cafe-aroma

Café, más que una bebida

Diferentes tipos de cafés

Italia, cuna del espresso

Café espresso en Italia

Tomar café adquiere características muy concretas que cada italiano asume como parte de su identidad nacional, y a pesar de todas las variedades y diferencias entre regiones, hay una serie de términos básicos que se repiten.

  • Caffè/Espresso: El término genérico por excelencia, que implica pedir un espresso. Un auténtico espresso italiano se sirve en taza relativamente pequeña de porcelana, la infusión llenará 3 centímetros y debe tener su buena capa de crema. La cantidad es pequeña, entre 20 y 25 ml, pero potente y muy aromática.
  • Caffè Doppio: Si un espresso no te parece suficiente, pide un doppio, ya que no es más que una doble ración de caffè servida en una taza un poco más grande.
  • Caffè Stretto/Ristretto: Suele llevar la misma cantidad de granos de café que el espresso, pero se prepara con menos agua. El resultado es un café muy corto pero de sabor y aromas muy fuertes.

Para apasionados del café en mínimas dosis.

  • Caffè d’Orzo: Una curiosa variedad preparada con granos de cebada que produce una infusión más aguada y sin cafeína. Puede tomarse solo o con leche.
  • Caffè Americano: Aunque comparte la característica con el café servido en EEUU de ser más suave y largo, el americano italiano es más fuerte. Se trata de un café preparado como un espresso, pero al que se añade agua caliente después de la infusión.
  • Caffè Lungo: Es un café largo, es decir, un espresso preparado con más cantidad de agua, normalmente el doble. Así resulta de sabor más suave.
  • Caffè Macchiato: Se trata de un café espresso servido en una taza mediana de porcelana o cristal, “manchado” con un poco de leche caliente, a veces un poco espumosa, pero nunca al nivel del capuccino.
  • Latte Macchiato: Es la misma idea del anterior, pero a la inversa. En una taza alta de cristal se dispone la leche caliente que se “mancha” con un poco de café.
  • Caffè Macchiato Freddo: Es esencialmente un macchiato, pero servido con leche fría o a temperatura ambiente. A veces se ofrece con la leche en una jarrita aparte para que el cliente se sirva a su gusto, o puede añadirla directamente el camarero.
  • Cappuccino: La otra gran estrella del café, en cuyo nombre a veces se cometen crímenes que deberían ser juzgados: un capuccino jamás llevará nata montada. El verdadero capuccino italiano consiste en un espresso con leche y coronado con espuma, servido en taza grande. 
  • Marocchino/Mocacchino: El nombre puede variar según la zona. Es un espresso servido en taza de cristal de medio tamaño, combinado con espuma de leche y coronado con cacao en polvo.
  • Caffè Corretto: En una taza de mediano tamaño, se sirve un espresso con un golpe de licor. Las opciones más demandadas suelen ser con grappa, Sambuca (licor aromatizado con anís), coñac o ron.

En España

Café bombón

El café también es una de las bebidas más populares en España. 

  • Café solo: El café por excelencia, el más simple, pero que puede ser tan distinto según el bar o cafetería que lo sirva. Un buen café solo debe partir de buena materia prima, agua de calidad y ser molido en el momento. Usar la cantidad exacta de café por carga, y disponerse en una taza alta y estrecha de porcelana. Jamás debe recalentarse, para disfrutar del café tiene que servirse al momento.
  • Café cortado: Con la misma cantidad de café que en un solo, se añade leche calentada con un vaporizador y se añade hasta llenar la taza.
  • Café con leche: La cantidad de leche deseada puede variar según el gusto del comensal, así que se suele servir delante del cliente, con el tipo de leche que prefiera. Se prepara en una taza grande.
  • Bombón/biberó/goloso: Lo normal es preparar un café solo en un vaso estrecho de cristal, y a continuación se añade leche condensada. Deja un bonito contraste de colores que se funde cuando el comensal mezcla con la cucharilla.

