° C), sin importar si es en casa o en un restaurante, no hay como lograr la fusión de masa y agregados que produce la mejor pizza.

La pizza puede ser  “slow food”  en la preparación de la masa (1 a 2 días), ¡pero no en su cocción!

La foto: una pizza inspirada en las comidas tailandesas: con mantequilla de maní, gengibre, muzzarella y pollo frito en ajo.  Es lejos de ser tradicional italiana, pero es muy rica y favorita para terminar la secuencia de pizzas cuando invitamos amigos.  Maridaje: una SISMO de SZOT (estilo Barley Wine).

LAS MASAS

Sugiero que uno aprenda primero a hacer las pizzas “sencillas” de masa delgada y con pocos agregados encima.  

La masa es la base de la pizza.  En general no es nada más que harina de trigo, agua, sal, un poco de aceite de oliva y levadura.  Estas pizzas sencillas son ideales para aprender a hacer la masa hasta lograr esa fusión perfecta bajo el intenso calor del horno.

La inspiración es la pizza italiana como punto de partida.  En nuestro caso queremos elaborar pizzas “locavores” con ingredientes chilenos, ojalá obtenidos de proveedores locales, de nuestra zona.

Una “marinara” es simplemente masa, ajo y orégano. Nada más. 

Una “margherita” también es minimalista: la masa, queso mozzarella, salsa de tomates y hojitas de albahaca. 

De ahí parten los demás estilos (¡y hay muchos!), con masas más gordas, lo que colocas encima es limitado solo por tu imaginación. 

  • Hay distintas calidades de harina y variaciones entre marcas y molinos. Hemos usado harinas blancas de San Cristóbal y Molinera del Rey mezcladas 50/50 con harina integral de la Tostaduría Talca.  En esto estamos recién empezando a experimentar. Aceptamos sugerencias! (Hay harinas más baratas, pero no nos ha gustado la calidad de la masa final).
  • Muchas veces usamos cerveza en vez de agua para la elaboración de la masa, en las mismas proporciones.  Hemos probado el uso de las cervezas “salvajes” o ácidas para la masa, con la idea de hacer una masa agria. Ha funcionado muy bien.  (Ojo: una cerveza “salvaje” no es lo mismo que una cerveza “picada”!). 
  • Se pueden agregar otros cereales en pequeños porcentajes tales como  sémola,  cebada malteada, malta Pilsen y/o malta caramelo (u otros granos como centeno) inclusive puré de papa!  A veces echamos pequeñas cantidades de  malta caramelo (molida en un molino de café) pero en general nuestra pizza se hace de harina de trigo.  La malta caramelo ofrece un toque dulce a la masa (algunos echan miel por lo mismo) pero la cebada tiende a dejar la masa muy pegote si agregas demasiada malta.
  • Nosotros, después de experimentar con los otros cereales, inclusive la cebada en todas sus formas, terminamos usando solo harina de trigo! Tal vez un poco de semillas de maravilla, o linaza. Hemos decidido que la harina de trigo es para pizza, y la cebada malteada es para cerveza. Pero es cosa tuya, échale lo que tu quieres, pero entendiendo el efecto que tiene sobre la masa – si eso es lo que buscas, ningún problema!
  • Uno inicia la preparación de la masa con el agua (o en nuestro caso, cerveza) en el bol. Agregas las harinas primero, las mezclas bien, después la levadura, la sal  y al final el aceite de oliva.  (Si echas el aceite directamente al agua al principio, ese tiende a separarse del agua y tendrás zonas de masa con aceite y otras no). 

  • Se busca una fermentación lenta y en frío de la masa (a temperatura de ambiente, no más de 20° C)  de 12-48 horas con poca levadura. La idea es que la masa no suba muy rápido.  Probablemente sería 25-33% de la cantidad de levadura recomendada en las típicas recetas de las masas rápidas (esas recetas que te prometen masas “listas” en 2 – 3 horas).  Pero hay que tener cuidado con las temperaturas: demasiado frío y no sube la masa, demasiado calor y subirá demasiado rápido dándole otra contextura.  Este leudado lento es importante para la formación de los lazos de gluten. 

Sí, sabemos que la VPN no permite este tipo de batidora. Tenemos otro más grande aun, mismo estilo, semi-industrial:

Hay trucos para elaborar la masa que te ganan tiempo en el contexto de un local comercial, pero no te mejorarán la pizza.  Aquí tengo que reconocer que no sabemos todos lo truquitos, ya que no hacemos pizza en forma “comercial” (todavía…). Por ejemplo, se puede acelerar el leudado con levadura en exceso o bien usar masas pre-cocidas para tenerlas listas de antemano.

También se puede ahorrar en gas o electricidad usando una temperatura de horno bastante menos que la ideal (en vez de las 90 segundos a 420° C de la “vera pizza”, muchos locales hacen una larga cocción (más o menos 10 minutos) a solo 225°C.).  A esa baja temperatura no hay “fusión”, sino que un lento derretir de queso sobre una masa de pan. 

No es que la pizza resulte mala, solo que un buen horno a mayor temperatura te mejora sustancialmente la pizza final.  

DOBLE LEUDADO PROLONGADO DE LA MASA 

Aquí va el gran secreto para hacer una mejor masa:                         

Después del primer leudado de unas horas a temperatura ambiente (20-25° C), hay que “retardar” la masa 6-10 horas a temperatura fresca o fría (ambiente en el inverno, refrigerador en el verano – o sea enfriar, pero no congelar la masa). Se prepara una masa más “húmeda” o líquida que las masas rápidas, y con menos levadura.

Hay que hacer la masa en la mañana del día de la cocción o, mejor aún, el día anterior.  Esperas a que la masa suba, y en la tarde o noche (mínimo 8 -10 horas después) una pasa al segundo leudado.

Para mejorar la consistencia de la masa entre horneadas, se recomienda usar siempre el peso de los ingredientes en las recetas en vez de volumen (p.e. usar kg en vez de tazas como medición).

Hay otro secreto para lograr buena consistencia de la masa: se preparan las pizzas para la segunda fermentación de a una, dejando que leude cada una en forma separada. 

Nuestras pizzas “familiares” son de 300 gr.  La masa todavía está un poco húmeda y pegajosa después del primer leudado.

Al estirar estas masas hay que agregarles un poco de harina adicional para que no se peguen.

Cuando de estirar la masa se trata, para algunos el uso de un uslero es una blasfemia. Para ellos la masa se estira solo con las manos.  De hecho hay varias técnicas para aplastar la masa con los nudillos. 

Pero cuando tenemos muchas visitas y muchas pizzas, usamos un uslero recubierto de harina para que la masa no se le pegue.  Una cosa es ser “pizza-cabrón” obsesionado, otra es ser práctico!

Hay gente que pelea en los blogs gringos de pizza en cuanto a los hornos, usleros y recetas.

Hay harta discusión respecto a los estilos de pizza, y no solo entre estilos italianos, sino entre las de New York, Chicago, etc.

Hay los que lamentan que hoy día no se hace la pizza de New York como antes, que a los dueños de las pizzerías sólo les importan las ganancias, que sus hornos ya no son los correctos, leña versus gas, que la harina no es la adecuada, bla, bla, bla!  

Hay gente en los blogs gringos quienes aceptan solo el uso de ingredientes italianos importados con la idea de replicar las pizzas italianas (inclusive la importación de las harinas y tomates).

Otros abogan por el uso exclusivo de insumos netamente locales  para hacer tu pizza con “terroir” local!  

Nosotros creemos que los italianos nos tienen mucho que enseñar, pero no estamos en Italia.  Se puede hacer una muy rica pizza de muchas formas, siendo “auténtico” con ingredientes importados, o bien, buscando los insumos locales más frescos y con “terroir” de la zona: muchas veces agregamos un pebre chileno a la pizza estilo “margherita” cuando la sacamos del horno.

AGREGADOS

Más no es necesariamente mejor. 

El consumidor normalmente se cree estafado si su pizza no viene con harto queso, al estilo Pizza Hut ™.

Sin embargo hay otra versión de pizza en que el equilibrio entre masa y agregados es esencial. 

