Gastronomía Oriental

ESTEBAN CABEZAS

 Pinchos de Tailandia.

Si bien hay otros entrantes thai, el más célebre y popular son estos pinchos a la plancha de carne o pollo (como es en este caso). Con un color amarillento que delata una marinada previa en especies, el sate gai se acompaña de una agridulce y espesa salsa de maní.

Lai thai. Ossa 2294, 9-77592165.

Gyozas de Japón.

Antes nadie conocía las gyozas, esas empanaditas rellenas de vegetales y/o carne. Eso fue antes de que los restaurantes seudoorientales descubrieran y popularizaran aquellas que vienen congeladas, de masa gruesa y con poco sabor. Por lo mismo, vaya al Kintaro y pida las gyozas Kintaro, de masa fina, hechas a mano y realmente buenas. Y de pasada pruebe un atsuage tofu, un bloque frito de ese queso de soya, con cebollín y bonito (el pez) seco. Sano y sabroso.

Kintaro. Monjitas 460, 6382448.

Tortillas de Corea.

Si bien muchos platos coreanos vienen acompañados de un surtido de pequeños platitos de imprevisibles sabores (banchan), también hay entrantes para la espera. Una primera escala puede hacerse con una tortilla de harina y verduras (ku jeon pan) o con unos filetitos de pescado marinados, seng sun jeon.

The Gaon. Manquehue sur 674, 2420082.

Masas y tacos de China.

En algún momento de la vida hay que alejarse de la clásica opción de los wantanes y los arrollados primavera. Y esa alternativa se encuentra en China Village, donde por un lado están esas masitas fritas en forma de dedales y rellenas de verdura y camarones (copitas de oro) o unas tiritas de pollo rebosadas y picantes. Si quiere más, también ofrecen unos tacos que se hacen con hojas de lechuga.

China Village. Salvador Izquierdo 1757, 2777499.

Rollitos de Vietnam.

En esta cocina que privilegia lo fresco y aromático se puede optar por unos rollos en masa de arroz rellenos de vegetales, cerdo y camarones (goi cuon, que a veces hay) o por unos pequeños rolls de masa frita (semejantes a los clásicos arrollados primavera, pero se llaman cha gio) con diversos contenidos a escoger y lechuga y menta para envolverlos antes de la mordida. 

Vietnam Discovery. Loreto 324, 7372037.

Snacks de la India.

En muchos restaurantes indios traen de inmediato un platito con algo extraño y rico para picar. Eso no quita el optar por un surtido de aperitivos, como es el Mix veg snack. Éste trae unas salsitas que sirven para dar cuenta de unas empanaditas de verdura (samosas), unos trozos de queso frito (pakora paneer) y unas pequeñas croquetas especiadas (tikki).

Majestic. Santo Domingo 1526, 6958366.

Croquetas de Medio Oriente.

Bueno, esta es una cocina mucho más conocida, por lo que más de alguien tendrá su opinión propia. Como, por ejemplo, si son más ricos los kubbe (bolitas de carne y burgol) crudos o cocinados. O si el garbanzo luce más como croqueta con perejil (falafel) o en su formato pasta (hummus). O si nunca debe faltar una buena porción de labneh (bolitas de ricotta) en la mesa.

Omar Khayyam. Avenida Perú 570, 7774129.

Samosas de Pakistán.

A diferencia de la cocina india, con la que está fuertemente emparentada, la pakistaní sí incluye la carne de vacuno. Y no hay mejor ejemplo que sus samosas, esas empanaditas fritas y en este caso más grandes, rellenas de carne molida y muy especiada. Si no es su preferencia, tienen unos garbanzos tibios con yogur, cebolla y aliños (chola chat) que son tan sencillos como sabrosos.

Karachi spice. Pedro de Valdivia 3584, 3439819.
 

Siete postres exóticos

De Tailandia:

No se queda atrás esta gastronomía, con platos típicos, como una torta de plátano con caramelo y helado, o con la delicadeza encarnada en una torta de té verde y mousse de chocolate blanco.

Thai house. Manuel Montt 1020, 9191372.

De India:

Nada mejor que un relajante final tras una comida especiada. Y allí está un clásico y refrescante helado hecho con leche evaporada, el kulfi. O, si quiere chanchear, unas bolitas fritas en base a leche nadando en almíbar y agua de rosas, el gulab jamun. Jewel of India.

Manuel Montt 1007, 9851000.

De Corea:

Un postre clásico es el pat bingsu, compuesto de frutas, hielo frappé, helado y puré dulce de poroto rojo. O, como un sencillo final, un aromático ponche frío de mancaqui y canela llamado sujeonggwa.

The Gaon. Manquehue sur 674, 2420082.

De Japón:

Bella e ingeniosa es esta repostería de Oriente. Como puede comprobarse en uno de los postres del restaurante Matsuri, el japonés del hotel Hyatt: crème brûlée de tofu con té verde.

Matsuri. Avenida Kennedy 4601, 9503051.

De Medio Oriente:

los dulcísimos pastelitos árabes son como armas cargadas frente a un diabético (y de cualquiera que esquive a la glucosa). Allí están los baclawa o los ceregli entre muchos otros. Bombón oriental.

Merced 353, 6391069.

De Vietnam:

Pese a contar con buenas recetas que combinan Oriente y Occidente, es una opción decantarse por un postre típico, el khoai lan nuoc dùa, hecho en base a yuca.

Vietnam Discovery. Loreto 324, 7372037.

De China:

No es muy dada a los postres esta milenaria cocina. Pero si quiere acercarse a su lado dulce, en el restaurante Nueva China es posible probar inéditas masitas como tao su, tan ta o qu qi.

Nueva China. Las Condes 8956, 2296311.

MERCADO TAPEI

IMG 7844

 

IMG 7830

IMG 7831

IMG 7834

 

 

IMG 7840

 

 

IMG 7850

IMG 7906

 

IMG 7910

IMG 7913

IMG 7914

IMG 7917

IMG 7918

IMG 7919

 

El Mejor Libro de Cocina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s