Alimentos Conservación y Consejos

Para que los alimentos tengan mayor duración hay que saber cuál es la forma correcta de conservarlos, y así sacar el mayor provecho de sus propiedades.

En el caso de la leche, los huevos y la crema, no hay vuelta atrás, éstos deben estar en el refrigerador, incluso hay lugares específicos de tal electrodoméstico para conservarlos de mejor forma.

Refrigerador o Despensa

Cebollas

¡Por ningún motivo!

La piel de las cebollas está hecha para recubrir y proteger del exterior, además, esta particular lámina debe seguir desarrollándose en un lugar fresco y seco, ni parecido al refrigerador.

Este vegetal debe guardarse sin pelar y requiere exposición al aire para asegurar una óptima vida útil, por lo que no deben ponerse en bolsas de plástico.

Las cebollas deben estar lejos del refrigerador, la humedad y el frío las ponen blandas.

Junto a esto aceleran la formación de hongos en sus capas y fomentan la germinación de sus brotes.

En cambio, los cebollines si se pueden refrigerar, debido a su alto contenido de agua.

La excepción es cuando las cebollas ya están peladas y cortadas, ahí deben guardarse en un recipiente tapado en el refrigerador.

Importante también es mantenerlas lejos de las papas, ya que éstas emiten un gas que hacen que las cebollas se humedezcan, perdiendo su frescura.

Paltas

Esta exquisita fruta tampoco es un alimento que se deba conservar en ese frío electrodoméstico..

En el refrigerador se vuelven negras fácilmente, ya que se acelera su descomposición.

Muchas veces se compran los aguacates verdes y su proceso de maduración debe continuar en un espacio fresco, limpio y libre de humedad.

Albahaca

Lo mejor que puedes hacer con esta fresca hierba que aromatiza sus ambiciosas recetas, es dejarla en un vaso con agua, líquido que debe ser cambiado cada dos días. Todo esto debe ser en un lugar donde el sol no llegue directamente.

La albahaca no se puede refrigerar ya que se marchita rápidamente y adquiere con facilidad el olor de otros alimentos.

Es recomendable cubrir la albahaca, holgadamente, con una bolsa de plástico, lo que ayudará a mantener la humedad.

Tomates

Los entendidos hablan de que los tomates en el refrigerador pierden su frescura y naturalidad, poniéndose harinosos y sin el gusto particular que los caracterizan especialmente cuando se preparan con queso y albahaca. Pierden su sabor en el refrigerador, ya que las bajas temperaturas frenan su maduración.

Su textura también se altera, el frío la hace más harinosa al romper sus membranas interiores. Se recomienda guardar al aire libre.

El aire frío puede convertir la pulpa de los tomates en papilla.

El frío daña las membranas interiores del fruto y convierte su pulpa en una pasta insípida y pastosa. Mejor tenerlos a temperatura ambiente, y en caso de haber cometido el error de meterlos en la nevera, dejarlos un día fuera antes de comerlos, que algo de sabor recuperan.

Conserve en alguna frutera alejados del sol y espere ese tono particular cuando están maduros y listos para ser devorados.

Papas

Se agradecen aquellas casas o departamentos en los que se pueden guardar alimentos en una despensa, ese ideal espacio en el que se pueden conservar los alimentos que no deben ir al refrigerador.

Otro alimento que debe ir ahí son las papas, ojalá, guardar en una bolsa de papel en ese rincón seco y fresco,  así demoraría más en pudrirse.

Si mojas las papas antes de almacenarlas, la humedad puede provocar hongos.

Las papas se ven afectadas ya que con el frío se hacen más harinosas. Esto porque las bajas temperaturas hacen que el almidón se convierta en azúcares.

Pan

El pan en el refrigerador se seca poniéndose duro. Se recomienda guardarlo en una bolsa de género.

Si no se va a consumir en mucho tiempo, se puede guardar en el congelador, luego de haberlo secado.

Café

Pese a que mucha gente lo refrigera, el café no debe guardarse en la nevera ya que pierde su sabor y coge el aroma de los otros productos almacenados en el refrigerador.