Se hornea de manera tal que todo termine de cocinarse al mismo instante, esa fusión rápida que mencionamos antes.  El mejor ejemplo es la clásica pizza napolitana, con su masa fina y solamente un poco de queso mozzarella y unas hojitas de albahaca.  El horno a alta temperatura (400 – 450°C) provee la fusión entre la masa e ingredientes entre 90 a 120 segundos.    

En Chile hay buenos quesos, tomates, chorizos, salames, vegetales, carnes, merkén, aceites, ajos, cebollas, pebre, albahaca, etc.  Existen distintas harinas de trigo blancas e integrales, inclusive se puede conseguir la famosa harina italiana en el país. Se puede conseguir hasta tomates pomarola, supuestamente de Italia.  Así que uno puede tratar de replicar una pizza italiana, o bien, inventar algo propio aprovechando las buenas prácticas y know-how disponible.

El reto viene en el manejo de la cantidad de los agregados en combinación con la masa y el manejo del horno.  Una vez que hayas aprendido a manejar el equilibrio en tu horno entre masa y agregados, se puede poner casi cualquier cosa encima y probablemente saldrá rica.  Es muy entretenido experimentar con las sobras que encuentres en el refrigerador.

Por supuesto se puede hacer pizzas con muchos agregados encima, pero una masa delgada no los va a aguantar:

- puede que pasa la humedad por la cáscara delgada de la masa dejando la masa inoperable con la pala o pegada a la bandeja

- muchos agregados encima pueden causar un desequilibrio en la cocción: aunque se quema arriba no se derrite el queso abajo y además la masa se mantiene crudo.

El punto clave aquí es que tienes que experimentar, probando distintas masas, temperaturas, cantidad y tipo de agregados, horneados, etc. hasta que tu tengas tu estilo y puedas replicarlo en forma consistente.  Un artículo sencillo como en esta página te puede ayudar a saber lo que hay que aprender, pero uno aprende solo practicando!

En ese sentido, si la masa fina no es lo tuyo, y simplemente tienes que hacer pizzas con muchos agregados, existen estilos más rellenos: por ejemplo el “Chicago deep-dish”, o plato hondo, que se hornea casi como si fuera una cacerola o lasagna en una fuente. Aun no tenemos experiencia con este estilo, pero un día lo probaremos!

HORNOS

El horno es el tercer elemento en la receta para hacer una pizza de otro nivel.

Según la VPN (Vera Pizza Napolitana) las pizzas auténticas se hornean a leña en un horno refractario por sobre los 400° C y en no más de 90 segundos.

El horno es clave para lograr ese “otro nivel” de pizza.

Este golpe de calor conductivo-convectivo-irradiativo viene de todos lados a la vez y envuelve la pizza. Pero un calor de este tipo no se logra en cualquier horno.  El horno en tu casa no es capaz de generar este calor, ni tampoco el típico horno de panadería que se ocupa para hacer pan o empanadas.  Ni tampoco en la mayoría de locales de pizza en Chile.

No es que las pizzas horneadas a 225 – 275° C sean malas, solo que el horno adecuado sobre los 400° C te permite lograr calidad superior, esa “fusión” de masa e ingredientes. 

Por eso el horno es el tercer ingrediente.

El horno sirve para definir algunos estilos, p.e. napolitana en horno a leña o neoyorquino en horno a carbón.

Muchos lamentan que estos estilos de pizza ya no son como antes: las pizzerías han ido reemplazando sus antiguos hornos con modelos eléctricos o a gas, más eficientes y económicos, pero cambiando el sabor y textura del producto final.

El horno daba además un carácter propio a las pizzas del local, algo ahora echado de menos por los más fanáticos.

El típico horno a gas que es parte de una cocina de casa no llega a más de 225° C, coincidentemente la temperatura sugerida en muchas recetas de pizza casera. 

Un horno semi-industrial tipo Maigas (bueno para panes y empanadas) usado en muchas pizzerías chilenas, puede llegar a 250-275° C, pero en general los restaurantes lo ocupan también a solo 225° C (Sí, me fijo en esas cosas!) A esa temperatura las pizzas se hornean en 8-10 minutos y no reciben ese golpe fuerte de calor al principio ni mantenido durante la cocción.

La pizza final a esa “baja” temperatura no es mala, pero normalmente muestra una falta de equilibrio entre la cocción de la masa, el cómo se derriten los quesos (demasiado lento) y cómo se cocinaron los otros agregados.  

La fusión ideal de masa y agregados requiere de mucho más calor.

Aparentemente la mayoría de los locales de pizza buscan economizar en gas con cocciones más largas y a menor temperatura. O simplemente no cuentan con hornos adecuados. En general los típicos hornos de casa no tienen buena aislación, y tampoco tienen masa térmica: sus paredes y fondo que son de lata, no tienen ladrillo refractario ni piedra jabón que absorben y mantienen mejor el calor.

(En la foto: nuestro horno semi-industrial en casa a 200°+ C.  Lo usamos para elaborar pan, y efectivamente funciona muy bien para panes a 175°. Y para carnes. Pero solo llega a 275° C max, poco para pizza).

VIDEO HYPERLAPSE DE PIZZA CASERA

En esta página hemos propuesto algunas ideas de mejores prácticas y hornos ideales (refractario a leña!).

Sin embargo, hay momentos cuando tu quieres hacer pizza, pero no puedes tener la masa lista con un día de anticipación.  O simplemente es una lata prender y calentar el horno refractario (3-4 horas) si tienes uno, o bien, no tienes ganas de preparar una salsa de tomate a mano ni menos de estirar las masas con los nudillos, etc.   Si es por flojera o por falta de tiempo, igual se puede hacer pizza.  

Creemos que el leudado debe ser como mínimo unas seis horas si no es posible hacer la masa el día anterior.  La masa es pasable. 

En el video familiar a continuación (pinchando el link) mostramos una pizza casera que hicimos con solo seis horas de aviso previo antes del hornear.  

Hay hartos puntos que distan de lo ideal en el video: faltó más tiempo de leudado, la salsa de tomate era de bolsa de supermercado, mucho uslero, el horno estaba solo entre 250 – 270° C.    Sin embargo las pizzas estaban buenas y lo pasamos bien armándolas y compartiendo en la filmación. 

Hyperlapse video : pizza casera 

https://www.youtube.com/watch?v=gWjYXYYf0j0&feature=youtu.be

HORNO DE BARRO CHILENSIS

El horno de barro (un tarro) a leña, muy típico en el campo chileno, se ocupa mucho para hornear empanadas a esos 170° C.  También sirve para hacer pizzas, pero hay que echarle mucho más leña para llegar a  300°C. 

Funciona razonablemente bien, mejor que una cocina de casa. Usamos un horno de barro a leña en nuestra cervecería cuando hacemos pizza. Lo estamos usando casi al doble de la temperatura  normal para empanadas. Este horno tampoco alcanza llegar a las temperaturas ideales de 400+° C.  

Se pueden comprar estos “hornos de barro” en las afueras de Santiago por $80.000 los más básicos y $350.000 los más pitucos.

(fuego por debajo del horno de “barro”)

PINCHA AQUÍ PARA VER MÁS DE HORNOS DE BARRO CAMPESTRES

HORNO REFRACTARIO A LEÑA

Este es el “Santo Grial” de los hornos para pizza.  

Hay modelos comerciales italianos, estilo refractario, a leña o a gas.

Hay debates en los blogs si es la madera que hace la mejor pizza o si es el calor irradiado por los ladrillos, o sea, leña vs gas.  

Lo único que sé es que nuestras pizzas mejoraron mucho cuando empezamos a cocinar en nuestro horno refractario casero a leña en el jardín de la casa. 

En nuestro horno refractario son casi dos horas y medio de precalentamiento. El horno no está listo hasta que las paredes interiores del domo estén blancos (se ponen negras a principio por el humo hasta que el fuego logre calentar bien el espacio interior.).  Consumen una buena cantidad de leña!

La foto a continuación muestra nuestro horno casero de ladrillos refractarios. El fondo de ladrillos está montado sobre un painel aislante y toda la cámera de combustión cuenta con aislante encima y alrededor para no perder el calor. Todo el horno, salvo la boca, está aislado. Durante la cocción el extremo calor te sacará los pelos de la mano si la metes un poquito adentro, pero la parte exterior del horno se mantiene sin calor. Esa es la doble función del aislante: asegurar que no se pierde el calor y que nadie se queme!

