Té para acabar con el cáncer

Descubren efectos curativos más allá de la infusión

Científicos han desarrollado una manera de fabricar, a partir de su extracto, unas nanopartículas que destruyen hasta el 80% de células cancerosas.

Té para acabar con el cáncer: descubren efectos curativos más allá de la infusiónLas hojas de té no solo sirven para preparar una de las infusiones más populares del mundo: su extracto permite también producir nanopartículas que inhiben el crecimiento de las células cancerosas e incluso las mata, según ha descubierto un grupo de microbiólogos británicos e indios.

El colectivo ha aprendido a extraer las partículas de sustancias potencialmente tóxicas de un tamaño 4.000 veces menor que el espesor de un pelo humano. El producto recibió el nombre de ‘puntos cuánticos’ y en la última serie de experimentos incluía una mezcla de sulfato de cadmio y sulfuro de sodio.

Según informa este lunes el sitio web de la Universidad de Swansea (Reino Unido), sede principal de la investigación, los puntos cuánticos pueden producirse químicamente, pero la tecnología es complicada, costosa y tiene efectos secundarios dañinos para el organismo humano. El caso es que las sustancias que destruyen los tumores pueden afectar también a los tejidos sanos, en función del tamaño de las partículas obtenidas.

«Nuestra investigación ha confirmado la evidencia anterior de que el extracto de hoja de té puede ser una alternativa no tóxica para hacer puntos cuánticos con productos químicos», comentó el investigador principal del proyecto, Sudhagar Pitchaimuthu. «La verdadera sorpresa, sin embargo, fue que los puntos inhibieron intensamente el crecimiento de las células de cáncer de pulmón. No lo esperábamos».

Los efectos experimentales fueron comprobados en células cancerígenas de pulmón. Los puntos cuánticos obtenidos penetraban en los nanoporos de estas células enfermas y destruían hasta el 80% de ellas. El investigador admitió que en el futuro podría establecerse una «fábrica de puntos cuánticos» que permitiría a los científicos explorar más completamente las propiedades curativas de los derivados del té.

Té: ¿cancerígeno o anticancerígeno?

¿El té produce cáncer o lo previene?

Muchas veces se escuchan opiniones que pueden ser tomadas como contradictorias acerca de una bebida con tantas propiedades como el té.

Algunos aducen que por su contenido de fluor puede ser considerado cancerígeno. Pero también muchas voces afirman que sus antioxidantes serían un gran enemigo de varios tipos de cáncer.

 

El té proveniente de la Camelia sinensis, con todas sus variedades, es un producto milenario. Viene siendo consumido por generaciones y generaciones de personas en el mundo entero.

Siendo el continente asiático su «base central de operaciones». Pero, como siempre que se habla de un producto y se empieza a conocer más acerca de él, comienzan a surgir algunas controversias. ¿Estás de acuerdo?

Una que es muy común de escuchar dentro de estos dilemas que se discuten alrededor del té, es la de si esta bebida es cancerígena o anticancerígena.

Todos los indicios hacen creer que, de momento, esta última opción parece la más probable. Pero vale la pena observar ambas posiciones con sus respectivos fundamentos.

Quienes sostienen que el té tiene propiedades anticancerígenas se basan sobre todo en el alto contenido de polifenoles que posee.

Los polifenoles son una sustancia fuertemente antioxidante y que puede ayudar a prevenir ese tipo de enfermedades. Son varios los estudios que se han hecho al respecto, sin resultar concluyentes, pero con muchas miras positivas al respecto.

El té verde sería uno de los indicados.
Té verde chino
Esta es una lista de enfermedades cancerígenas para la cual el té podría aportar funciones preventivas:

Pero, una cosa no quita a la otra. Si bien el té en cualquiera de sus variedades contiene sustancias antioxidantes que pueden llegar a ser preventivas, también es cierto que el té contiene fluor.