Especialistas en café recomiendan guardarlo en un recipiente hermético, en lugares oscuros y frescos, ya que según sostienen el aire, la luz y el frío son sus enemigos, así conservar su sabor y frescura.

Miel

No es necesario refrigerarla ya que sus componentes y PH hacen que se mantenga en buen estado al aire libre.

El PH y azúcar mantiene los microorganismos controlados, así que no es necesario refrigerarla.

Si se expone al frío de un refrigerador se cristaliza.

Aceite de Oliva

Recomiendan dejar el aceite de oliva en un lugar fresco y sin luz, pero no en un refrigerador, el frío hace que se condense, se endurezca, tomando una consistencia como mantequilla y se altere el sabor.

Ajos

Los ajos refrigerados se ponen mohosos y se acelera el proceso de brote de sus tallos. Se recomienda almacenar en bolsas de género en un lugar fresco y seco.

El ajo debe guardarse en un lugar oscuro y seco, ya que en el refrigerador corre el riesgo de comenzar a brotar.

Zapallo

La Canadian Produce Marketing Association (CPMA) señala que el zapallo debe estar en un lugar bien ventilado, seco, oscuro y fresco.

Melones y Sandías enteros

Las sandías y melones pierden parte de sus propiedades antioxidantes (licopeno y betacaroteno) cuando se guardan en el refrigerador. “Los antioxidantes en estos alimentos son propensos a la degradación si no se almacenan adecuadamente”, señala Desiree Nielsen, dietista registrada con sede en Vancouver .

Ella sugiere dejar los melones y sandías enteros a temperatura ambiente para mantener estos antioxidantes. Cuando están rebanados deben cubrirse y ponerse en el refrigerador.

Damascos, plátanos, kiwis, ciruelas, duraznos y mangos

Estos frutos se deben mantener a temperatura ambiente para que retengan mejor sus nutrientes.

Piñas

Según Mikel López Iturriaga, “las bajas temperaturas anulan las enzimas que les permiten madurar. Entonces otras enzimas comienzan a actuar con más fuerza: unas causan daños celulares (ergo textura pastosa)”.

Chocolate

“El chocolate es otra víctima habitual del neverismo. Salvo que contenga un relleno lácteo o haga mucho calor, no hay ninguna necesidad de meterlo en el frigorífico. Si pones allí unos bombones o una tableta de chocolate abierto, verás que le sale una especie de capa blanquecina: una muestra de que su textura y sabor han resultado alterados”, asegura Mikel.

Consejos a las Brasas

Condimente los alimentos y déjelos marinando dentro del refrigerador. No use el aderezo restante como una salsa para la carne ya cocinada, preparare una salsa o una marinada aparte para untar la carne asada.
Lave sus superficies de trabajo y las tablas para cortar con agua caliente con jabón, antes y después de preparar los alimentos.
Para limpiarlos use una solución de 2 cditas de cloro por  litro de agua.
Use una tabla para cortar para el producto fresco y una distinta para la carne, las aves y los mariscos crudos.

Escoja carnes, aves o mariscos frescos, son más tiernos. 

  • Una carne de segunda, convertirá nuestra parrillada, en una parrillada de segunda.
  • Mantenga los productos perecibles en el refrigerador, hasta antes de asarlos en la parrilla. Si usa alimentos congelados, descongélelos en el refrigerador.
  • Puede descongelar los alimentos en el horno microondas si van a ser colocados en la parrilla inmediatamente.
  • Cuando prepare la parrilla fuera de su casa, mantenga las carnes con hielo. No ponga otros alimentos en la misma hielera con la carne cruda.
  • Después de poner la carne cruda en la parrilla, lave sus utensilios y recipientes con agua caliente y jabón.
  • Cocine los alimentos hasta que alcancen una temperatura interna adecuada para destruir bacterias perjudiciales. Los alimentos cocinados a la parrilla se doran muy rápido por el exterior.
  • Use un termómetro para estar seguro de que el alimento haya alcanzado la temperatura interna ideal.

carne a la parrilla, grill, fuego 184095

La Parrilla

Controle el fuego, cuando la vivacidad sea menos intensa y las brasas estén al rojo vivo, ponga la carne sobre ella y cocine hasta que esté bien cocida.