El diseño de nuestro horno es muy tradicional pero dista mucho del tradicional horno de barro o tarro chileno. Hay muchas variaciones de horno que van mucho más allá de esta página de pizza.  Armar esto no es proyecto de un solo día, de hecho hay que armar una estructura de soporte reinforzado ya que hay cerca de 500 kg de ladrillos encima!  Tenemos ladrillos refractarios aislantes en el techo, y tres a cuato capas de lana mineral! 

El manejo del horno, una vez que esté caliente, tiene su arte y su proceso de aprendizaje.  No es algo que se puede delegar fácil al tío o vecino como los choripanes en el asado. Hay que estar atento, moviendo la pizza más cerca o más lejos del fuego según necesario, rotarla aprox 180° después de apenas 30-45 segundos para que se cocine parejo (son 90 -120 segundos no más de cocción total a esta temperatura).  

Hay que tener una forma de alumbrar dentro del horno, para que veas como progresa la cocción (es sumamente rápido – no tendrás tiempo para buscar ni una cervecita una vez que la masa está en el horno).

No usamos termómetro, aunque sabemos de gente que ha instalado sensores dentro de sus hornos o quienes usan un termómetro láser.  Es bastante obvio cuando el horno esté listo después de que aprendas a manejarlo.

La mantención del fuego a leña también tiene su arte – es por eso que los restaurantes tienden a preferir el uso de gas – es mucho más fácil que un operador de poca experiencia pueda trabajar con gas.  La leña es de “más alta mantención”, requeriendo de una persona dedicada a cuidarla, echarle más, moverla, etc. 

Hemos probado con maderas aeromáticas como chips o duelas de roble tostado dentro del horno.  Esos  los  tienes que tirar lejos del fuego, o al rincón, o si no, se queman al tiro con el intenso calor y no te dan ningún humo o sabor!  Todavía estamos jugando con eso y sin veredicto final (si vale la pena o no). A diferencia de un asado a menor temperatura, donde un humo aeromático contribye al sabor de la comida (por bien o mal!), el alto grado Celcius de nuestro horno hace que el fuego vaporiza todo – así que aun no sabemos si se justifica o no… 

No todos pueden tener un horno refractario en su jardín, ni menos en su cocina.

En internet hay ejemplos de personas que han “hackeado” un horno normal de cocina para mejorar su rendimiento para pizzas.

Una idea es  colocar ladrillos refractarios en los bordes interiores y la parte trasera del horno. Aunque esto no te ayudará a subir la temperatura interior, te permite mantenerla más constante cuando abres la puerta para colocar y sacar pizzas debido a la masa térmica adicional. O sea, lo bueno es que te mantiene la temperatura mejor, lo malo es que el horno tardará más en llegar a su máxima temperatura ya que tiene que calentar más masa. Para paliar eso, algunos fanáticos caseros precalientan los ladrillos con soplete, dentro de su horno.

Similar al concepto del ladrillo, muchos usan una piedra pizzera (“pizza Stone”) que puede ser de greda, o bien, una plancha de fierro o acero inoxidable gruesa. 

Otros usan el “broiler” eléctrico de su horno para cocinar pizza, ya que se puede lograr temperaturas más fuertes que el horno normal. No todos los hornos tienen broiler, pero es una resistencia en la parte del cielo interior del horno que calienta muy fuerte. El problema del broiler es que el calor viene solo como irradiación y de una sola dirección. No es conductivo-convectivo-irradiativo. Además tiende a quemar la pizza arriba y no cocinar la parte abajo. En general el uso del broiler corta la calefacción normal – es broiler u horno, no los dos juntos para no sobrecalentar un horno casero. Pero de cierto modo funciona.  Una idea es contar con los ladrillos refractarios en tu horno, calentarlo a máximo, y de alli prender el “broiler”.

No hemos probado esos conceptos, así que el riesgo es todo tuyo si modificas tu horno! No nos echen la culpa si te quemas la casa junto con la pizza!

Hay cocineros quienes hacen pizzas a la parrilla, otros en sartenes o fuentes (“deep dish”).  Todas formas válidas y capaces de producir buenas pizzas, a la par de una pizzería típica.

Nosotros tiramos la pizza al horno de dos formas:

  •  “A la piedra” con la masa en si directamente en cima de los ladrillos.  
  •  O armamos la pizza sobre una bandejita (redonda o cuadrada) y tiramos la bandeja también sobre los ladrillos (ver foto abajo).

Hay que tener una pala de madera o acero inoxidable para meter, girar y sacar las pizzas del horno.

¿Cómo lo hacemos nosotros? Si la pizza va directo sobre los ladrillos, hay un manejo de masa más complicado.  Después de estirar la masa en su segundo leudado, echamos harina sobre la pala, movemos la masa “estirada” con cuidado y la arreglamos sobre la pala en su forma final. De a una! Rápidamente colocamos la salsa de tomate, quesos y otros agregados  y llevamos la pala al horno donde con unos movimientos o tirones, logramos dejar la pizza encima de la “piedra” o ladrillos calientes sin botar los toppings (hay que practicarlo).  Y hay que armar la pizza rápido, o si no, se te va a pegar a la pala.  Esto hace difícil hacer pizzas como “mingas” con invitados.

Al tener solo una pala de madera nos limitamos a armar una pizza a la vez.

Es necesario recalcar lo fundamental de contar con esta masa “húmeda” cayendo de golpe sobre los ladrillos calientes del horno. Y repito: si es masa directamente sobre el piso del horno hay que ser rápido para sacarla de la pala – que no se moje la harina entre la masa y la pala – o la humedad y peso adicional de los toppings hará que la masa se pegue a la pala.

Cuando tenemos grupos grandes y armamos muchas pizzas (y donde insistimos en que todos cooperen y ayuden), usamos unos discos metálicos para dejar las pizzas listas de antemano. Va el disco/bandeja al horno con la masa.

Una cosa es ser obsesivo compulsivo, otra es ser práctico! Obviamente la pala  igual se ocupa para meter y sacar la pizza sobre su plato metálico.  Está muuuy caliente en el horno!

Si no tienes un super horno a leña, igual puedes hacer las pizzas en el típico horno de casa.  En el caso de las pizzas la cocción es de 8-10 minutos a los 230 – 250° C. Después de unos minutos, hay que girar la pizza 180° para asegurar una cocción pareja. En un horno de barro, a mayor temperatura (300°+ C?) la cocción es alrededor de unos cuatro o cinco minutos. Y en nuestro horno refractario, son los 90 a 120 segundos  – hay que estar super-atento, o si no, se quemará toda la pizza. 

HORNO CON “TURBO”

 Usamos un soplete para prender el fuego más rápido:

Una forma de acelerar el calor en una parilla u horno refractario es a través del uso de un secador de pelo para concentrar un chorro de aire sobre el fuego y la leña al principio.  Funciona igual que un turbo en el motor de un auto.  

Pincha aquí para ver un video corto de cómo se ve una pizza siendo horneada en un horno a leña.  

COMIDA DE CALLE

Cada pueblo tiene sus costumbres culinarias callejeras y rasgos que los caracteriza y así llega uno a conocerlos mejor a través de lo que comen…en la calle!

Cuando hablo de comer en la calle, al igual que el 99% de los vietnamitas.
Es costumbre para el vietnamita comer en locales económicos a pie de calle, donde se sirve la comida en tazones de plástico..
En la calle encontrarás enorme cantidad de alimentos: dulces de frutas, cereales, arroz, etc.. zumos, rollitos, pasteleria e incluso helados de una arxhiconocida multinacional en un incansable carrito de persuasiva e insistente musica.
Bebidas cada 2 metros.
Les aconsejo probar zumos y batidos naturales de cantidad de frutas, deliciosas mezcladas con leche.
Bocadillos callejeros a base de baguette, con embutidos de cerdo, verduras, pate, etc..
En ciudades como Saigon, una conocidisima pasteleria no cierra.
Si oyes el ruido del golpear 2 palos entre sí, significa que alguien vende sopas. Repetir el nombre de la sopa que vende y el chaval acudirá donde estés. Pedidle la sopa, y por unos miserables céntimos.
Los vendedores ambulantes gritan lo que venden. El inconveniente es que muchos de estos vendedores no hablan nada a parte del vietnamita y siempre pagarás más de lo que cuesta aunque siempre parecerá poco.
Podréis recorrer la ciudad visitando lugares conocidos por los locales por servirse una única especialidad como los Banh Beo de desayuno (pequeños pastelillos de gambas) o Banh Xeo, crepe rellena de brotes de soja, carne, gambas y acompañada de vegetales y salsa de pescado,en Tan Dinh.
No dudeis en probar la cocina vietnamita y no lo hagais en hoteles o restaurantes turisticos, hacedlo donde los nativos acuden a comer.