Café Barraquito

  • Carajillo: El buen carajillo se comienza calentando y quemando brandy con unos granos de café y corteza de limón, que después se añade al café solo preparado. La infusión de alcohol se puede colar o servir con los granos y la piel del cítrico, opción que personalmente me gusta más.
  • Asiático: Su origen se sitúa en el Bar Pedrín, aunque algunas teorías lo remontan al café de recuelo que empleaban los pescadores cartageneros para calentarse. Un asiático consiste en un café solo al que se añade leche condensada, brandy, licor 43 y canela molida. Debe servirse en un vaso o copa de cristal característico, muy caliente. Bien cargado y muy dulzón, es todo un reconstituyente en los días fríos.
  • Belmonte: Típico de la zona mediterránea, un belmonte es básicamente un café bombón con un toque de brandy. Café solo servido en taza o vaso de cristal con leche condensada y el licor.
  • Café del tiempo: Variedad característica de la Comunidad Valenciana, especialmente durante el verano. De preparación sencilla, consiste en un café normal o descafeinado, azucarado, servido frío y con mucho hielo, pudiendo llevar también una rodaja de limón.
  • Leche y leche: Doble ración láctea para los menos aficionados al regusto amargo del café. Se prepara, como el bombón, en una taza o vaso de cristal, donde se vierte la leche condensada. A continuación se llena unos ¾ con el café y se corona con leche cremosa calentada con vaporizador.
  • Barraquito: Especialidad popular en Canarias, a base de café, leche y leche condensada. Puede llevar además licor, canela y limón.

Variedades por Europa

  • Café/Bica: Es la forma más sencilla de pedir un café solo en Portugal, con la variante bica más usada en la zona de Lisboa. Suele ser corto y de fuerte aroma.
  • Café cheio: Variante de nuestros vecinos del café estándar, servido con un poco más de agua caliente.
  • Pingado: Muy semejante a nuestro cortado, es lo que pide un portugués si quiere un café con un poco de leche.
  • Meia de leite/Galão: Dos posibilidades de tomar un café con leche en Portugal. La primera suele ser una taza con la misma cantidad de café que de leche, mientras que el galão se suele distinguir por servirse en una taza o vaso de cristal.
  • Schümli: Término suizo para un café solo común. Lo más habitual es que te lo sirvan en taza, acompañado de una chocolatina y la típica crema de leche en un botecito.
  • Kaffee fertig: Así se llama en Suiza al café mezclado con un licor fuerte, estilo aguardiente.
  • Schwarzer: Denominación del café solo, sin leche ni azúcar, en Austria.
  • Franziskaner: Así se llama en Austria a un café suave preparado con nata montada por encima.
  • Wiener Melange: Variedad vienesa del capuccino. Es un café de variedad suave servido con espuma de leche, aunque debido a que se ha popularizado el término café vienés para llamar al café con nata, se suelen confundir ambos nombres.
  • Café au lait: Es la forma que tienen en Francia para pedir un café con leche calentada con vapor. En ocasiones pueden servir el café y la leche aparte para que el comensal se sirva él mismo.
  • Café crème: Muy parecido al anterior, aunque en este caso el café se sirve en una taza más grande, por lo que se parecería más a nuestro café con leche habitual.
  • Café noisette: Los franceses usan el término noisette (avellana) para referirse al color que adquiere esta variedad, que no es más que un espresso servido con un poco de nata o leche.
  • φραπές/Frappé griego: El conocido frapuccino tiene su origen en el frappé griego, muy popular durante el verano. Consiste en un café generalmente instantáneo servido con hielo y cubierto por espuma.

Al rííí…Cafééééé

Café frappé griego

La mala fama del café en EEUU nos es muy conocida..

En países latinos la tradición cafetera es mucho más fuerte, y cada lugar tiene sus propios términos y costumbres que los diferencian. 

  • Regular Coffee/Coffee: En  Nueva York y Philadelphia, al pedir simplemente un café lo más probable es que recibas un café largo ya preparado con leche o nata, y azúcar. Si lo que buscas es un café solo, especifica que no añadan nada.
  • Red eye/Black eye/Dead eye/Shot in the dark: Variedad de curiosos nombres para referirse a un café más fuerte que al que suelen estar acostumbrados en este país. Se trata de una combinación de expreso con el típico café de filtro por goteo.
  • Café turco: Es el nombre común por el que se conoce hoy a una forma popular de preparar el café en varios países,a. Es un café muy concentrado, espeso, ya que se realiza hirviendo directamente los granos molidos en el agua, cayendo a las tazas donde se sirve, dejando los característicos posos.
  • Tinto/tintico: Que no te extrañe oír en Colombia pedir un tinto a primera hora, se trata de la denominación popular del café solo. Los colombianos suelen disfrutar de su tintico a lo largo de todo el día y lo habitual es degustarlo sin azúcar ni leche, pues la variedad de su café es menos ácida que otras variedades.