Esta es una sustancia cancerígena consumida en exceso y puede llegar a ser perjudicial, pero sólo en cantidades grandes.

 

Encontrarás más información sobre las verdades y mitos en torno a los efectos del té verde sobre el cáncer, si miras el siguiente video:

Si bien no existe una dosis diaria recomendada de té unificada por criterio, todos los estudios que hablan a favor de las propiedades del té contra el cáncer señalan que sus beneficios se conseguirían a partir de tres o cuatro tazas.

Esto reportaría alrededor de un tercio de la cantidad de fluor que podría consumirse por día. Así que, de no abusarse, no reportaría problemas, aunque todavía no hay nada comprobado fehacientemente ni de un lado ni del otro.

De todas formas, haciendo un balance sobre el tema, se podría decir que beber té reporta mucho más beneficios que efectos secundarios.

Por supuesto, que entre los consumidores de esta saludable bebida habrá quienes lo beban sobre todo por su sabor, otros que lo hagan por sus propiedades y finalmente, los que lo beban por ambas cosas.

Azafrán

Especia más cara del mundo

El azafrán, croco o alcroco (Crocus sativus) es una planta de la familia de las iridáceas que se caracteriza por poseer flores atractivas y un agradable aroma.

Cuando la planta florece, de su corola se asoman unos largos estigmas o hebras color rojo muy intenso, que se utilizan como colorante y para dar sabor a los platos.

El azafrán se utiliza sobretodo como especia aromática, en poca cantidad. Los que lo cultivan, o aquellos que pueden permitirse su precio, lo emplean en la fitoterapia como remedio natural.

La parte que se utiliza para cocinar son los estigmas, hebras o clavos del azafrán, que a menudo se denomina «oro rojo» por su alto precio.

 El azafrán no tiene valor nutricional, pues las ingestas alimentarias tienen una cantidad mínima de carbohidratos, grasas, proteínas y fibra. Destaca la riqueza en fitoquímicos, que actúan como antioxidantes del organismo: ­ Pirocrocina: componente responsable del sabor amargo del azafrán. Posee propiedades eupépticas y aperitivas. ­

Crocina y la crocetina: son pigmentos naturales de color rojo intenso, responsables de poder colorante del azafrán. Efecto colerético y antioxidante para la salud cardiovascular. ­

Safranal: responsable del aroma del azafrán. Posee componentes beneficiosos para la salud ocular. El azafrán auténtico no contiene gluten, por lo que es apto para celíacos. Los azafranes que han sido adulterados pueden contener gluten. Compre azafrán en hebras en vez de azafrán molido para asegurar la autenticidad del producto. Usos del azafrán en la cocina

­ El azafrán se utiliza en la cocina en diversas preparaciones: arroces, caldos, legumbres, patatas, postres, bebidas y salsas.

El precio del azafrán oscila entre 5 y 6€ el gramo. Un gramo de azafrán contiene entre 60 y 90 hebras, según tamaño o calidad.

Si compramos grandes cantidades, podemos encontrarlo por 4 ­ 4,5€ el gramo. ­ Cabe destacar que los azafranes con denominación de origen pueden tener un precio superior.

Se distingue la denominación de origen por el sello de procedencia y porque, generalmente, lo indica el envase. En estos casos, el precio de azafrán puede ser desde 8€ el gramo. ­

Si encontramos precios más económicos, es posible que se deba a la adulteración de esta especia aromática.

¿Por qué es tan caro el azafrán?

El motivo principal del elevado coste del azafrán es el método artesanal de producción. ­ El cultivo del azafrán es difícil de mecanizar, y tanto la monda (cosecha de flores) como el desbriznado (arrancar los estigmas de la flor), se debe realizar a mano.

En la mayoría de los cultivos de azafrán, la siembra también es manual. *Más información sobre el Cultivo del azafrán en el listado superior. El secado posterior de la especia se produce de forma lenta y arte

¿Qué sabor tiene el azafrán?