Yo viajo para comer, preferiblemente por la calle, dice Tom Parker Bowles. “Porque ahí es donde se encuentra la verdadera esencia de la gastronomía, entre los carritos de tacos y los puestos de fideos o las cestas de hierbas. Las estrellas Michelín no despiertan mi interés, salvo raras excepciones. Y los restaurantes turísticos, con sus sosos menús ‘seguros’, me parecen terribles. M primera parada siempre es la calle. El aroma de las hogueras y de la grasa tostada, el resplandor de las luces artificiales, el bullicio, las risas y el deleite de los clientes. Nada de espumas, ni terrinas, ni platos de formas extrañas. Nada de grandes egos, ni altivos sommeliers, ni comedores con el ambiente de un tanatorio. Solo comida que provoque reacciones de júbilo en las papilas gustativas. Algunas de las cosas más deliciosas que probé fue estando de pie, o sentado a una mesa destartalada junto al asfalto, rodeado de humo de camiones, de olor a tabaco y de ruidos”.

En Chile 

  • EMPANADAS FRITAS DE QUESO

  • COMPLETO CHILENO, es un ”perro caliente”, una salchicha caliente en un pan con chucrut, salsa americana, tomate picadito, cebolla picada, pikles, ketchut, mostaza
  • ITALIANO
  • ESPECIAL
  • AS
  • HOT DOG
  • CHORRILLANA, es una bomba! Carne asada de vacuno, salchichas vienesas, papas y cebollas fritas, plato ùnico.
  • SALCHIPAPAS, tìpicas papas fritas con salchichas.
  • PAPAS FRITAS
  • SOPAIPILLAS, tortitas de harina y zapallo fritas
  • CHURROS, los tìpicos dulces alargados de herencia española
  • MANÌ CONFITADO

SANDWICHES

  • Barros Lucos, carne a la plancha y queso derretido
  • Barros Jarpa o Aliados, relleno de jamòn con queso derretido caliente
  • Ave Pimiento, Pollo, pimiento cocido y mayonesa
  • Vegetariano, Tomates, porotos verdes, quesillo y palta
  • Queso Caliente, sòlo con queso caliente
  • Diplomàtico con Palta, Lomito de cerdo, palta y queso caliente
  • York, jamòn y huevo frito
  • Chacarero, Carne vacuno a la plancha,porotos,tomates y ajì
  • Chemilico, Carne con cebolla frita y huevo frito
  • Queso y jamòn, jamòn y queso derretido

SANDWICH o “SANGUCHE” DE POTITO, nombre chistoso para un sandwich de carne del recto del vacuno con ajì, cebolla.

El “sánguche de potito” es como dicen en Chile, chunchule (sería lo mas exacto ya que el término viene del quechua ch’unchul, “intestino”), de vacuno o de cerdo y mondongo (guatita que le dicen en Chile).
El chinchulin y el mondongo tienen que estar bien cocidos, podemos hacerlo con olla a presión, luego ponemos todo cortado en tiritas con salsa de tomate.
Sofreímos cebolla y le agregamos repollo en tiras lo deja cocer hasta que este listo. Se le puede agregar zanahoria rallada y ají color.
Se cuecen chorizos (o longanizas chilenas que no son secas y tan duras como las argentinas).
Se abre la marraqueta se le incorpora una porción del guiso de guatitas, una porción del guiso de cebolla con repollo, y el chorizo (longaniza) abierta.
Aderezo ají y mostaza.
El sándwich de potito es un clásico de los estadios, como el choripán.

Fricandela

Por Juan Pablo Mellado

 – 400 gr. de carne molida de res

- 400 gr de carme molida de chancho
- 2 yemas 
- 4 cdas de pan rallado
- ½ cebolla picada
- ½ diente de ajo picado 
- perejil 
- Sal y pimienta 
- Aceite
Poner en un bowl las carnes y agregar el resto de los ingredientes, mezclar bien con las manos. Para comprobar que esté bien de sal, probar una pizca cocinada con un poco de aceite. Rectificar el sabor si fuese necesario.
Armar las fricandelas formando hamburguesas gruesas y grandes. Conviene aplastarlas un poco al centro para que no se abomben

Freír en una sartén.

Rey de la comida callejera

La venta de perros calientes.

Todos los Hot Dogs tienen en común 3 ingredientes básicos, pan, salchicha y algún aderezo, partiendo de esta combinación cada lugar ha ido adaptando la receta al gusto de sus habitantes.

En Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, y Perú le llaman pancho, los ingredientes que se suelen añadir van desde papas fritas trituradas, guisantes y maíz en Argentina.

En Chile le agregan palta. Y hay otro clásico que lo llaman italiano.

Pepinillos, queso derretido y bacón en Uruguay, donde la presentación la salchicha mide el doble que el pan.

En Colombia, son conocidos por su gran tamaño, siempre se le añaden papas fritas de paquete trituradas y queso; en tipos más especiales, se agrega jamón en tiras, bacón, salsa de piña, y 1 huevo de codorniz.

En México se le agrega tomate picado con cebolla y tiras de chile. También queso amarillo derretido, frijoles, cebollas fritas y cacahuetes.

¿Por qué los hot dog se llaman así?

Los panes de hot dog son mundialmente conocidos. Pocos han reparado en su curioso nombre, traducido al español como perro caliente.

Originales de Alemania, estos embutidos llegaron a EEUU en el año 1887 por intermedio de los inmigrantes germanos, quienes los llamaban “dachshund” (perro salchicha). Gracias a su costo y buen sabor se hicieron rápidamente conocidos y muchas carnicerías empezaron a fabricarlas.

Como el béisbol era uno de los deportes más populares de la época, Harry Mozley Stevens, un vendedor de dulces en los estadios, decidió cambiar su carrito por una bandeja de panes con hot dog. El éxito fue increíble, a inicios de 1900 los sánguches eran los preferidos en los campos de beisbol.

Mozley vendía las salchichas diciendo: “They’re red hot! Get your dachshund sausages while they’re red hot!” («Aquí están las rojas calentitas, adquiera un dachshund (perro salchicha) mientras estén calientes»).

Este pregón inspiró al periodista deportivo y dibujante Thomas Aloysius Dorgan a escribir una columna burlona que relataba la manera en que se vendían los panes en el estadio.

Sin embargo, al no saber escribir “dachshund” solo lo bautizó como Hot Dog. La nota fue tan leída que desde entonces el propio Mozley empezó a llamarlo hotdog.

Algunas delicias callejeras

BAOZI (China)

En muchas rutas chinas se puede encontrar este bollo al vapor u horneado, relleno de todo tipo de ingredientes, desde carne y caldo de cerdo hasta natillas y pasta dulce de semilla de loto.

CHIVITO AL PAN (Uruguay)

Este bocadillo rebosante de carne –la humilde pero vistosa especialidad de Uruguay- es una de las maneras más apetitosas de degustar la famosa ternera del país.

FALAFEL (Israel)

El falafel es una comida rápida. Sencilla y asequible, esta especie de croqueta de garbanzos alimentó a los pueblos del Medio Oriente durante siglos y dio la vuelta al mundo.

FULL MUDAMMAS (Egipto)

El desayuno egipcio de los campeones es también el plato nacional. Servido como relleno para un sándwich, este estofado con múltiples especias mantiene en marcha a 80 millones de personas durante el día.

GYROS (Grecia)

Este envoltorio de pita, relleno de trozos calientes de carne asada que gotea una deliciosa salsa de ajo, constituye un perfecto bocado para la última hora de la noche.

PASTEL DE BELÉM (Lisboa)

Estas deliciosas tartaletas son el regalo que Portugal hace al mundo. Los mejores pastéis –los de la Antigua Confeitaria de Belém– siguen una receta secreta.