Remueva cualquier porción o materia carbonizada de la superficie del alimento.

Aplique una capa delgada de aceite a las rejillas de la parrilla antes de empezar a asar, para evitar que los alimentos se peguen.

Corte la carne en porciones de tamaño similar, para que se cocinen de manera uniforme.

Sirva los alimentos asados a la parrilla inmediatamente cocinados o manténgalos calientes hasta ser servidos.

Refrigere todas las sobras y deseche cualquier alimento que haya quedado fuera por más de 2 horas.

Para prevenir que los alimentos preparados a la parrilla se ahumen o se carbonicen, evite los condimentos líquidos o las salsas que contengan grasa excesiva, pues estas al caer sobre las brasas encendidas crean humo.

Cubra la parrilla con papel de aluminio, abra unos agujeros entre las rejillas para permitir que los jugos goteen hacia abajo. Si la grasa que gotea causa un humo excesivo, mueva el alimento a otra sección de la parrilla.

Los cortes de carnes menos tiernos, deben tener mayor tiempo de marinado, para lograr una carne más tierna al momento de asarla sobre las brasas, por lo que se aconseja marinar o macerar  24 horas.

Las carnes tiernas pueden ser marinadas 15 minutos a 2 horas antes de ponerlas sobre las brasas, esto se hace para añadirle sabor especial a la carne, y hacerla más jugosa.

Debido a que las marinadas suelen llevar, vinos o vinagres, es aconsejable marinar las carnes en bolsas, contenedores plásticos, de cristal o porcelana que no sean reactivos a los ácidos. Nunca los use de aluminio o metal.

Utilice tenazas para dar vuelta los alimentos en la parrilla.

Nunca perfore los alimentos mientras se están cocinando en la parrilla, esto podría secarlos.

Aplique salsas a base de azúcar (como las de barbacoa) sólo durante las etapas finales del cocimiento, para evitar que se quemen.

Remoje el cordón que usa para afirmar la carne de ave.

Un buen consejo es tener una bandeja de hierro para poner abajo de los alimentos que cocina. Esto reducirá el calor de la parte inferior, por lo tanto reducirá también el proceso de cocción y protegerá los alimentos para que no cocinen en exceso.

Recorte la grasa excesiva de la carne antes de asarla.

Las costillas se deben cocinar lentamente a la parrilla, sobre fuego indirecto; esto permite que estén listas para comer y que no estén duras o requemadas por la prolongada exposición al fuego.
Debemos darle vuelta y cambiar de posición las costillas, para lograr que se asen uniformemente. Las costillas deben ser cocinadas a la parrilla 2 horas, dependiendo de la costilla y parrilla que se está usando.

Voltee la carne una vez mientras se cocina. Evite usar el tenedor, pues al pincharla, la carne puede perder sus jugos naturales.

Si quiere reducir el tiempo de la parrillada, se pueden precocinar muchos alimentos, ya sea hirviéndolos o cocinándolos en el microondas y después asándolos en la parrilla para agregar el sabor.

Pescados y Mariscos

El pescado y los mariscos a la parrilla deben ser humedecidos durante la cocción, para evitar resequedad.

Para facilitar el asado, corte las pechugas en forma de mariposa. Utilice las brasas al rojo y no el fuego vivo, evitará de esta forma que la carne se chamusque.

Caliente la parrilla antes de poner el pollo sobre las brasas.

Sazone muy bien el pollo, no le quite la piel, para que no pierda su jugosidad y se proteja de las llamas.

Colóquelo con la piel hacia abajo y con un brocha úntelo con mantequilla. Cocine por 5 minutos antes de voltear. Unte nuevamente con mantequilla y cocine 5 minutos, aparte la carne hacia el lado más lejano de las brasas y termine de cocinar con el calor que despiden hasta que la carne esté lista, untando ocasionalmente con la salsa para evitar que quede seca.

Los pescados y mariscos deben ser marinados en el refrigerador, nunca a temperatura ambiente.