El azafrán aporta un sabor característico a los platos, poco dulce, ligeramente amargo y con matices metálicos. Es de color amarillo, rojo intenso o marronoso.

El azafrán es una especia que se obtiene a partir de los estigmas de la flor del Crocus sativus Linnaeus, conocida como Rosa del azafrán.

Se caracteriza por tener una flor color Lila donde destacan el color rojo de los estigmas y el amarillo de los estambres.

Es estéril, un híbrido que se ha ido manteniendo a lo largo de los siglos debido a lo apreciado de sus estigmas.

La reproducción se realiza por bulbos.

Cada flor de Crocus sativus Linnaeus tiene tres estigmas de azafrán, también llamadas hebras, están unidas en la base por el pistilo.

Los estigmas tienen forma de trompeta alargada, color rojo intenso que va decolorando hasta el amarillo en el estilo, también llamado rabillo.

Los orígenes del azafrán son confusos, parece casi exacto que procede de Oriente, su cultivo era conocido en Asia Menor en épocas anteriores a Cristo.

Una de las primeras referencias históricas de la aplicación del azafrán procede del Antiguo Egipto, donde era empleado por Cleopatra como esencia aromática y seductora, así como para realizar abluciones en los templos y lugares sagrados.

En la Grecia Clásica el azafrán era muy apreciado por sus propiedades aromáticas y cromáticas. Se utilizaba como remedio para la conciliación del sueño y la atenuación de los efectos de los vinos, para realizar baños perfumados y afrodisíaco.

Los Árabes utilizaban el azafrán en medicina por sus propiedades anestésicas y antiespasmódicas. Introdujeron el cultivo del azafrán en España en el siglo X.

Durante la Edad Media, el azafrán tuvo un gran auge en Gran Bretaña. Durante la época de Eduardo III un peregrino trajo un bulbo de azafrán oculto en el bastón hueco que portaba desde Oriente a la Ciudad de Walden. Se plantó el bulbo y comenzó a reproducirse dando a la ciudad gran prosperidad.

Durante el Renacimiento, Venecia destacó como el más importante centro comercial del azafrán. Por aquel entonces, el azafrán valía más que su propio peso en oro, e incluso hoy sigue siendo la especia más cara del mundo.

El azafrán forma parte de la cultura culinaria.

  • En la India el azafrán es ingrediente imprescindible en recetas de arroces, dulces y helados. Se utiliza en la medicina Ayurvédica para numerosas recetas y en cultos religiosos.

  • En Arabia Saudita, un autentico café Árabe debe tener cardamos y azafrán.

  • En Italia y Suiza, el azafrán es imprescindible en la preparación del famoso Rissotto.

  • En Suecia, es tradición elaborar un pan con azafrán el día de Santa Lucia.

  • En España, el azafrán está en platos como La Paella, la Fabada o el Pote Gallego.

Tostado del azafrán

  • El método tradicional consiste en envolver los estigmas en un papel fino formando una especie de sobre y colocar éste sobre la tapadera de una cacerola puesta al fuego para que tome calor. Después de unos segundos al calor, se trituran las hebras presionando el papel o machacando su contenido en un mortero.
  • Otra forma es tostar las hebras de azafrán durante 15 segundos en el microondas, hasta que queden quebradizas. Entonces se trituran en el mortero disolviéndolas con un poco del caldo de la paella.
  • Preparar un paquetito con papel aluminio que proteja las hebras del calor y poner el paquete durante 2 segundos al fuego. Si tenéis gas podéis dar una rápida pasada al paquete sobre la llama y enseguida soltará un poco de humo. Retirad rápidamente el sobre de la llama para evitar quemar el azafrán.
  • También pyedes pasar rápidamente el paquete de papel aluminio con las hebras de azafrán sobre la llama de un mechero. Moved el mechero por debajo del sobre para que la llama no queme el contenido sino que lo tueste, lo que ocurrirá en pocos segundos.