SAMSA (Asia Central)

Esta empanada rellena de cordero ligeramente especiado es, desde hace siglos, uno de los tentempiés favoritos de las caravanas, los comerciantes de especias y los viajeros que recorren la Ruta de la Seda.

Se les llama samsa, pequeños paquetitos cuadrados rellenos de zanahoria, cebolla y carne de cordero, envueltos en una finí­sima masa.

Se cuecen hasta que se van tostando, en hornos de barro que tienen una base ancha y una pequeña boca en la superficie.

TAKOYAKI (Osaka, Japón)

Las takoyaki son unas pequeñas bolas crujientes de masa con trozos de pulpo que se pueden comprar en puestos callejeros y se acompañan de salsa, mayonesa y copos de atún seco, o se mojan cuidadosamente en la ácida salsa ponzu.

Los aperitivos son frecuentes en la India, de modo que la degustación de estos pequeños platos deja al comensal con ganas de más. Algunos de los entrantes más populares son las frituras, la dosa, una torta crujiente que se sirve con papas, o la samosa, una empanadilla rellena de carne o verdura al curry que se puede tomar en cualquier lugar y a cualquier hora del día.

Los platos de carne son más fáciles de encontrar en el norte, donde el cordero al curry, o el Biryani, un plato de pollo o cordero con arroz aromatizado con naranja y acompañado de agua de rosas, son algunos de los más populares. Otro de los platos destacados en la cocina india es el pato de Bombay.

Sin embargo conviene no dejarse engañar por su nombre, ya que en realidad está elaborado con pescado, en concreto con “bombloe”, que se toma frito o con curry. Muchos de estos platos de carne o pescado se marinan en especias y se cuecen en un horno tradicional indio denominado tandoor, nombre al que recetas como el pollo al tandoori deben su nombre.

Hamburguesas

En Nueva York en el Madison Square Park. El lugar se llama “Shake Shack”.

La hamburguesa es muy rica y las papas también, aunque en general hay que estar preparado para hacer una buena cola.

Excelente lugar para una pasada rápida y quedar más que satisfecho.

 

franklin

Comida Callejera

Comida en el Mundo

Comida Vietnamita

AJO

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAyude a su corazón tomándolo en jugo de frutas o hágase una máscara para tener piel de guagua
Treinta maravillas que el ajo le hace a nuestro cuerpo
Teresa Vera
1.-Molestosa alergia: semanas antes de que empiece la temporada de alergia incorpórelo en su dieta. Empiece con medio ajo picado y añádalo a la ensalada. Tiene vitamina C y combate la histamina, involucrada en las reacciones alérgicas.
2.-Protege su corazón : por sus propiedades antioxidantes ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, colesterol elevado y problemas arteriales. Es antihipertensivo, antiarrítmico y antitrombótico. Además, reduce el LDL, el llamado colesterol malo. Cómase entre uno y siete ajos al día en distintos formatos. La gracia es que sea picado, machacado o triturado en la juguera, pues así se liberan todas sus cualidades.
3.-Fortalece las arterias : al ser vasotónico aumenta la resistencia de los vasos sanguíneos, fortalece las arterias principales y previene derrames.
4.-Cuida su colon y esófago: posee azufre, relacionado con la protección ante distintas
enfermedades crónicas, especialmente el cáncer: su consumo reduce la incidencia en los de mama, piel, colon, cuello de útero, esófago y pulmón.
5.-Es vigorizante sexual : ojo, no es afrodisíaco para estimular la libido. Como el ajo mejora la circulación sanguínea irriga mejor la cantidad de sangre hacia la zona pélvica y por eso tiene su virtud con la impotencia. Cómaselo picado en ensaladas.
6.-Acné, espinillas: por su compuesto antibiótico es bueno para uso dérmico. Hay que
partir un ajo por la mitad y frotarlo directamente sobre los granitos para que surta efecto su característica antibiótica.
7.-Picaduras : es analgésico y antibiótico por lo que es útil ponerlo pelado y picado en la picadura para neutralizar el veneno del insecto. Es una tradición que se ha perdido.
8.-Para aftas: poderoso desinfectante. Partido por la mitad se posa en la herida. Duele, pero es efectivo.
9.-Antibacteriano: tiene buenos efectos en el combate de la salmonella y el Escherichia coli en su etapa inicial. Su ingrediente activo, la alicina, funciona como antibiótico e inhibe el crecimiento y la reproducción de bacterias. Se recomienda consumirlo crudo en ayunas.
Tomar un vaso de leche con siete dientes de ajo machacado o con pan. Ojo, no reemplaza los antibióticos.
10.-Para los hongos: excelente antimicótico, consumirlo en la mañana pero no en ayunas.
Se sugiere picado en una ensalada de frutas.
11.-Artritis reumatoidea : es antiinflamatorio. Mezclado con jugo de frutilla, que también
es antiinflamatoria, potencia su efecto.
12.-Útil diurético: al tener fructosanos ayuda a reducir el volumen de agua en el cuerpo.
Esta acción diurética se ve reforzada si se consume medio ajo molido con jugo de piña, otro diurético natural.
13.-Sube la temperatura: como es termogénico eleva la temperatura del cuerpo y estimula la sudoración, por lo que elimina toxinas.
14.-Sistema digestivo: tiene efectos colerético y colagogo, o sea, estimula la secreción de bilis desde la vesícula y ayuda a su eliminación a través de hígado.
15.-Antidepresivo: ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, combatiendo el estrés, depresión y la ansiedad.
16.- Pecho tomado: es expectorante y abre las vías respiratorias (picado con limonada y endulzado con miel o stevia). El olor también ayuda: píquelo y déjelo al lado de la cama.
Doble efecto con cebolla picada.
17.-Carita de guagua: macere un diente ajo con miel y esa mezcla póngala en su rostro
durante 10 a 20 minutos. Es una mascarilla descongestionante y antiinflamatoria.
18.-Bajar de peso: actúa como inhibidor del apetito otorgando sensación de saciedad.
Ideal tomarlo triturado con un vaso de agua. Es más efectivo si la planta está seca.
19.-Afirma el pelo: el azufre, componente esencial de la queratina, y la vitamina C previenen el cabello quebradizo y promueven la formación de colágeno. Tiene tiamina que mejora la circulación sanguínea del cuero cabelludo, vital para la regeneración capilar.
Un estudio iraní concluyó que disminuye la alopecia areata (usaron un gel de ajo). Se recomienda frotar un ajo en la zona, esperar 60 minutos, frotar un poco de aceite de oliva, dormir con una gorra de baño y lavar.
20.- Para las canas : poder antioxidante que retarda su aparición. Póngalo picado dentro de su champú.
21.- Exfoliante: macháquelo y mezcle con tierra de arcilla y agua. Use este barro en el
rostro para exfoliar.
22.-Tránsito lento: tiene ácido algínico que ayuda en este ítem. Ayúdese con jugo de
naranja con ajo.
23 .- Los oídos: el aceite de ajo es antiinflamatorio, lo encuentra en el comercio. Caliente y frote alrededor de los oídos.
24.-Nariz obstruida : para abrir las fosas nasales bloqueadas hierva un par de ajos en
medio litro de agua e inhale el vapor.
25: Calma las cefaleas: por su efecto hipotensor baja la presión arterial y, por ende, disminuye el dolor de cabeza. Se sugiere masticar un ajo y tomar un vaso de agua.
También mezclarlo con miel que es calmante.
26.- Dolor de ovarios: ideal tener una botella de ajo macerado en aceite.

Es antiinflamatorio: se entibia y se fricciona la zona. Después se pone una toalla para que mantenga el calor.
27.- Sistema nervioso: es sedante por su alto contenido de fósforo y de azufre. Puede comer hasta siete ajos durante el día, pero crudos. Cocidos pierden hasta el 90 por ciento de su efectividad.
28.-Tos e irritación de garganta: sus propiedades antibacterianas combaten estas
molestias. Consumirlo con jugo de limón y miel.
29.-Diabetes: ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre. En personas con diabetes aumenta la cantidad de insulina.

