Té para acabar con el cáncer

Descubren efectos curativos más allá de la infusión

Científicos han desarrollado una manera de fabricar, a partir de su extracto, unas nanopartículas que destruyen hasta el 80% de células cancerosas.

Té para acabar con el cáncer: descubren efectos curativos más allá de la infusiónLas hojas de té no solo sirven para preparar una de las infusiones más populares del mundo: su extracto permite también producir nanopartículas que inhiben el crecimiento de las células cancerosas e incluso las mata, según ha descubierto un grupo de microbiólogos británicos e indios.

El colectivo ha aprendido a extraer las partículas de sustancias potencialmente tóxicas de un tamaño 4.000 veces menor que el espesor de un pelo humano. El producto recibió el nombre de ‘puntos cuánticos’ y en la última serie de experimentos incluía una mezcla de sulfato de cadmio y sulfuro de sodio.

Según informa este lunes el sitio web de la Universidad de Swansea (Reino Unido), sede principal de la investigación, los puntos cuánticos pueden producirse químicamente, pero la tecnología es complicada, costosa y tiene efectos secundarios dañinos para el organismo humano. El caso es que las sustancias que destruyen los tumores pueden afectar también a los tejidos sanos, en función del tamaño de las partículas obtenidas.

“Nuestra investigación ha confirmado la evidencia anterior de que el extracto de hoja de té puede ser una alternativa no tóxica para hacer puntos cuánticos con productos químicos”, comentó el investigador principal del proyecto, Sudhagar Pitchaimuthu. “La verdadera sorpresa, sin embargo, fue que los puntos inhibieron intensamente el crecimiento de las células de cáncer de pulmón. No lo esperábamos”.

Los efectos experimentales fueron comprobados en células cancerígenas de pulmón. Los puntos cuánticos obtenidos penetraban en los nanoporos de estas células enfermas y destruían hasta el 80% de ellas. El investigador admitió que en el futuro podría establecerse una “fábrica de puntos cuánticos” que permitiría a los científicos explorar más completamente las propiedades curativas de los derivados del té.

Té: ¿cancerígeno o anticancerígeno?

¿El té produce cáncer o lo previene?

Muchas veces se escuchan opiniones que pueden ser tomadas como contradictorias acerca de una bebida con tantas propiedades como el té.

Algunos aducen que por su contenido de fluor puede ser considerado cancerígeno. Pero también muchas voces afirman que sus antioxidantes serían un gran enemigo de varios tipos de cáncer.

 

El té proveniente de la Camelia sinensis, con todas sus variedades, es un producto milenario. Viene siendo consumido por generaciones y generaciones de personas en el mundo entero.

Siendo el continente asiático su “base central de operaciones”. Pero, como siempre que se habla de un producto y se empieza a conocer más acerca de él, comienzan a surgir algunas controversias. ¿Estás de acuerdo?

Una que es muy común de escuchar dentro de estos dilemas que se discuten alrededor del té, es la de si esta bebida es cancerígena o anticancerígena.

Todos los indicios hacen creer que, de momento, esta última opción parece la más probable. Pero vale la pena observar ambas posiciones con sus respectivos fundamentos.

Quienes sostienen que el té tiene propiedades anticancerígenas se basan sobre todo en el alto contenido de polifenoles que posee.

Los polifenoles son una sustancia fuertemente antioxidante y que puede ayudar a prevenir ese tipo de enfermedades. Son varios los estudios que se han hecho al respecto, sin resultar concluyentes, pero con muchas miras positivas al respecto.

El té verde sería uno de los indicados.
Té verde chino
Esta es una lista de enfermedades cancerígenas para la cual el té podría aportar funciones preventivas:

Pero, una cosa no quita a la otra. Si bien el té en cualquiera de sus variedades contiene sustancias antioxidantes que pueden llegar a ser preventivas, también es cierto que el té contiene fluor.

Esta es una sustancia cancerígena consumida en exceso y puede llegar a ser perjudicial, pero sólo en cantidades grandes.

 

Encontrarás más información sobre las verdades y mitos en torno a los efectos del té verde sobre el cáncer, si miras el siguiente video:

Si bien no existe una dosis diaria recomendada de té unificada por criterio, todos los estudios que hablan a favor de las propiedades del té contra el cáncer señalan que sus beneficios se conseguirían a partir de tres o cuatro tazas.

Esto reportaría alrededor de un tercio de la cantidad de fluor que podría consumirse por día. Así que, de no abusarse, no reportaría problemas, aunque todavía no hay nada comprobado fehacientemente ni de un lado ni del otro.

De todas formas, haciendo un balance sobre el tema, se podría decir que beber té reporta mucho más beneficios que efectos secundarios.

Por supuesto, que entre los consumidores de esta saludable bebida habrá quienes lo beban sobre todo por su sabor, otros que lo hagan por sus propiedades y finalmente, los que lo beban por ambas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s