Café turco

  • Guayoyo: En Venezuela, café normalmente filtrado preparado con alta proporción de agua.
  • Cà phê sữa đá: Este extraño nombre procede de Vietnam, donde significa “café con leche y hielo”. Consiste en un café filtrado en un pequeño utensilio individual, al que se añade leche condensada y se sirve sobre hielo.
  • Flat white: Especie de equivalente al capuccino en Australia. Se trata de un café corto al que se añade espuma de leche preparada con vapor, servido en tazas medianas.
  • Kaapi/Madras Filter Coffee: Así se conoce al café más popular en las regiones del sur de la India. Puede estar mezclado con achicoria, y se sirve con leche y azúcar, pudiendo incorporar especias.
  • Yuanyang/Ying Yong: Bebida popular en Hong Kong creada a partir de una mezcla de café y té negro con leche evaporada o condensada. Se puede tomar frío o caliente.

Café cubano

Por Mayra Rodriguez

Los cubanos ponen dedicación en cada taza de café que hacen. Es un arte que requiere paciencia y precisión para que quede con la espumita que tanto gusta.

El cafecito se caracteriza por tener un sabor fuerte, pero se balancea con una espumita dulce que se disuelve en el café y endulza ese preciado líquido acabado de colar. Desenpolva tu greca y ve a preparar un cafecito cubano de verdad.

Llena la parte inferior de la greca con agua.
Coloca el colador sobre la base de la greca y llénalo con harina de café hasta el tope.

Comprímelo un poco presionando suavemente la harina hacia abajo con una cuchara. Echa un poco más de café hasta que que no quepa más.

La idea es echar la mayor cantidad de harina de café posible porque mientras más eches más fuerte será el sabor del café. Esta es una de las características principales del café cubano.
Enrosca la pieza superior de la greca hasta que te asegures que quede bien cerrada. Esto evitará que se escape el líquido por la rendija de la rosca cuando comience a colar.
Coloca la greca sobre una hornilla caliente. En unos minutos el café comenzará a percolar. Deja la tapa de la greca abierta para que veas salir la primera coladita del café. Esta primera coladita es bien importante en la preparación del café cubano.
Mientras la greca va calentando, echa azúcar blanca en la taza de medir.

Típicamente se utilizan 2 cucharaditas de azúcar por cada porción de café que se vaya a servir. Por ejemplo: si la greca rinde para 3 tazas pues echa 2 cucharaditas de azucar por cada taza (3 tazas x 2 cucharaditas = 6 cucharaditas).
Tan pronto comience a colar el café, vierta una pequeña cantidad de esa primera coladita de café sobre el azúcar que echó en la taza de medir.

Mezcla el azúcar y el chorrito de café hasta que se forme una pasta de color caramelo. Debes mezclar la pasta hasta que tenga una textura suave. No olvides devolver la greca a la hornilla para que termine de colar.
Una vez la greca haya terminado de colar el café, viértelo lentamente en la taza de medir sobre la pasta de azúcar. Esto va a crear la espumita dulce que estamos buscando. Mezcle bien con una cuchara hasta que la pasta se disuelva en el café y lo endulce.
Sirva el café en una tacita de expreso. No olvide añadir un poco más de espumita sobre el café. Saboree y disfrute su cafecito cubano con espuma.
Este el el proceso para crear el cafecito cubano tradicional. También puedes probar estas otras alternativas.

Café cortadito – café cubano al que se le añaden dos cucharaditas de leche caliente.
Café con leche – café cubano que se sirve en una taza más grandes con partes iguales de café y de leche caliente.

Historia

Como podéis ver, la cultura que rodea al café es todo un mundo, apasionante y complejo, con multitud de términos, costumbres, tradiciones y gustos.

Parece mentira que durante muchos siglos el ser humano pudiera vivir sin conocerlo, considerando el papel tan importante que juega hoy para sociedades de todo el planeta.

Café con Piernas

Café con piernas es un tipo de local de expendio de café creado en Chile, el cual se distingue de los demás por su atractivo de reemplazar cantineros y mozos por atractivas mujeres.

One thought on “Café, más que una bebida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s