Para sacar el olor

La mezcla de los componentes de ajo y las toxinas acumuladas en el organismo son las que generan ese olor tan fuerte, dice el naturópata Abed Burgos: “El ajo, como todos los vegetales, tiene entre 100 a 300 moléculas distintas y el olor aliáceo lo da los derivados de azufre”. Masticar perejil fresco, menta y chicle son efectivos para eliminar el olor de la boca.
Para las manos sirve lavarse con pasta de dientes, pasarse limón o frotar los dedos con un cuchillo de metal

Los efectos adversos

“Como el ajo tiene poder anticoagulante no es recomendable para personas con baja cantidad de plaquetas o baja coagulación como en casos de hemofilia, enfermedad de von Willebrand y púrpura trombocitopénica”, dice Susana Godoy, de Supernatural.cl. “Tampoco deben consumirse en preoperatorio. Es recomendable suspenderlo dos semanas antes para no tener una coagulación más baja y problemas de cicatrización”, dice. Y añade que “el anticonceptivo puede volverse menos eficiente”, ya que el poder antibiótico del ajo baja la cantidad de estrógenos.

“Bajé el colesterol y la presión”
“Con la sangre en buenas condiciones funciona todo bien. Cuando está cochina, con aceite, grasa, azúcar, las defensas marchan mal y comer ajo ayuda a limpiar los ductos del organismo. Yo tenía el colesterol y la presión alta y con el ajo me bajó”, cuenta la coreana Jee
Back Pyo, avecindada en Chile desde hace más de 20 años y quien ha probado en sí misma las propiedades medicinales de esta planta.
“Sirve para limpiar el torrente sanguíneo y al tener la sangre limpia baja el colesterol y la presión arterial”, reitera y lo recomienda especialmente para la salud de las personas de mediana edad “como yo”, agrega muerta de la risa.
Explica que al estar las arterias libres de depósitos de grasa se benefician las personas con diabetes, con colesterol y se previene el cáncer “porque la sangre empieza a correr más rápidamente y más buena, así de simple”. Asegura que para una buena salud “la opción uno es la alimentación sana, sin químicos ni colorantes, y no los medicamentos”. Su recomendación: ingerir una cabeza diaria, pero al horno. “Se come como papa y tiene menos olor”, acota.

Jengibre

El jengibre, el alimento medicinal más completo incluso para bajar de peso

El aroma y sabor picante del jengibre son sin duda muy particulares. Su nombre botánico “Zingiber” significa en sánscrito “forma de cuerno”.

Hace años atrás era impensable encontrarlo en un supermercado ni menos en la feria. Pero ahora su popularidad es impresionante. Es una de las plantas más recetadas por los médicos ayurvédicos y los de la medicina tradicional china también muy de moda en el país.

¿Quién no ha tomado té con jengibre, limón y miel para aliviar un resfriado? Es que es un poderoso antibiótico natural, antiinflamatorio y antibacteriano.
Es una planta milenaria que ha sido utilizada como alimento medicinal en las culturas asiáticas y durante miles de años para curar dolencias, gracias a sus múltiples propiedades para nuestra salud.

Se usa para estimular el páncreas, aparato digestivo, para tratar enfermedades respiratorias y para disminuir el dolor.

El jengibre es un antioxidante natural debido a su alto porcentaje en vitaminas, también por su alto contenido de minerales, calcio, fósforo, magnesio, potasio y zinc.

Es eficaz para reducir la toxicidad de otras plantas, de manera que es esencialmente un antídoto para hierbas que producen efectos secundarios.

Favorece la salud cardiovascular o circulatoria, al permitir que la sangre se mantenga fluida y ayuda a prevenir el endurecimiento de la arterias.

En aspectos estéticos, estimulando los folículos del cabello otorgando protección e hidratación al cabello y lo hace crecer más rápido y previene su caída.Es excelente para mejorar el pelo seco, quebradizo y para deshacerse de la caspa.

¿Cómo usarlo?

Se puede ingerir a través de infusiones, licuados, jugos, ensaladas, postres, en polvo, fresco, tabletas o jarabes. Existen productos en base al jengibre como aceites comestibles y esenciales, champú, acondicionadores y cremas que sirven para atenuar manchas, granos y celulitis.
La única contraindicación que genera su consumo es la elevación de la temperatura corporal, por lo que no se recomienda a pacientes con fiebre.
Para bajar de peso
El jengibre ayuda a bajar de peso, ya que estimula los jugos gástricos y de esta manera, evita que se fermenten los alimentos durante su tránsito en el tracto digestivo.

E jengibre es un quemador de grasa natural y contribuiría a sentirnos satisfecho después de cada comida. Al tomarlo con jugo de limón, ayuda a la desintoxicaión.
Es considerado un tónico hepático. Además, proporciona propiedades termogénicas, lo que significa que estimula al metabolismo para quemar calorías más rápidamente.

Al mezclarlo con aceite de coco, potencian sus efectos para mantener un adecuado nivel de colesterol.

Té de jengibre

El té se puede tomar caliente o frío y se conserva hasta por 3 días en el refrigerador. Existen dos preparaciones simples.

1. Se lava para quitarle toda la tierra y se puede pelar. Unos 100 gr. de jengibre rinden para 3 tazas de agua, y sí el sabor es demasiado fuerte, puede ser diluido con más agua.

2. Se pone a hervir el agua y se añade el jengibre picado, lavado o rallado, después se cuece a fuego lento para evitar los burbujeos y se le deja reposar por 15 minutos. Se apaga y se esperan 5 minutos, después de los cuales se utilizará un colador para evitar los trozos cuando éste se sirva.
¿Cuándo tomarlo?
Para saber en qué situación acudir al jengibre, de acuerdo a lo que indican las especialistas en medicina y productos naturales:
1. Disminuye los dolores reumáticos y menstruales.
2. Es eficaz contra la gripe y los resfriados, al favorecer la expectoración.
3. Mejora el flujo sanguíneo, previene las enfermedades cardiovasculares.
4. Elimina el mareo y el vértigo.
5. Es un afrodisíaco, al estimular la libido.
6. Es un antidepresivo.
7. Combate el envejecimiento prematuro y reduce los niveles de estrés.
8. Disminuye las migrañas al bloquear los efectos de la prostaglandina.
9. Previene el cáncer de colon y de ovario.

10. Facilita la digestión.

El jengibre (Zingiber officinale) es una planta de la familia de las zingiberáceas, cuyo rizoma (tallo subterráneo) es muy apreciado por su aroma y sabor picante.

La planta puede llegar a medir hasta 1,8 metros de altura. Posee tallos rojizos, hojas lanceoladas y flores blanquecinas. Es muy codiciado en la industria alimenticia para dar un sabor picante a los más diversos platos. La planta de jengibre crece en la mayoría de los lugares del mundo con clima tropical.

Propiedades

- Al estimular el páncreas, aumenta la producción de encimas que favorecen la digestión y evitan la aparición de una serie de efectos secundarios relacionados con una mala absorción de los mismos. Su poder antibacteriano resulta eficaz al prevenir numerosos problemas intestinales que se producen por alteraciones de la flora intestinal.

- Favorece la circulación sanguínea, ayudando a disolver los trombos de las arterias y disminuyendo los niveles de colesterol en la sangre.

- Ayuda a prevenir algunas de las enfermedades del aparato respiratorio.

- Posee propiedades antivirales.

- Es un buen antiinflamatorio y analgésico.

- Quita el mal aliento y refresca la boca. Además incrementa la producción de saliva.

- Está considerado un buen afrodisíaco, capaz de estimular el deseo sexual y aumentar la libido.

Beneficios

Su tallo contribuye a favorecer una mejor digestión, porque favorece la secreción de jugos gástricos, mejora los síntomas del reflujo gastroesofágico y elimina la pesantez posterior a una comida copiosa.

Las enzimas que contiene el tallo de jengibre contribuyen a la desintegración de las proteínas permitiendo una evacuación gástrica más rápida. Incluso se utiliza para tratar las diarreas o cualquier otra alteración del tubo digestivo. En este sentido, previene la aparición de náuseas vinculadas a la indigestión y al movimiento intenso.

El jengibre contribuye a disminuir la tos, la bronquitis respiratoria y otras infecciones del tracto respiratorio que no mejoran con otros tratamientos.

Su consumo habitual permite disminuir la probabilidad de sufrir numerosas enfermedades cardíacas, evitando trombosis y ataques cardíacos.