Sólo necesitan ser marinados  30 minutos, algunos filetes más gruesos pueden ser marinados una hora o más.

El excesivo marinado puede deshacerlos, quitando firmeza al corte.

Los camarones crudos son de color gris. Cuando se los cocina toman un color rosado. Su cocción es muy rápida y si se pasan quedan duros o gomosos. 

Cuando compre camarones cocidos, no los vuelva a cocinar porque quedan duros.

Remoje en caldo de verduras e incorpórelos a la preparación

Para preparar los pescados y mariscos sobre las brasas, utilizar las cestas que se usan para cocinar a la parrilla, son ideales para alimentos pequeños como los camarones, y no permiten que la carne del pescado se deshilache.

Para realizar salsas con un toque más agresivo incorporar salsa inglesa, de soja, tabasco, wasabi o jerez

Conviene sazonar los filetes de pescado con jugo de limón y dejarlos 1 hora en la heladera antes de cocinarlos para que queden firmes y no se desintegren cuando se los cocine.

El pescado debe lucir brillante, de buen color, firme y deben tener los ojos brillantes.

Vegetales

Los vegetales pueden hacerse a los lados de las parrillas mientras está asando la carne, sirven de guarnición, o acompañante, aquellos que son más duros como las papas o las zanahorias, pueden ser cocinados al vapor y asados a la parrilla.

Lo mas común es asar las mazorcas de maíz, pero a estas también puede darles un precocinado, métalas en leche hirviendo y cocínelas hasta que estén al denté. Luego úntelas con abundante mantequilla saborizada y áselas para darles ese sabor que sólo las brasas pueden ofrecer.

Los vegetales o verduras duras como las papas, debe hervirlas brevemente de antemano, de este modo las suavizará un poco y acelerará así el proceso en la parrilla, de manera que se cocinen a la vez y tomen el mismo tiempo en estar listos.

Para proteger las verduras y vegetales del humo mientras los asa a la parrilla, puede envolverlos en papel aluminio.

Todos los vegetales pueden ser marinados en el refrigerador en una marinada al estilo de un aliño de aceite y vinagre donde puede tenerlos  todo un día.

Si no los va a marinar, úntelos con aceite antes de cocinarlo

Curiosidades de la Parrilla

Mientras está preparando su barbacoa, y espera que los carbones o la leña estén al rojo vivo, cocine parcialmente las piezas de pollo en el microondas, y luego termine de cocinarlas asadas sobre las brasas.

Pollos a las brasas en la mitad del tiempo.
Si el asado a la parrilla o alguna pieza de carne no está suficientemente cocida para el gusto de sus invitados, simplemente póngala unos minutos dentro del microondas a máxima potencia, para que finalice su cocción rápidamente y no tenga que esperar para sentarse juntos a comer.
Para evitar el consumo excesivo de sodio, salar la comida una vez terminada su cocción.
El asado hecho en un buen carbón de leña tiene un sabor especial porque al hacer humo, impregna la carne que se está asando.
Para pelar los morrones, colocarlos sobre la hornilla por todos sus lados.
En Perú son muy populares los sabrosos anticuchos que no son más que trozos de corazón de res adobados y asados a la parrilla.

Una provoleta a la parrilla es una rebanada de queso provolone, calentado hasta que se ablanda, y luego rociado con aceite, orégano y ají molido.
En México una barbacoa es un conjunto de palos de madera verde que, puestos sobre un hueco, sirven a modo de parrilla para asar carne y por asociación la carne asada de este modo.

La palabra birria en algunas partes es sinónimo de asador o parrilla.

s a la parrilla para prevenir que se peguen a la misma. Córtelos en trozos de tamaños iguales, para que se cocinen con uniformidad.

Preferiblemente, póngalos en brochetas para facilitar el volteado y el manejo de ellos sobre la parrilla caliente.

Los vegetales cocinados a la parrilla endulzan e intensifican el sabor, sobre todo sin son vegetales frescos.

Áselos sobre fuego mediano, dándoles vuelta hasta que estén tiernos y crujientes. Debe poder pincharlos bien con el tenedor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s