Café al estilo árabe

Cómo preparar un café árabe

El café al estilo árabe tiene una particularidad: no tiene el mismo color que cualquier café convencional y, además, tampoco su sabor, ya que el contenido de especias que posee le da una peculiaridad bastante singular.

  • 3 tazas de agua
  • 3 cdas cardamomo
  • 2 cdas de café árabe
  • Una pizca de azafrán

Debes comenzar a preparar este café árabe hirviendo el agua. Cuando rompa el hervor, añade el café y baja al fuego al mínimo, dejándolo durante un pequeño lapso y retirando del fuego. Ese será el momento de añadir el cardamomo y el azafrán.

Luego no tendrás más que volver al fuego durante un pequeño lapso y servir de inmediato, colando previamente.

Lo ideal es emplear las clásicas teteras árabes para hacer el servicio y cerrar una velada al mejor estilo del cercano oriente.

Cultivo

El cultivo del azafrán precisa de un clima extremo: temperaturas altas y secas en verano y frías en invierno.

La tierra debe ser seca, calcárea, aireada, plana y sin arbolado.

La plantación de bulbos es una tarea muy penosa, cada bulbo debe colocarse a mano, lo que obliga a caminar agachado durante centenares de metros.

La rosa florece al amanecer y debe permanecer el menor tiempo posible en el tallo ya que se marchita y sus estigmas pierden color y aroma, por lo que son recolectadas en la madrugada.

Se necesiten 85.000 flores para obtener un kilo de azafrán para su consumo.

Los estigmas de la rosa del azafrán presentan un alto grado de humedad, por lo que para su buena conservación se hace necesario secarlos, con el que adquieren su forma definitiva: de color rojo brillante, rígido y sin arrugas.

Con un intenso color violáceo contrastado por el anaranjado de los estigmas y el amarillo de sus estambres, esta flor de la familia de las iridáceas es estéril, es decir, no produce semillas y se reproduce por bulbos.

Su distribución a larga distancia necesita de la ayuda humana. Es una planta perenne que pierde su parte aérea durante la época invernal, conservando únicamente su parte subterránea que es la que acumula las sustancias nutritivas y de la que salen las yemas para formar nuevas plantas dependiendo del clima y la época del año.

El azafrán debe mantenerse en buenas condiciones protegido de la luz y emplearse preferentemente antes de transcurrir un año desde su fecha de producción.

El Azafrán con solo una pizca se obtiene buen sabor y se otorga color a las preparaciones.

  • OFTALMOLÓGICAS: Se utiliza en la preparación de soluciones para la vista por su propiedad descongestiva de la mucosa ocular.
  • DIGESTIVAS: El azafrán puede tomarse en forma de infusión como digestivo. Bastan unas pocas hebras para una taza de agua hirviendo.
  • ESTIMULANTE: Las mismas infusiones son consideradas estimulantes del apetito y afrodisíacas por la creencia popular.
  • PIEL: Suele utilizarse para prevenir enfermedades contagiosas en la piel.
  • DENTICIÓN: Se puede adquirir tintura de azafrán para aplicar en la mucosa bucal como analgésico en la dentición de los niños.
  • DIABETES: El azafrán contiene sustancias que regulan el consumo de glucosa en la sangre, por los que puede ser utilizado en forma terapéutica en la diabetes.

Prueba añadir ginseng y azafrán a tu dieta. Un estudio revela que estos afrodisíacos son los más eficaces, por encima del vino y el chocolate, que sólo tienen efecto en nuestra cabeza.

Analizando todos los estudios realizados hasta hoy sobre sustancias afrodisiacas, los científicos han encontrado que tres sustancias mejoran la función sexual: el ginseng, el azafrán y la yohimbina.

El azafrán tiene un efecto completo, fisiológico y psicológico.

Sin embargo, no se debe abusar del azafrán porque tiene una dosis tóxica.