Contribuye a eliminar cálculos en los riñones de forma rápida e indolora.

El jengibre puede ser utilizado externamente para el tratamiento de los dolores dentales y los producidos por la artritis, además de contribuir a disminuir la hinchazón que produce inflamación local.

En estas situaciones el jengibre debe prepararse y ser utilizado sobre la piel para lograr los mejores resultados analgésicos.

Usos del jengibre

- Es un antivomitivo ideal. Su ingestión resulta uno de los mejores remedios para combatir las náuseas de diverso origen (mareo en viajes, tratamientos de quimioterapia, durante el embarazo, post-operatorios).

- Su poder antibacteriano es capaz de eliminar el Helicobacter pylori, una bacteria, cuyas secreciones de amoníaco son las responsables de la aparición de muchas úlceras, especialmente la de duodeno, y de otros problemas de estómago como la gastritis. Por otra parte, es una planta capaz de neutralizar el exceso de ácido gástrico, que es otra de las causas que favorece la aparición de úlceras.

- Su uso previene los ataques cardíacos, las anginas de pecho, los coágulos o la trombosis.

- Favorece la buena circulación en las extremidades ayudando o previniendo problemas circulatorios en las mismas.

- Al aumentar la circulación, favorece la regeneración de los tejidos afectados por congelación.

- Se emplea contra los síntomas de la gripe, el resfriado y la sinusitis.

- Sus propiedades antivirales resultan útiles en el tratamiento del síndrome de fatiga crónica.

- Comer jengibre en las comidas ayuda a reducir el dolor de enfermedades inflamatorias como la artritis, en cualquiera de sus manifestaciones.

- Los valores analgésicos y antiinflamatorios del jengibre pueden ser utilizados externamente para mitigar el dolor e hinchazón que se produce en la artritis y en el dolor de muelas.

- Su capacidad antibacteriana y su tolerancia a los microorganismos necesarios en la flora intestinal le permiten aumentar la riqueza de esta, eliminando microorganismos perjudiciales, como la Escherichia coli, responsable de la mayor parte de las diarreas, especialmente en los niños, y muchos casos de gastroenteritis.

Ventajas

Por su poder antiinflamatorio natural así como por su capacidad para licuar levemente la sangre, el Jengibre es un eficaz remedio contra la artrosis, dolores reumáticos y resfriados, mejorando además el flujo sanguíneo por lo que se muestra un aliado en la lucha contra los mareos y vértigos relacionados con artrosis cervical.

Posee además propiedades mucolíticas, por lo que favorece la expectoración.

Especial es su eficacia en la atenuación de las nauseas de diversa etiología ( por viaje, por embarazo, por indigestión, etc).

Efectos Secundarios

Algunas personas pueden sufrir efectos secundarios leves que incluyen acidez, diarrea y molestias generales del estómago.

Cuando se aplica el jengibre sobre la piel, éste puede causar irritación.

Se debe tomar lo mínimo posible, recuerda que es un alimento-medicamento y no se debe abusar de él.

Contraindicaciones

Hay controversia sobre el uso del jengibre durante el embarazo, por lo que antes de usar jengibre durante el embarazo, consulte a su médico.

Debe tenerse precaución con los tratamientos crónicos en pacientes que tomen anticoagulantes. Se aconseja su uso en caso de ulcera gástrica siempre y cuando ésta sea no sangrante.

Su consumo sube en unas décimas la temperatura corporal, por lo que se desaconseja su uso en caso de fiebre elevada.

No se tiene suficiente información acerca de la seguridad de usar el jengibre durante la lactancia, por lo que se recomienda ser precavido y evitar su uso.

El jengibre podría bajar el nivel de azúcar en la sangre, por lo que hay que tenerlo en cuenta si se padece diabetes.

Altas dosis de jengibre podrían empeorar algunas enfermedades del corazón.

Dietas Alimenticias

Comida saludable

Ensalada de apio con parmesano

1 rama de apio; perejil; ¼ taza de nueces pecanas; jugo de 1 limón; 2 cdas de mostaza de grano; 2 cdas de miel; AOVE; sal kosher; pimienta; 30 gr. de parmesano, en lonjas.

1. Cortar el apio, sin desechar las hojas internas del corazón del apio.

2. Mezclar el apio con el perejil y las nueces.

3. Mezclar el jugo de limón, la mostaza, la miel y AOVE. Sazonar  y batir los ingredientes.

4. Verter la vinagreta sobre el apio y añadir sal. Revolver y servir decorado con pimienta  y parmesano. Comer a temperatura ambiente.

Arvejas chinas a la parrilla 

450 gr. de arvejas chinas, cortar las extremidades; 1 yema; 1 cda de páprika dulce ahumado; 2 cdas de jugo de naranja; 1 cda de vinagre de jerez; 1 diente de ajo, pelado; sal kosher; 2 tazas de aceite de canola.

1. En la parrilla colocar las arvejas chinas, en una cesta directamente sobre las brasas.

2. Grillar 7 minutos, hasta que comiencen a carbonizarse y estén tiernos.

3. Colocar la yema, páprika, jugo de naranja, vinagre, ajo y una pizca de sal en la licuadora. Formar un puré, asegurándose de que el ajo quede bien incorporado.

4. Con la licuadora a baja velocidad, añadir el aceite lentamente.  Si está muy espesa, agregar unas gotas de agua fría. Una vez que haya agregado todo el aceite, ajuste la sazón.

5. Servir las arvejas chinas al lado del alioli. 

Calamares a la plancha

450 gr. de calamar (reservar un calamar con piel); 1 diente de ajo rallado; sal kosher; AOVE; 1 cebolla morada en rodajas;  albahaca  picada 

1. Mezclar el calamar, ajo, pizca de sal y AOVE. Revolver y dejar reposar durante al menos 30 minutos y, como máximo, una noche en el refrigerador.

2. Mezclar las rodajas de cebolla con 1 cucharada de aceite de oliva y la albahaca. Sazonar y revolver suavemente para mezclar.

3. Colocar los calamares  sobre las brasas de un fuego medio. Cocinar 2 minutos y voltear. Dejar 3 minutos, hasta que el calamar esté ligeramente caramelizado y bien cocido. 

4. Distribuir los calamares en una fuente, decorar con la mezcla de cebolla, rociar con el aceite de oliva y servir

Tips.

El merkén, sutilmente ahumado, es un gran aliño; también el aceite de oliva del norte de Chile

La estructura química de las proteínas se altera al grillar a fuego alto. Así, carnes y pescados pierden mucha agua.

No dude cocinar a la parrilla casi cualquier tipo de poroto; también vegetales en temporada. Sírvalos con mayonesa ahumada.

Dieta Mediterránea

El aceite de oliva se alía con el pan, su más fiel compañero en la Dieta Mediterránea,

  1. Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición.
  2. Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia: frutas, verduras, legumbres y frutos secos.
  3. El pan y los alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y sus productos integrales) deben formar parte de la alimentación diaria.
  4. Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados.
  5. Consumir diariamente productos lácteos,  yogurt y quesos.
  6. La carne roja consumirla con moderación, como parte de guisos y otras recetas. Las carnes procesadas en cantidades pequeñas, como ingredientes de bocadillos y platos.
  7. Consumir pescado en abundancia y huevos con moderación.
  8. La fruta fresca es el postre habitual. Los dulces y pasteles consumirlos ocasionalmente.
  9. El agua es la bebida por excelencia en el Mediterráneo. El vino debe tomarse con moderación durante las comidas.
  10. Realizar actividad física todos los días, ya que es tan importante como comer adecuadamente.
  11. El Aceite de Oliva es el más utilizado en la cocina mediterránea. Es un alimento que le confieren propiedades cardioprotectoras. Ha perdurado a través de siglos entre las costumbres gastronómicas regionales, otorgando a los platos un sabor y aroma únicos.

Los científicos acuñaron el término Dieta Mediterránea, una forma de comer saludable siempre ligada a los aceites de oliva.

  1. mejora el perfil lipoproteico;
  2. reduce las cifras de tensión arterial;
  3. reduce el fenómeno de inflamación vascular;
  4. mejora la disfunción de nuestras arterias, de nuestro endotelio;
  5. reduce la oxidación;
  6. mejora parámetros de oxidación en general;
  7. mejora el riesgo de desarrollar diabetes y síndrome metabólico,
  8. mejora la enfermedad metabólica.

dieta-para-un-bronceado-perfecto-3

Dieta que favorece el bronceado

  • Consume lo que tenga alto contenido en vitamina A, la fruta que más la contiene es el mango, puedes seguir por los melocotones y el melón.
  • Bebe mucha agua, come sandía, apio y pepino.
  • Las zanahorias son un componente de numerosos productos solares, es rica en vitamina A y betacoarotenos, aporta de forma natural un tono particular a la piel que al ser expuesta al sol se broncea tomando un color dorado. Cómelas de todas formas,  sobre todo crudas.

dieta-para-un-bronceado-perfecto-2 (1)

  • El aceite de oliva, no puede faltar en tu dieta tiene propiedades regenerativas, ideales para tu piel, al igual que los huevos, la yema también tiene vitamina A.
  • Los quesos blancos, las carnes, los pimientos, calabacines y tomates a la parrilla o asados son muy buenos para incorporar a tu dieta, aderezarlos con vinagre balsámico, salsa de soja o aceite de oliva.

Menús para broncearte

  • Gazpacho
  • Jugos de verduras
  • Ensalada de zanahoria
  • Ensalada de espinacas
  • Ensalada verde con aceite
  • Quiche de verduras
  • Huevos
  • Pescado a la plancha o pollo asado
  • Carnes de cerdo, ternera o vacuno, pollo,
  • Requesón
  • Papayas, ciruelas, melocotones o albaricoques

dieta-para-un-bronceado-perfecto-1

Alimentos que debes evitar para broncearte

  • Todos aquellos que contienen vitamina C como los cítricos, el limón, pomelos, naranja, kiwi, también evita consumir grandes cantidades de perejil, perifollo y berro.
  • Elimina los fritos, las salsas calóricas, productos en escabeche, alimentos curados o en conserva, café cargado y los aperitivos.

Paleo Chic

La dieta que anima a comer como los cavernícolas

No sólo se trata de ingerir carne, sino que también recurrir a los carbohidratos naturales y eliminar los altamente procesados. En otras palabras, seguir las pautas de alimentación de nuestros ancestros.

José Alvújar, El Mercurio

Las mujeres cavernícolas no engordan: antiguos secretos para una rápida pérdida de peso, donde da a conocer un plan de alimentación que ayudará a las mujeres a mantenerse delgadas.

El régimen, denominado “Paleo Chic”, no es la última “dieta de moda”, sino que es un estilo de vida basado en nuestras raíces.

Hay que regresar a la forma en que se alimentaban nuestros ancestros cavernícolas, ya que, la comida moderna nos está poniendo gordos, enfermos y cansados. Uno de sus principios es eliminar de raíz las calorías “vacías” e incorporar aquellas que son ricas en nutrientes.

¿Crees que tu cuerpo procesa las 100 calorías que encuentras en una barra de chocolate, de la misma manera que lo hace con las 100 calorías que encuentras en una ensalada o en un trozo de pollo orgánico asado?  

La respuesta es un rotundo “no”.

De esta manera, la dieta “Paleo Chic” pone énfasis en aquellos alimentos que contienen calorías ricas en nutrientes -que, por lo general, provienen de los productos naturales- y que, además, permiten comer más y seguir perdiendo peso.

Seguir la dieta ‘Paleo Chic’ significa que comer bien -y en forma abundante- es algo bueno, porque tu maravilloso cuerpo estará lleno y también satisfecho,.

En la actualidad las personas están acostumbradas a ingerir una mayor cantidad de carbohidratos de los que el cuerpo en realidad necesita para funcionar. Y que, además, éstos provienen de los denominados “neocarbs”, es decir, de aquellos productos que son ricos en harina, azúcar añadida y también genéticamente modificados. Así, su propuesta es reducir su ingesta y, a la vez, preferir aquellos más saludables.

Llenarse de carbohidratos saludables (frutas y vegetales frescos) disminuirá tus antojos por alimentos altamente procesados.

Cavernícola moderna

Respecto a las proteínas se deben preferir aquellas magras y de alta calidad, como las aves de corral, el vacuno alimentado con pasto -porque contiene ácidos grasos Omega 3- y los peces silvestres.

Las proteínas aportan energía lenta y constante, ayudan a que te sientas satisfecha y  mantienen estables los niveles de azúcar en la sangre.  

Sobre los frutos secos aunque son buenos para la salud, es recomendable ingerirlos según las pautas de nuestros ancestros, es decir, en una cantidad pequeña, equivalente a la que podríamos encontrar en la naturaleza (alrededor de ¼ de taza).

La dieta “Paleo Chic” desaconseja el consumo de alimentos altos en gluten, lo que incluye a todos los tipos de granos, entre ellos el trigo, el centeno y la avena, los que son conocidos por ser responsables de alergias, inflamación y aumento de peso. El color es la clave y mientras más colores naturales haya en tu plato, más saludable será tu comida.

Convertirse en una “cavernícola moderna” con la dieta “Paleo Chic” tiene otros beneficios además de ayudar a bajar de peso. Protege tu cuerpo de las toxinas que se encuentran en todos los tipos de alimentos procesados, incluyendo los pesticidas, químicos, colorantes, conservantes, hormonas y otros ingredientes artificiales.

Tu cuerpo será capaz de concentrarse en romper los componentes saludables de los alimentos enteros que estás consumiendo, en lugar de luchar por evitar los efectos nocivos de los ingredientes que están escondidos en los alimentos procesados. Y todo para lograr la mejor versión de ti misma, y sentirte y mantenerte maravillosa desde adentro hacia afuera.

Dieta Mediterránea

Seguir regularmente las conocidas recomendaciones de la Dieta Mediterránea suplementándola con una ingesta, también regular, de aceite de oliva virgen extra podría reducir hasta en 40% el riesgo de desarrollar una diabetes.

dieta_oliva_diabetes

Partiendo de las 7.447 personas que participaron en el estudio, se eligió “a 3.541 participantes que no sufrían diabetes mellitus en el momento de su inclusión. A lo largo de los casi cinco años que duró la investigación se analizaba anualmente a los participantes para comprobar cuáles de ellos desarrollaban diabetes.

Se ha comprobado que el grupo de participantes incluidos en el grupo de intervención con dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra presentaba una reducción de un 40% en el riesgo de desarrollar una diabetes, con respecto al grupo control que siguió una dieta baja en todo tipo de grasas.

Es importante destacar que esa dieta baja en grasas es la dieta que se suele prescribir a aquellas personas con riesgo de padecer accidentes vasculares. Aquí estamos compitiendo con una dieta que también es sana.

A todos ha sorprendido la potencia de la dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra en la prevención de enfermedad cardiovascular y factores de riesgo cardiovascular y, en este caso, la diabetes.

La dieta mediterránea “aumenta la sensibilidad a la insulina” segregada por el páncreas, “aunque queda mucho trabajo por hacer en este sentido.” 

Nuevos resultados

Los investigadores trabajan en estos momentos en desentrañar hasta qué punto el consumo de la Dieta Mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra puede prevenir la aparición de determinados tipos de cáncer.

Queremos ver si una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra también es útil para el tratamiento de personas con sobrepeso y obesidad. Siempre se había dicho que el aceite de oliva “engorda,  y queremos demostrar que una dieta bien hecha, que incluya aceite de oliva virgen extra, puede ayudar a reducir peso y paralelamente evitar la aparición de complicaciones como el infarto de miocardio o los accidentes vasculares cerebrales.

AOVE

Aceite De Oliva Extra Virgen

La creencia popular que freir con Aceite de Oliva es desperdiciar aceite y malgastar el dinero.

Al sumergir un alimento en aceite a la temperatura óptima de fritura, se forma una costra en su exterior que evita se empape de aceite y hace que se conserve todo su valor nutritivo.

Durante la fritura la temperatura interior del alimento permanece casi constante a 100ºC, hasta la evaporación total del agua que contiene el alimento.

La grasa de fritura empieza a penetrar en el alimento cuando se ha evaporado la mayor parte del agua que contiene, esto hace que el contacto con la grasa sea muy corto y que no se deteriore su valor nutritivo.

El aceite de oliva es la grasa más estable frente a las grasas animales y los aceites de semillas.